Neocolonialismo y prepotencia de Europa, al dictado del imperialismo

Pasados catorce días del 'secuestro' de Evo Morales en el aeropuerto de Viena, al serle negado sobrevolar el espacio aéreo de Francia, Italia, Portugal y España, el Gobierno español ha pedido disculpas sobre "las incidencias por las que tuvo que pasar el señor presidente [de Bolivia]. El autor de este análisis repasa los hechos y las que considera "prácticas neocoloniales".

, Escritor y periodista excorresponsal de RTVE en varios países de Latinoamérica y autor, entre otros, de Colombia feroz
16/07/13 · 15:53
Evo Morales junto al presidente Venezuela, Nicolás Maduro, y al de Ecuador, Rafael Correa, en Quito durante la Cumbre de Unasur, tras el incidente de Viena. / FOTO: Presidencia de la República de Ecuador.

América Latina debería vetar la presencia de los gobiernos de España y de Portugal en la próxima Cumbre Iberoamericana si no piden perdón y dan explicaciones por el bloqueo al libre desplazamiento de Evo Morales en su avión presidencial.

El Gobierno de Brasil manifestó su “indignación y repudio” por “una actitud inaceptable que afecta a toda América Latina”. Y todos los gobiernos de la UNASUR (incluyendo a los aliados de Estados Unidos) han denunciado “las prácticas neocoloniales” y reclaman “el pleno respeto a la soberanía e independencia de nuestros pueblos”. Si no hay una declaración del conjunto de la Unión Europea y del Parlamento Europeo contra la actuación de los gobiernos de España, Portugal, Italia y Francia, significa que asumen la agresión contra Bolivia y el conjunto de América Latina. Como dice la declaración del Gobierno de Brasil, “causa sorpresa y espanto que la postura de ciertos gobiernos europeos haya sido adoptada en el mismo momento en que denunciaron el espionaje a sus funcionarios por parte de Estados Unidos”.

Vía libre a la CIA

El avión presidencial de Evo Morales fue bloqueado en las mismas rutas utilizadas con la complicidad de la UE para los vuelos de la CIA con los secuestrados que iban a ser torturados. Tan miserable comportamiento desnuda el sometimiento de la UE bajo las imposiciones del imperialismo estadounidense. Así es el imperialismo que tan bien conocen y tanto han padecido los pueblos latinoamericanos y que ahora nos golpea en el escenario que se suponía que garantizaba la soberanía nacional y comunitaria de la Unión Europea.“Causa sorpresa y espanto que la postura de ciertos gobiernos europeos haya sido adoptada en el mismo momento en que denunciaron el espionaje a sus funcionarios por parte de Estados Unidos”.

Se han combinado tres barbaridades: el bloqueo al avión presidencial boliviano, la actuación ordenada por Estados Unidos y la excusa utilizada para impedir el libre desplazamiento de un presidente latinoamericano. La primera es una violación del derecho internacional y una agresión
neocolonialista. La segunda es la demostración del sometimiento de la Unión Europea bajo las imposiciones del imperialismo estadounidense. Y la tercera resulta patética: los vigilados por Washington se convierten en mercenarios del espía para perseguir al arrepentido de la CIA que denunció la penetración electrónica de Estados Unidos en la soberanía nacional de sus aliados.

Que los gobiernos de izquierda de Francia y de Italia tengan la misma actitud que la derecha española y portuguesa, y que todos los comunitarios se conviertan en el harén de Estados Unidos, confirma que la Unión Europea es ahora un casino para los negocios del gran poder político y económico que empobrece a la inmensa mayoría, destroza la
democracia y renuncia a la soberanía nacional y comunitaria.

El 'envenenamiento' de la política española

Para España es un envenenamiento de la política de Estado que debería considerar a América Latina y el Caribe como protagonistas de un especial respeto y de una sincera consideración, aunque sólo fuera por los negocios de las empresas que comparten con las de Estados Unidos su voracidad depredadora contra lo que ahora es un gran proyecto de soberanía nacional, autodeterminación en la política económica e integración regional.

Si lo que pretenden Estados Unidos y la Unión Europea es romper la unidad latinoamericana, con la agresión contra el presidente de Bolivia Obama se desprestigia tanto y tan deprisa que es el primer presidente de Estados Unidos que ha conseguido, simultáneamente, avergonzar a sus socios de la Unión Europea y obligar a sus aliados de América del Sur a unirse al conjunto de la región para denunciar y rechazar “las prácticas neocoloniales”.

Si lo que pretenden Estados Unidos y la Unión Europea es romper la unidad latinoamericana, con la agresión contra el presidente de Bolivia, Evo Morales, han provocado una reacción en sentido inverso que desarma a los modernos que nos querían convencer de que seguir considerando al imperialismo como la gran amenaza es un atavismo de los resentidos que no adoramos la globalización depredadora.

Así es el imperialismo. Como se ha retratado en su intervención contra Evo Morales y la dignidad de América Latina.

Tags relacionados: Bolivia Evo Morales
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Inicie sesión para comentar