El Polisario confirma 19 saharauis fallecidos a manos de las fuerzas del orden marroquíes
Militares y colonos marroquíes arrasan viviendas de saharauis en El Aaiún

A pesar de que el Gobierno marroquí asegura que la calma ha vuelto a la capital del Sáhara Occidental, fuentes saharauis y observadores internacionales confirman que durante el día de hoy, martes, se han sucedido los incidentes violentos. La policía y el ejército alauita, que tiene tomada la ciudad desde ayer, han recurrido a grupos de colonos fieles al rey para perseguir a los activistas saharauis, muchas de cuyas casas y negocios han sido destrozados. A las 19h de hoy, el Frente Polisario elevaba a 15 la cifra de saharauis muertos a manos de las fuerzas del orden marroquíes.

Informaciones anteriores: El Aaiún en llamas: 11 saharauis fallecen a manos de las fuerzas del orden marroquíes

10/11/10 · 9:30

A primera hora de la tarde de hoy, 9 de noviembre, el Frente Polisario emitía un balance oficial de los sucesos ocurridos ayer en la capital saharaui ocupada. Según datos contrastados, el ejército y la policía marroquíes habían provocado en el desalojo del campamento de Gdeim Izik y en la represión contra las protestas que lo siguieron al menos “11 víctimas mortales, 723 heridos”, mientras “159 personas son buscadas por sus padres y familiares y cuyo destino aún se desconoce". A las pocas horas, el número de fallecidos se elevaba ya a 19 personas, un niño de siete años entre ellos. “Sobre las 15h30 se han encontrado los cuerpos inertes de tres saharauis a la orilla del río Saguia el Hamra. Dos de ellos muertos a disparos con arma de fuego y otro por aplastamiento con coche. Alrededor de las cinco de la tarde, un niño saharaui de siete años ha resultado muerto en el barrio de Duerat. Esta muerte es el resultado de la violencia con la que actúan las milicias de colonos dirigidas por la policía y las agresiones que ejecutan tras los allanamientos de morada”, afirma el Polisario en un comunicado. Allanamientos que se han reproducido durante todo el día de hoy y que a las 22h, según fuentes independentistas, tenían su foco en los barrios de Maatala, El Matar, Irak y El Wifak.

Además de tiendas y negocios, “casas y coches de saharauis han sido allanados, saqueados, destruidos, quemados y sus moradores golpeados por el Ejército marroquí", sostiene el Polisario, que asegura que estas agresiones y las citadas muertes, han sido perpetradas “por unidades del ejército marroquí traídas de los sectores de Guelta, Husa y Amgala, cerca del muro de la vergüenza, más seis batallones de las mismas tropas, así como la gendarmería, unidades móviles y la policía”.

"La operación había sido cuidadosamente preparada bajo órdenes de los más altos rangos militares de las fuerzas de ocupación y en coordinación con los especialistas de inteligencia que dominan perfectamente la cuestión por su larga experiencia en las cárceles secretas y en la tortura y exterminio de los ciudadanos saharaui", asegura el movimiento nacionalista.

A pesar de la enorme represión que se ha ejercido durante el día de hoy contra la población saharaui, ésta ha organizado manifestaciones expontáneas en lugares como la Avenida de Smara, la calle Bucraa, el hotel Nagjir y los barrios de Mattalla y Skeikima. Paralelamente, grupos de colonos, que han colaborado con las fuerzas del orden en la identificación de las viviendas de activistas independentistas y de los representantes del campamento de Gdeim Izik han desfilado con banderas marroquíes y al grito de “El Sáhara es nuestro, el rey es nuestro rey” por el centro de la ciudad ocupada.

Poco a poco, gracias a los flashes informativos aportados por activistas saharauis a través de sus teléfonos móviles y al excelente y arriesgado trabajo que están realizando los dos observadores civiles españoles del movimiento Thawra que se encuentran en El Aaiún, se va construyendo, con datos contrastados, el relato de esta nueva revuelta saharaui, la más importante desde la salida de España de su ex colonia. Hacerlo de otra forma resulta hoy imposible dado el cerco informativo decretado por Rabat y la ausencia de prensa extranjera. El Gobierno marroquí ha impedido hoy subir a un vuelo de Casablanca a El Aaiún a un grupo de 13 periodistas españoles. Se trata de la tercera vez en dos semanas que los informadores, entre los que se encuentran corresponsales veteranos, ven frustrado su intento de acceder por vía aérea a la capital saharaui.

Ante estos hechos, Trinidad Jiménez, desde Bolivia, ha pedido tímidamente a Rabat que “permita a la prensa trabajar” una vez que se garanticen las condiciones de seguridad, y la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, ha asegurado que "el Gobierno está haciendo lo que debe" en el Sáhara.

Y mientras el Consejo de Seguridad de la ONU sigue sin emitir comunicado alguno sobre los sucesos de El Aaiún, bajo sus auspicios, en Manhasset, Nueva York, sendas delegaciones del Frente Polisario y Marruecos han concluído hoy la segunda y última jornada de conversaciones informales para preparar una nueva ronda negociadora.

JPG - 57.1 KB
 
Performance en Madrid, 9 de noviembre de 2010 / Foto: Sahara Thawra.

En Madrid, tras la concentración de ayer, 8 de noviembre frente a la Embajada de Marruecos, una treintena de activistas prosaharauis han simulado la masacre del campamento de Gdeym Izik al paso de la procesión de la Virgen de la Almudena, patrona de la ciudad, para manifestar su repulsa ante los últimos acontecimientos acaecidos en la ciudad ocupada de El Aaiún.

*Imagen de portada: Sahara Thawra

Más información:

- [Información minuto a minuto de los sucesos de El Aaiún desde la Resistencia Saharaui->http://territoriosocupadosminutoaminuto.blogspot.com]

- [El Aaiún en llamas: 11 saharauis fallecen a manos de las fuerzas del orden marroquíes->12558]

- [Fotogalería: Concentración en solidaridad con el pueblo saharaui frente a la Embajada de Marruecos en Madrid->12568]

Tags relacionados: Independentismo
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Performance en Madrid, 9 de noviembre de 2010 / Foto: Sahara Thawra.
separador