"No vamos a ganar la huelga para que los sindicatos mayoritarios se sienten al pasteleo de nuevas mesas de negociación"

Este sindicalista nacido en Baeza en 1956 ocupa el cargo desde febrero de 2008. En un acto organizado recientemente por DIAGONAL, Ceacero afirmó que la reforma laboral no sólo es un ataque a los sindicatos, sino “contra toda la clase obrera”. En un contexto de “cinco millones de parados y un Gobierno arrodillado ante la banca y el FMI”, Ceacero subrayó la importancia de la “unidad” para impedir las medidas.

28/09/10 · 8:00

Elena: Actualmente trabajo en la empresa Coritel, donde CGT tiene la mayoria en el comité de empresa. Desde que entré han conseguido ciertos cambios: que no sea necesario que vayamos vestidas/os de traje y podamos ir más informal. Algo que se agradece de verás. Pero en esencia las cosas siguen igual. Desde el inicio de la crisis, sufrimos ERE encubiertos , y un largo etcétera de explotación capitalista. A todo esto la CGT, calla o no responde, que viene a ser lo mismo. Mi pregunta es... ¿No crees que vuestra obsesión por convertiros en el tercer sindicato del Estado, entrando gracias a las eleciones sindicales, en los centros de trabajo sin hacer ruido, sin hacer cosas realmente diferentes, sin que la gente sepa qué está votando, os supone una deriva reformista que aunque obviamente dista de la de los sindicatos mayoritarios, vuelve a plantificarnos a las y los trabajadores en el mismo escenario de imposibilidad real de cambio de las cosas? Un abrazo y a ver si cambiamos las cosas de verdad.

Jacinto Ceacero: Salud Elena. De ninguna de las maneras es admisible la concepción de partida de tu pregunta, es decir, que el Comité de Empresa consigue mejoras por sí mismo al margen de los y las trabajadoras. Los Comités de Empresa, según los concebimos desde la CGT, son sólo portavoces de la asamblea de trabajadores y trabajadoras a las que representan, jamás pueden ni deben actuar sin el conocimiento de la asamblea ni en contra de sus intereses. Los delegados y delegadas de CGT responden a la ética libertaria, es decir, tenemos meriadiamente claro, que nos debemos a las personas que nos han elegido, no creemos en la delegación del poder, nadie va a resolvernos los problemas sin nuestra participación ni compromiso. El modelo anarcosindicalista de la CGT nunca se gesta al margen de los y las trabajadores de la empresa en la que se haya inserta nuestra sección sindical sino que somos el instrumento de trabajo que como trabajadores y trabajadoras precisamos.

No estamos obsesionados con ser una fuerza sindical, lo que queremos es que se produzcan avances en la línea de la emancipación definitiva de la clase trabajadora.

Por supuesto, la CGT por acuerdos de Congreso no firma ni firmará jamás Expedientes de Regulacion de Empleo que signifiquen pérdida de puestos de trabajo.

Como trabajadoras no permitáis que nadie os calle. Exijamos, dotémonos de sindicatos de lucha que respondan a nuestros intereses. Para ello, la mejor receta es afiliarse a los mismos, luchemos codo con codo con los que ya forman parte de CGT. Tienes que estar segura que en CGT vas a encontrar apoyo para canalizar tus necesidades de rebeldía y disidencia.

***

Malatesta rampante: A mucha gente le rechina que sindicatos como CGT o CNT, aun teniendo unos argumentos y convocatorias propias, han decidido coincidir con los sindicatos pactistas en el día de convocatoria. Ya me consta que convocarla otro día, dado el ninguneo mediático y que tampoco iba a ser masiva, restaría empaque a la misma, pero quizás coincidiendo con la de empleados públicos del día 8 si habría contado con un digno seguimiento. ¿Cuáles son los motivos que han llevado a la CGT a convocar esta huelga coincidiendo con CC.OO. y UGT? ¿No queda bastante diluida vuestra convocatoria?

J.C: La CGT está formada por hombres y mujeres valientes, con capacidad de enfrentarse a la patronal, con ganas de anteponer sus puntos de vista privados a las necesidades de la mayoría social. Así lo venimos demostrando día a día con nuestra acción sindical y social. Tenemos meriadiamente claro que para que una Huelga General sea un éxito, y esta huelga necesita serlo, debe pasar porque los sindicatos mayoritarios se dignen a convocarla. El problema no es que CGT convoque o no huelga general en solitario, sino que la Huelga General sea un éxito. Lamentablemente, para que esto ocurra es preciso que UGT y CCOO como sindicatos mayoritarios hayan procedido a la convocatoria de huelga. Lo importante no es cómo queda la CGT en este envite, lo importante es la capacidad de movilización social que se consiga el próximo 29 de septiembre, porque de lo que se trata es de valorar lo mucho que tenemos que perder la totalidad de la clase trabajadora del Estado español con un fracaso de la huelga. CGT siempre va a apostar por esa mayoría social frente a cualquier tipo de sectarismo.

CGT ha hecho su hoja de ruta consistente en lograr que se llegue a convocar la huelga general y que cuente con los suficientes avales para que sea un éxito. Ahora bien, la respuesta del día 30 es la importante. Para CGT será inadmisible que CCOO y UGT se vuelvan a sentar con la patronal y el gobierno sin que no se hayan derogado las leyes que nos asfixian actualmente como son el real decreto de medidas para reducir el déficit público, la reforma laboral y la futura reforma de las pensiones. Para CGT el día 29 es el inicio de una nueva etapa en la que los trabajadores y trabajadoras nos pongamos de pie y plantemos cara a las políticas de los mercados y los gobiernos.

"Lo importante es la capacidad de movilización social que se consiga el próximo 29 de septiembre"

***

Arturo: Crees que va a salir reforzado el sindicalismo revindicativo de la CGT, tras la huelga general, y si eso es así, ¿cómo crees que se reflejará en los medios?

J.C: Lo importante es el éxito de la Huelga General y no el papel reforzado o empobrecido con el que pueda resultar la CGT. Lamentablemente, entendemos que la CGT está siendo sometida a lo que llamamos el “muro de silencio” por parte de los medios de comunicación, incluso los públicos. Lo hemos hecho saber en otros foros, y aquí aprovechamos para decirlo: CGT exige su porcentaje proporcional en función de su representatividad de cara a la presencia en los medios públicos. CGT saldrá fortalecida en la medida en que sea una organización coherente, ética y le sirva como instrumento de lucha a los y las trabajadoras y las clases populares de este país.

***

Ramón Calandria: Y el día 30 de septiembre, ¿qué va a pasar? ¿podemos esperar que comience un ciclo distinto o va a continuar el sainete de los pactos y la paz social?

J.C: No vamos a ganar la huelga para que los sindicatos mayoritarios se sienten al pasteleo de nuevas mesas de negociación. No vamos a aceptar que tras la huelga se sienten los sindicatos si no se han derogado las leyes que regulan la reforma laboral o el plan de ajuste para reducir el déficit público. La huelga general va a ser el principio para sentar las bases de un nuevo modelo social, de unas nuevas reglas de juego alternativas a las reglas de juego del capitalismo y neoliberalismo. No vamos a la hulega general para salvar al capitalismo y seguir hablando de productividad, desarrollismo, competividad... Basta ya de políticas antisociales y antiecológicas. CGT va a estar ahí con sus personas, sus recursos, sus propuestas, sus ideas, su ganas de luchar para, codo con codo, contribuir a cambiar el mundo.

***

Carlos: En los orígenes de la CGT se habló de entrar en los Comités de Empresa para "vaciarlos de contenido" e "ir disolviéndolos" en beneficio de las secciones sindicales y las asambleas de los puestos de trabajo. 30 años después hay que reconocer que los C.de E. se han institucionalizado, siendo CGT uno de sus principales valedores y partícipes. Ello ha llevado a crear un cuerpo burocrático, liberados (tu mismo eres uno de ellos) y gente que se dice muy anarquista pero lleva años sin pisar por su puesto de trabajo. Creo que la estrategia ha fallado, el subvencionismo y la participación en elecciones ha hecho de la CGT una parte más del poder; alternativa, buenrollista, "rojilla" como lo quieras ver, pero partícipe a fondo del sistema. Estimo que hay que volver a los orígenes, sin tanta subveción y sin liberados. ¿Cómo ves esto?.

J.C.: En 1984, tras el Congreso de Unificación de la inmensa mayoría de los sindicatos anarcosindicalistas de este país, estos sindicatos deciden presentarse a las elecciones sindicales para acercar la realidad del anarcosindicalismo a los y las trabajadoras de este periodo histórico y para ello optan libremente por la participación en las elecciones sindicales. La participación en los comités de empresa, y no le quepa la menor duda a todo el espectro sindical y clase trabajadora de este país, es que la CGT va a provocar que la toma de decisiones sobre el futuro laboral en cualquier empresa se deposite en la asamblea de trabajadores de esa empresa. Toda vez que la CGT participa en los comités de empresa, los sindicatos mayoritarios están optando por llegar a acuerdos al margen de los comités de empresa. En consecuencia, la CGT defiende los comités de empresa por ser el órgano elegido democraticamente por los trabajadores y trabajadoras de la empresa, aún a sabiendas de que para la CGT los comités de empresa siempre van a estar al servicio de los trabajadores y trabajadoras a los que representan.

Con respecto a la observación de los liberados sindicales, forma parte de una campaña mediádica de extrema derecha para acabar con cualquier atisbo de poder popular, de poder de la clase trabajadora. Se trata de denigrar el sindicalismo. Pero, efectivamente, yo soy delegado sindical de enseñanza, y por acumulación de horas sindicales de varios delegados sindicales, en este sector, es más adecuado juntar las horas sindicales de varios delegados y delegadas para “liberar” a una persona a tiempo completo y con ello propiciar que se puede designar a un sustituto y que el alumnado siempre tenga al mismo profesor o profesora a lo largo de todo el año.

Las demagogias son absurdas. Nadie se ha rasgado las vestiduras cuando entregábamos dinero a manos llenas para reflotar la banca y ahora miserablemente miramos con lupa las pequeñas historias que nos señalan los poderes. Hay que ver los árboles, nosotros somos los primeros en intentar verlos, evitar cualquier tipo de comportamiento ajeno a la ética y los valores libertarios, pero también hay que ver el bosque. Esto sólo se logra si se está organizado, desde la soledad es más difícil la verdadera crítica.

En la CGT no hay ni subvenciones ni liberados. En la CGT hay exigencia de que se nos renonozcan y apliquen los derechos, en este caso sindicales, que durante años ha conseguido la clase trabajadora por ella misma. Otra cosa es el uso que se hace de esos recursos. En este sentido, CGT se siente orgullosa del uso de los recusos, de sus delegados y delegadas sindicales, de su trabajo siempre antisistema que ejercemos. La demagogia en el fondo lo que representa es desconocimiento de la realidad, ausencia de acción sindical

"Nadie se ha rasgado las vestiduras cuando entregábamos dinero a manos llenas para reflotar la banca y ahora miserablemente miramos con lupa las pequeñas historias que nos señalan los poderes"

***

Pepe: Parecerá la eterna pregunta, pero ¿para cuando una posible unión de estrategia entre CGT, CNT y sindicatos libertarios pequeños? esto daría un movimiento libertario fuerte y posible. Para ello he de reconocer que todos tendríamos que ceder: dejar de recibir subvenciones, el tema de los denostados liberados sindicales, una estrategia libertaria real; pero yo creo que aun es posible.

J.C.: Lamentablemente, las campañas de la derecha dejan su huella, incluso entre los más intrépidos. CGT no recibe subvenciones, CGT no tiene liberados. CGT tiene horas sindicales para desarrollar su acción sindical y eso es un derecho que han logrado muchas luchas de muchas generaciones de hombres y mujeres anteriormente. Es falsa cualquier otra interpretación. CGT optó por presentarse a las elecciones sindicales hace ya 25 años y se siente satisfecha del balance ya que interpreta que los postulados anarcosindicalistas han llegado a la realidad del día a día en las empresas. Nadie regala nada a CGT, es más lo despreciaríamos si así fuera.

En mi tierra, yo soy de Andalucía, hay mucha propaganda contra los jornaleros y jornaleras que reciben el subsidio de desempleo y, alguien dice, que además hacen otros trabajos de economía sumergida, por ejemplo, trabajos precarios, trabajos sin contratro, en definitiva subsistencia pura y dura. Yo digo, efectivamente, vamos a impedir todo tipo de fraude pero con dos premisas previas. Primera, no habrá fraude cuando los jornaleros y todos los trabajadores en desempleo cobren al menos 1.200 euros mensuales hasta que encuentren un trabajo y dos, hay que empezar a controlar el fraude cuand no se dé ninguna subvención a los ricos, latifundistas y aristócratas criminales que reciben dichas subvenciones por el hecho de ser propietarios. Estamos hartos de demagogia barata.

***

Enrique: ¿Tiene algo que reprochar a las principales centrales sindicales, tanto en relación con la Huelga como en el trabajo sindical de los último años?

J.C.: La huelga ha llegado tarde y eso es responsabilidad de los sindicatos mayoritarios. La CGT se siente protagonista en esta huelga, no somos invitados, tenemos nuestra propia convocatoria, y les hemos forzado, condicionado, obligado, a que convoquen esta huelga. Con respecto a su modelo sindical en los últimos años, sin duda, son los responsables del desprestigio actual del sindicalismo. Han aceptado el diálogo, social la negociación siempre a la baja de los derechos laborales y sociales de los y las trabajadoras. El poder popular que le han asignado sus representados lo han puesto al servicio de la patronal, de los gobiernos y las multinacionales. No tienen credibilidad y con ello perjudican directamente a toda la clase trabajadora y sus legítimos derechos. En cualquier caso, no es el momento de hacer leña del árbol caido aunque con su conducta nos hayan arrastrado a todos los sindicatos al desprestigio. Lo importante ahora es reflexionar y que el sindicalismo vuelva a ser considerado como una herramienta útil para la transformación social, para sentar las bases de una nueva sociedad basada en la justicia social, la libertad y la autogestión. Desde CGT luchamos por esa dignificación del sindicalismo porque con ello ganaremos todos y todas.

***

Enrique: ¿Qué relación tiene la CGT con los tres principales partidos políticos nacionales (PP, PSOE e IU)?

J.C.: CGT no es el brazo sindical de ninguna organización política, por eso somos anarconsindicalistas. CGT está formada por trabajadores y trabajadoras adultas, que se sienten autónomas, protagonistas de su fututo y conscientes de que las mejoras vendrán en función de nuesta capacidad de lucha. Cada uno debe hacer su propio análisis. CGT es una organización sindical y social, que aspira a mejorar las condiciones laborales de los y las trabajadoras y aspira a transformar el mundo, teniendo meridianamente claro que las decisiones que tome se van a tomar en sus asambleas.

***

Mariano: ¿Qué mecanismos de funcionamiento interno fallan en CGT para impedir que haya nazis infiltrados en sus comités de empresa y no se les pueda echar con la contundencia que merecen? Me refiero al caso de "Aguilar", ya que el no pago de las cuotas -lo único ocurrido hasta el momento- no significa su expulsión directa, si no que se necesita una asamblea que apruebe la decisión, y como esto último no ha ocurrido todavía si pagara de nuevo las cuotas se podría volver a presentar para el comité de empresa.

J.C.: De ningura de las maneras comparto tu opinión.En CGT no se admite, ni se da cobertura, ni se mantiene ningún tipo de connivencia con personas que se proclaman fascistas, racistas, xenófobas, etc. Por otra parte, CGT es una organización democrática y de acción directa en la que las decisiones las toman sus asambleas. No queremos ni cúpulas, ni iluminados, ni dirigentes, ni burócratas, ni nada que se les parezca. Todo proceso democrático lleva su tiempo formal de toma de decisiones. No creemos en el estalinismo, ni el ejecutivismo, ni el autoritarismo, ni en que ningún jefe tome las decisiones. Las asambleas de los sindicatos de CGT son quienes toman las decisiones de afiliación y también de expulsión. Ese mecanismo funciona, tiene sus tiempos y sus procedimientos. Pero no creemos en salvapatrias, ni iluminados que nos marquen los ritmos.

Toda vez que se detecta una persona de tendencia racista, fascista, xenofoba en la CGT, esa persona termina inexorablemente fuera de la CGT, y la decisión la adopta el órgano competente y ese órgano se llama asamblea. Que a nadie le quepa la menor duda.

"No creemos en el estalinismo, ni el ejecutivismo, ni el autoritarismo, ni en que ningún jefe tome las decisiones"

***

Aitor Mena: Teniendo en cuenta que CGT no es la CNT-AIT porqué esta ya existe, ¿por que motivo la CGT continua reclamando el patrimonio historico de la CNT-AIT con demandas en el tribunal supremo? ¿Como se pueden conjugar las propuestas de unidad de acción con ataques de este tipo al patrimonio de otra organización?

J.C.: La realidad es que existe la CNT-AIT y la CGT. Las dos tienen sus tiempos, su historia y sus claves. Y la realidad es que en determinados lugares, los sindicatos históricos, aquellos que procedían de los sindicatos de la CNT antes de la guerra civil, hoy son parte de los sindicatos de la CGT. Por tanto, nos sentimos legitimados a reivindicar que el patrimonio de ese lugar concreto, le corresponde, en estos casos y nunca jamás en otros, a los sindicatos de la CGT y, por eso tienen presentadas estas demandas. Pero en cualquier caso, no es una línea de trabajo prioritaria en la CGT actualmente. Para la CGT es más importante la lucha contra el patrimonio sindical acumulado que la lucha contra el patrimonio histórico. Tenemos claro que nuestro enemigo de ninguna de las maneras son las personas que forman parte los sindicatos de CNT-AIT.

Deseamos que la CNT parta de este mismo principio. De lo que se trata ahora es de hacer acción sindical y social anarconsidicalista, libertaria, anticapitalista.

***

Robin Jud: Jacinto, CGT siempre me ha parecido un sindicato muy curioso, variopinto en sensibilidades, modos y formas. Un sindicato que se dice anarcosindicalista, en pleno S.XXI estará lleno de contradicciones. Desde tu punto de vista, ¿cuáles son las facetas más anarquistas de la CGT y cuáles son las cuestiones más mejorables en términos de los ideales y prácticas libertarias?

J.C.: Ser anarcosindicalista en elsiglo XXI no es pintoresco, es arriesgado, comprometido, supone el hostigamiento de los medios, de la patronal, de la empresa, supone la represión y el despido en muchos casos. Por tanto, es algo real y que presenta mucha dificultad en el día a día. Por supuesto es mucho más arriesgado que ser parte del sistema. Por tanto, mi reconocimiento a todas aquellas compañeras y compañeros que día a día defienden los colores y la bandera de la CGT, sus ideas, sus propuestas y eso a costa de su propio puesto de trabajo. Son muchos los ejemplos que podríamos poner sobre la mesa. Por tanto, menos frivolidad sobre lo que representa ser anarcosindicalista hoy.

Lo más anarquista de la CGT es que no nos creemos la autoridad de nadie. El secretario general de cualquier ente de la CGT es sólo un cargo de gestión, jamás de decisión. Nadie nos condiciona, nadie nos dice lo que tenemos que hacer, tenemos nuestras propias ideas, nuestras propuestas, nuestros criterios, nuestros acuerdos. Vivimos en esta sociedad, estamos insertos en la misma y desde ahí, con la complicidad de muchas gentes, intentamos cambiar el mundo día a día.

"Nadie nos condiciona, nadie nos dice lo que tenemos que hacer, tenemos nuestras propias ideas, nuestras propuestas, nuestros criterios, nuestros acuerdos"

***

Beatriz: Aparte de cuestiones casi anecdóticas, como que un personaje como Ynestrillas alabe comunicados de CNT y se haga eco constantemente de textos suyos, a temas más graves como la infiltración nazi en CGT ¿Se hace algún trabajo específico desde CGT para luchar contra el racismo y la xenofobia en los tajos? ¿cómo valora CGT el avance de la extrema-derecha en Suecia, o más cerca las expectativas electorales en Catalunya (Anglada y su Plataforma por Cataluña) y Valencia (España 2000, que además ha impulsado un sindicato propio, el Sindicato Independiente de la Comunidad Valenciana)?

J.C.: CGT mantiene un compromiso eterno contra el racismo. La xenofobia, el racismo, el autoritarismo y cualquier otra seña de identidad que no responda a la justicia social y la libertad, nos repugna en la CGT. Así lo demostramos dia a dia en nuestros locales, en los conflictos en los que estamos y participamos. Creemos en la igualdad absoluta entre las personas sin diferencia por su origen, etnia, profesión... Creemos que todos esos calificativos son impuestos para dividirnos. Creemos en la clase trabajadora y que esa clase es universal, que abarca a todos los continentes. Jamas nos encontraréis en el lado de la trinquella distinto al de la igualdad, al de los compañeros y compañaras migrantes, siempre frente a los brotes nacionalistas o xenófobos.

La extrema derecha está creciendo políticamente en Europa. También en España. Frente a ello, nuestro mensaje sigue siendo el mismo, no creemos en las opciones electorales. Los trabajadores y trabajadoras somos capaces de transformar el mundo, de sentar las bases de un mundo nuevo. El avance de la extrema derecha es propio de una sociedad en retaguardia, conservadora, a la ofensiva, una sociedad nacionalista, que ven a los demás como un peligro, que tienen miedo de los extranjeros... Todo ello, tiene posibilidades de ser de otra manera. CGT lucha por ello dia a dia.

J.C. Despedida Salud y éxito para la huelga general porque la huelga general es de la clase trabajadora de este país.

Tags relacionados: Jacinto Ceacero Fascismos
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

4

  • |
    anónima
    |
    Mié, 10/27/2010 - 00:27
    ¿Como es posible que digas que CGT no recibe subvenciones? te adjunto un enlacel del BOE de 24/02/2010 en el que se publican las subvenciones otorgadas a los didtintos sindicato. Como dicen en mi pueblo, "donde hay papeles callan barbas". Lo mismo Jacinto dice que este dinero no son subvenciones....
  • |
    anónima
    |
    Mar, 10/05/2010 - 15:27
    <p class="spip">CGT SÍ RECIBE SUBVENCIONES DE ESTADO Y EMPRESAS, COMPAÑEROS LO CONTRARIO ES MENTIR. SOLO HAY QUE CONSULTAR EL BOE Y LO VERAŚ</p> <p class="spip">http://www.kaosenlared.net/noticia/nota-prensa-subvenciones-sindicatos</p> <p class="spip">EN CGT TAMBIÉN HAY PERSONAS QUE VIVEN DEL SINDICALISMO, NO DE TRABAJAR.</p> <p class="spip">CON HONESTIDAD POR FAVOR, NO CREAR CONFUSIONISMOS-REVISIONISMOS ESTÉRILES</p>
  • |
    anónima
    |
    Lun, 10/04/2010 - 12:07
    <p class="spip">Realizo funciones de gestor de la Secretaría de Finanzas en CGT-Telefónica, y puedo afirmar con rotundidad absoluta que CGT no recibe ninguna subvención empresarial ni gubernamental. Sólo recibe ingresos por las cuotas de sus afiliados y donativos -de porcentaje ínfimo- de simpatizantes y/o afiliados. Todo esto es demostrable y se comprueba por todo aquel afiliado que lo desea en cualquier momento. El estado de cuentas, está permanentemente auditado.</p> <p class="spip">Sobre los liberados, decir que el uso que se haga de las horas sindicales depende de la moral y la ética de los delegados y del control que hagan las propias secciones sindicales. En Telefónica somos muy estrictos, pero sabemos que los sindicatos los hacen las personas y algún garbanzo negro se puede colar en la sopa. Lo que hay que hacer es denunciar cualquier caso de abuso o mal uso de esas horas sindicales y resolverlo de inmediato.</p> <p class="spip">Salud y anarcosindicalismo</p>
  • |
    anónima
    |
    Dom, 10/03/2010 - 21:15
    <p class="spip">SÍ TENÉIS LIBERADOS Y LLEVÁIS SUBVENCIONES. COMO PUEDES DECIR LO CONTRARIO, ESO ES MENTIR.</p> <p class="spip">HACIA UNA UNIDAD DEL ANARCOSINDICALISMO, PERO CON HONESTIDAD, TODOS CEDIENDO Y CON DIGNIDAD COMPAÑERO</p>
  • separador

    Tienda El Salto