BARCELONA
Marcha contra el paro y los despidos

El 17 de noviembre, la Asamblea de parados y paradas de Barcelona y la Plataforma de despedidos y despedidas de Nissan convocaron conjuntamente la primera marcha contra el paro y los despidos desde que estallara la crisis.

23/11/09 · 1:30
Edición impresa
JPG - 58.1 KB
Foto: Àngel Monlleó

La convocatoria contó con el apoyo de numerosas entidades y colectivos, y transcurrió durante unas cinco horas por las calles de Cornellà, L’Hospitalet y Barcelona. A lo largo de la marcha se repartieron octavillas y se entró en los mercados de Sant Ildefons, Mercat del Centre y Hostafrancs; el objetivo era hacer la máxima difusión de los motivos de la marcha.

El recorrido se detuvo en el barrio de Sants, donde la Assemblea del barri de Sants preparó un avituallamiento solidario. Desde la comisión de la asamblea Sants en Crisi se leyó un comunicado en el que se pidió “la lucha conjunta, compartida entre las empresas y los barrios” y la necesidad de “construir un frente común que coordine la respuesta frente a la violencia empresarial”.

La convocatoria tuvo como referente las marchas de los años ’90, que permitieron frenar la precarización laboral pretendida por la patronal. A pesar de que en 2009 el escenario es distinto, las asambleas de parados de la provincia de Barcelona son estables en Badía de Vallès, Cornellà, Maresme, Barcelona y Ciutat Meridiana, y existe el objetivo de combinar el trabajo local con una coordinación que permita aunar los esfuerzos de cara a futuras movilizaciones. En este sentido, la participación en la marcha de los despedidos de Nissan escenificó la voluntad de crear un frente común que sirva de contraposición a la inoperancia de los sindicatos mayoritarios. Según el asistente a la marcha, Diego Rejón (Secretario de Acción Sindical de la Federación Estatal del Metal de la CGT) , “la patronal no está en crisis, sino que está aprovechándola para despedir y amedrentar a los trabajadores, se hace necesario que retomemos las movilizaciones y marchas del ’95 que permitieron frenar la voluntad de la patronal”.

Frente al inmovilismo ante la crisis de los sindicatos mayoritarios, José Antonio Cayetano, de la Plataforma de parados del Maresme, pidió que “los parados se tiren a la calle”, e insitió en la importancia de la movilización y el trabajo de presión local en los Ayuntamientos.

Todos los asistentes a la marcha coincidieron en la necesidad de tender puentes y coordinarse de forma conjunta de cara a próximas movilizaciones en un 2010 que se preve caliente.

Tags relacionados: Número 113
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto