CASO JUN' //
Ningún vecino ha denunciado usurpaciones de vivienda

A más de un mes de que saltara la
noticia sobre una usurpación masiva
de vivienda en el municipio granadino
de Jun, ninguna familia ha
denunciado estos presuntos hechos
ante la Guardia Civil. Según han informado
desde el primer momento
tanto el diario local La Ideal como
la edición andaluza del diario El
Mundo, ni al Instituto Armado ni a
la Subdelegación del Gobierno les
consta todavía ninguna denuncia
por allanamiento y usurpación de
vivienda, pese a las reiteradas declaraciones

07/05/06 · 23:24
Edición impresa

A más de un mes de que saltara la
noticia sobre una usurpación masiva
de vivienda en el municipio granadino
de Jun, ninguna familia ha
denunciado estos presuntos hechos
ante la Guardia Civil. Según han informado
desde el primer momento
tanto el diario local La Ideal como
la edición andaluza del diario El
Mundo, ni al Instituto Armado ni a
la Subdelegación del Gobierno les
consta todavía ninguna denuncia
por allanamiento y usurpación de
vivienda, pese a las reiteradas declaraciones
del alcalde, José Antonio
Rodríguez, en este sentido.

El caso trascendió a la prensa de
ámbito estatal el 31 de octubre
cuando los portales de los principales
diarios recogieron la noticia de
que una veintena de familias había
expulsado de sus viviendas a los
habitantes de un bloque para después
quedarse con los inmuebles.

Tal y como relataron la mayoría de
los medios de comunicación, que
usaron en todo momento el término
“okupas” para referirse a los supuestos
asaltantes, los desalojos se
produjeron de manera violenta y
con amenazas. El alcalde, perteneciente
al PSOE, llegó a declarar que
uno de los intrusos le había encañonado
con un arma de fuego.
En declaraciones a La Ideal, recogidas
por la agencia Liberinfo,
el subdelegado del Gobierno aseguró
que “el dueño de la mayoría
de los pisos que han sido ocupados,
que estaban todos vacíos, ha
denunciado eso: la ocupación.
Nada más”. En consecuencia, la
Guardia Civil sí desalojó a diversas
familias gitanas que, procedentes
de la capital, habían ocupado
desde hace meses viviendas vacías
en la localidad. El desalojo se
produjo de forma pacífica.

Datos dispares

La ausencia de denuncias supone
un enigma, porque sí ha habido familias
que han abandonado su residencia
en el bloque. De nuevo, las
versiones no coinciden: el alcalde
habló en principio de 24 familias,
para reducirlas después a 17. Para
Juan Prieto, portavoz de Izquierda
Unida en el Ayuntamiento, el número
no pasa de dos, “que además ya
han regresado a sus hogares y han
negado públicamente el haber recibido
ninguna amenaza”. Prieto ha
declarado a este periódico que, de
hecho, el bloque en cuestión albergaba
47 pisos, “de los cuales sólo
tres estaban ocupados legalmente”.
El concejal de la coalición señala
que en torno a siete familias
más habían ocupado desde hace
meses algunos de los pisos.
“Incluso estaban empadronados
en el pueblo”, asegura.

Los pisos afectados por la trama
son propiedad en su mayoría de la
familia Méndez Rodríguez Acosta.
Prieto desmiente a la Subdelegación
del Gobierno, y asegura que los
propietarios “no han abierto la boca
en ningún momento” de la crisis.
“Ha sido el alcalde el que ha
hablado todo el tiempo”, destaca.
Izquierda Unida ha denunciado
que detrás de los sucesos puede
haber intereses inmobiliarios, motivo
por el que el alcalde amenaza
con presentar una querella contra
los concejales de la coalición.

Tags relacionados: El Mundo José Antonio Rodríguez
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto