ENTREVISTA // CARLOS GARCÍA CASTAÑO, ABOGADO EXPERTO EN DERECHO PENITENCIARIO
“No ha habido especial colapso”

Como responsable del
Servicio de Orientación
Penitenciaria del Colegio
de Abogados de Madrid,
García ha realizado una
gran labor para facilitar
la revisión de condenas.

, Madrid
30/03/11 · 8:00
Edición impresa

DIAGONAL: A dos meses de la entrada
en vigor de la reforma, ¿hay
datos sobre cuántos presos se han
beneficiado de la revisión de penas?

CARLOS GARCÍA: Entiendo que a
fecha de hoy, no existe un número
oficial de condenados que se hayan
visto beneficiados por la reforma.

Hay que distinguir entre beneficiados
y excarcelados. No sólo se
benefician los condenados a penas
privativas de libertad, sino que, por
ejemplo, en los delitos contra la seguridad
del tráfico, se establecen
tres penas como alternativas, prisión,
multa y trabajos, cuando antes
sólo había dos. Además, los condenados
a penas privativas de libertad
a los que se les ha revisado sus penas
han podido ser excarcelados
porque la nueva pena ya ha sido
cumplida, o bien han visto reducida
su pena, aunque les quede todavía.

En el momento de entrada en vigor
de la reforma, el 23 de diciembre
de 2010, en muchos periódicos
aparecieron unos datos que supuestamente
provenían de fuentes judiciales
y de Instituciones Penitenciarias,
y que cifraban las excarcelaciones
en unas 3.600 personas. Se
decía que la reforma afectaría a las
penas del 22% de los condenados,
unos 13.000 presos. Sin embargo,
todos estos datos son relativos, ya
que respecto a las excarcelaciones
habría que delimitar la fecha: ¿Nos
referimos a las excarcelaciones a 24
de diciembre o nos referimos a las
que se producirán a lo largo de los
tres próximos años de personas cuyas
penas se han visto reducidas?

Respecto a los afectados por la reforma,
sólo tras las correspondientes
estadísticas judiciales, que no
creo que estén todavía recogidas, se
podrá determinar su número.

D.: ¿Se ha producido el temido colapso
de los Juzgados y Audiencias?

C. G.: En primer lugar, si tenemos
en cuenta que en 1995 se produjo el
cambio total del Código Penal, y por
tanto hubo un proceso de revisión
de penas que afectaba a la totalidad
de los condenados, podemos pensar
que el actual proceso de revisión
es muy reducido. Por aquel proceso,
se pasaba del cumplimiento de
condenas con redención de penas
por el trabajo a condenas sin ella.
Sobre todo, la revisión actual afecta
al tipo básico de los delitos de tráfico
de drogas cuando la sustancia
causa grave daño a la salud, a los
delitos contra la seguridad del tráfico,
y al tipo del delito contra la propiedad
intelectual que se venía imputando
a los ‘manteros’.

No creo que el proceso de revisión
haya generado un especial colapso
aunque, si tenemos en cuenta
que ya había muchos juzgados o tribunales
saturados, el proceso de revisión
lo ha aumentado. En Madrid,
la mayor parte de los órganos judiciales
han terminado, o están a punto
de hacerlo, las revisiones que
ellos mismos han promovido de oficio.
Para las que solicitan directamente
los condenados no existe límite
temporal para pedirlo.

D.: ¿Las administraciones responsables
han implementado algún tipo
de medida ante los cambios?

C. G.: El propio texto de la reforma,
prevé que “el Consejo General del
Poder Judicial podrá asignar en exclusiva
a Juzgados o secciones de
las Audiencias Provinciales la revisión
de las sentencias”. Sin embargo
creo que sólo en Madrid se ha
realizado esa atribución de competencias
en exclusiva.

Desconozco cómo se han organizado
en otros sitios. En Madrid la
Audiencia Provincial, ya desde julio
de 2010, un mes después de la publicación
de la reforma en el BOE,
comenzó el proceso de revisión:
acordaron a qué supuestos afectaba
la reforma y se coordinaron con el
Colegio de Abogados para que, en
los casos que correspondiera, al
condenado le fuera designado abogado
del Turno de Oficio, a fin de
acelerar el proceso. Bastante tiempo
antes del 23 de diciembre muchos
casos tenían auto indicado si
procedía o no la revisión.

Sin embargo, los Juzgados de Ejecuciones
Penales, (los encargados
de las condenas de los juzgados de
lo penal), no se han organizado tan
bien, y aún siguen con el proceso.

Artículos relacionados en este número:

LEGISLACIÓN // EL NUEVO CÓDIGO PENAL, EN VIGOR DESDE EL 23 DE DICIEMBRE AMPLIA EL NÚMERO DE DELITOS CASTIGADOS CON CÁRCEL
_ [Una nueva reforma penal populista->14230]
_ Por R.M.C. / Madrid

[La legislación penal española se aleja de los principios del derecho penal->14132]
_ Por Alvar Chalmeta / Madrid

Tags relacionados: Número 146
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador