Yolanda Oquelí
Movimiento contra la minería en San Pedro de Ayampuc y San José del Golfo, Guatemala
"El Gobierno vela por los intereses de las multinacionales mineras y olvida el bien común"

Yolanda Oquelí es lideresa del movimiento de resistencia pacífica contra la minería en las comunidades de San Pedro Ayampuc y San José del Golfo, Guatemala. Denuncia en esta entrevista como las multinacionales están acaparando los recursos naturales de las comunidades.

20/06/13 · 7:39
Yolanda Oquelí activista contra las multinacionales mineras en Guatemala. / FOTO: Jonathan Martín Macías..

Yolanda Oquelí es activista el movimiento de resistencia pacífica a la minería en Guatemala. Su lucha contra un proyecto minero en San José del Golfo y San Pedro de Ayampuc, dos comunidades a 18 kilómetros de la capital de Guatemala, casi le cuesta la vida. Oquelí trabaja para concienciar a la población de esta zona sobre las consecuencia de estas explotaciones mineras y eso casi le cuesta la vida. Ha recibido amenazas telefónicas, actos vandálicos con pintura contra su vivienda e incluso un desconocido disparó contra ella, el año pasado, cuando viajaba en su coche, atentado del que salió ilesa. Oquelí ha asistido recientemente en Madrid a un encuentro realizado por el Instituto de Estudios Políticos para América Latina y África (Iepala) bajo título "Personas defensores de Derechos Humanos en el punto de mira"

Explica que la resistencia  se ha convertido en una 'puya'  para el Gobierno y las multinacionales similar a las que crecen en la corteza de los árboles del lugar, de ahí el nombre por el que se  conoce al movimiento en la zona: la Puya.

La multinacional canadiense Radius Gold y la estadounidense Kappes, Cassiday & Associates se han asentado en la en San Pedro de Ayampuc y San José del Golfo y :“Estas empresas nos han robado el agua. Utilizan en grandes cantidades para lavar el oro, desvían las fuentes  y construyen sus propias represas, todo esto con la complicidad del Gobierno de Guatemala.”, dice Oquelí.

Además, la contaminación  es otro factor que  preocupa a los habitantes de las regiones en las que se lleva cabo la minería. Desde el movimiento civil pacífico denuncian que los acuíferos  subterráneos que existen en los municipios de San José del Golfo y San Pedro Ayampuc corren peligro de ser contaminados por sustancias como el cianuro. “Nos tratan como ignorantes y dicen que rechazamos el progreso, que construyen carreteras y hospitales, pero en esos hospitales estarán nuestros hijos por la contaminación que implica todo este proceso”  continúa la líder comunitaria.

Yolanda Oquelí también denuncia que contra la población que protesta contra las multinacionales mineras se ejerce la represión del Gobierno de Otto Pérez Molina, estrechamente vinculado a las Asociaciones Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), la organización que agrupa a la cúpula empresarial de Guatemala. “Hemos insistido en dialogar con el Ministerio de Energía y Minas, con Medio Ambiente, pero al fin son del Estado y no hay respuesta, el Gobierno vela por los intereses de las empresas extranjeras y olvida el interés común”, señala Oquelí

Resistencia pacífica

La activista defiende la resistencia pacífica contra la minería que esta zona está liderada por mujeres “Las fuerzas de seguridad antimotines del Ejército llegan y  tiran  bombas lacrimógenas, provocan a la gente para que reaccione y luego criminalizarla. Pero esta resistencia la hemos encabezado mujeres y ellos no  han sabido cómo reaccionar ante la ausencia de violencia. Creo que por eso han decidido eliminarme”, afirma en referencia al atentado que sufrió el año pasado. “Tras los disparos que intentaron acabar con mi vida,  me empoderé más, supe que la lucha no violenta estaba desequilibrando al Gobierno.  La violencia genera más violencia, nuestras únicas armas han sido las cámaras para registrar nuestras protestas y la fe”, afirma.

La resistencia pacífica a la minería ha inspirado otras iniciativas como el movimiento estudiantil en la capital, que protesta contra la influencia del sector empresarial en los programas de educación.
Las manifestaciones de las comunidades rurales en Guatemala han sido con frecuencia vinculadas por el Gobierno a la droga y al crimen organizado. Por ello, desde organizaciones como el Centro de Medios Independientes de Guatemala o la Marcha Indígena Campesina y Popular "se ha denunciado la existencia de grupos criminales, pagados por empresarios y finqueros, que se infiltran en los movimientos y asesinan a sus líderes o inician la violencia en las protestas.  En la comunidad vecina de Santa María del Xalapán cuatro líderes comunitarios fueron secuestrados a principios de 2013 y otros dos murieron asesinados".

Juicio a Ríos Montt

El pasado 20 de mayo la Corte Constitucional revocó la sentencia que acusaba al exdictador militar Efraín Ríos Montt de un delito de genocidio contra las comunidades indígenas ixiles. “La anulación del proceso era un compromiso de la Corte Constitucional con Otto Pérez, él sabe que cuando deje de estar en el poder y pierda su inmunidad también será juzgado. Es preocupante que Europa no se pronuncie contra esta decisión esta sentencia abría una esperanza para hacer justicia  en Guatemala".

Tags relacionados: Guatemala minas de oro
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

1

  • |
    Jorge Arriaga
    |
    Vie, 06/21/2013 - 01:19
    <br />Una extraordinaria mujer del Siglo XXI, con una conciencia de pletórica de humanidad.
  • Tienda El Salto