ECUADOR //
Un muerto en las marchas por el agua

Un indígena muerto y varios heridos
y detenidos fue el balance final
de los incidentes producidos en las
movilizaciones convocadas por la
Confederación de Nacionalidades
Indígenas del Ecuador (CONAIE)
en contra de la Ley de Recursos Hídricos
impulsada por el Gobierno.
El 30 de septiembre, los manifestantes
bloqueaban un puente sobre
el río Upano, en la oriental provincia
de Morona Santiago. Según informó
la CONAIE, Bosco Visum, de
nacionalidad shuar, falleció al recibir

23/10/09 · 13:28
Edición impresa

Un indígena muerto y varios heridos
y detenidos fue el balance final
de los incidentes producidos en las
movilizaciones convocadas por la
Confederación de Nacionalidades
Indígenas del Ecuador (CONAIE)
en contra de la Ley de Recursos Hídricos
impulsada por el Gobierno.
El 30 de septiembre, los manifestantes
bloqueaban un puente sobre
el río Upano, en la oriental provincia
de Morona Santiago. Según informó
la CONAIE, Bosco Visum, de
nacionalidad shuar, falleció al recibir
un disparo procedente de los 500
efectivos policiales que cargaron
contra la marcha. El presidente,
Rafael Correa, tras felicitar a los
42.000 policías movilizados y a su
comandante, “que con tanta prudencia
estuvo en Morona Santiago”,
manifestó que Visum “cayó por perdigones
asesinos de ciertos grupos
violentos, incluso paramilitares”.
Correa, que días antes de las movilizaciones
llamó a los indígenas
inconformes “chiflados”, había advertido
asimismo que “si quieren
protestar, maravilloso, que marchen,
que se reúnan en una plaza”,
pero que “no permitiría” que se produjeran
cortes de carretera.
La CONAIE, que ya se movilizó el
pasado febrero en contra de la Ley
Minera, había convocado a un “levantamiento
nacional”, que comenzó
el pasado 27 de septiembre en
contra de una Ley de Aguas que, según
la CONAIE, beneficia al sector
privado y, en concreto, a las transnacionales
mineras, contraviniendo
la Constitución ecuatoriana.
Además, la Confederación de Nacionalidades
Indígenas de la Amazonía
Ecuatoriana (CONFENIAE)
–parte de la CONAIE– demandó el
fin de la explotación minera y petrolera
en sus territorios, así como la
derogación de los decretos 1585
–que pone fin a la Dirección Nacional
de Educación Intercultural Bilingüe
(DINEIB)– y 1780 –que pone en
manos de misiones católicas la educación
de los indígenas amazónicos
con el objetivo de conseguir su
“evangelización e incorporación a la
vida socioeconómica del país”, tal y
como recoge el texto del decreto.
En un encuentro paralelo celebrado
el 5 de octubre en el palacio de
Gobierno entre el Ejecutivo y la CONAIE,
ésta enfatizó el “carácter propositivo,
constructivo y la vocación
de paz” de su propuesta política y
presentó un pliego de 16 puntos al
Gobierno. Correa, por su lado, propuso
la creación de una comisión bilateral
que investigue los hechos que
llevaron a la muerte a Bosco Visum.

Tags relacionados: Número 111 Rafael Correa
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto