Una manita de Chávez a Ortega
JPG - 13.8 KB
Toma de posesión de Ortega, el 10 de enero de 2007. /J. C.

La ayuda venezolana y los
beneficios de la firma del
ALBA en Nicaragua ya están
en marcha. Su monto inicial
es de 400 millones de dólares,

26/04/07 · 0:00
Edición impresa
JPG - 13.8 KB
Toma de posesión de Ortega, el 10 de enero de 2007. /J. C.

La ayuda venezolana y los
beneficios de la firma del
ALBA en Nicaragua ya están
en marcha. Su monto inicial
es de 400 millones de dólares,
y destacan, entre otros,
una docena de proyectos
gracias a los altos volúmenes
de inversión, impensables
desde el presupuesto estatal
nicaragüense.
El más notable de todos es la
construcción de una refinería
con capacidad para procesar
de 100.000 a 150.000 barriles
diarios, lo que permitiría
suplir toda la demanda nacional
y exportar productos terminados
a Centro América, Estados
Unidos y China, la que
podría estar lista en un período
de cuatro años, si se cumplen
los objetivos.

Importante también es la
construcción de dos plantas
procesadoras de aluminio,
que trabajarán usando materia
prima producida en la
planta que CVG ALUNASA
(filial del ente estatal Corporación
Venezolana de Guayana)
tiene en Costa Rica.
Se pondrá en marcha en breve
la construcción de una planta
para fabricar sacos de rafia
(polipropileno) en la ciudad de
Chinandega, con cuya producción
se cubrirá la mitad de los
sacos que Nicaragua consume.

En materia vial, comienza a
darse forma ya al monumental
proyecto de construir 500 kilómetros
de carretera (que
incluyen 24 puentes y numerosas
escuelas y centros de
salud en la vía) para conectar
Río Blanco con Bilwi. Será una
carretera asfaltada construida
por personal militar de ambos
países, con mano de obra
local de cada pueblo por
donde vaya pasando.
De igual manera se procederá
a la perforación de cien pozos
profundos de agua potable en
diversas ciudades, así como
en algunas zonas de producción
agrícola, a la par que se
oficializa la apertura de una
oficina de representación del
Banco de Desarrollo Económico
y Social de Venezuela, con
el fin de que se intensifiquen
los préstamos a pequeños
productores.

Y también están en ejecución
proyectos como la importación
de productos terminados
de petróleo, a razón de
10.000 barriles por día, así
como de gas licuado de petróleo,
con el que se pretende
detener la depredación de los
bosques nicaragüenses. En
este sentido, se importarán
con precios ventajosos
200.000 cocinas de gas con
sus respectivos cilindros, con
la intención de que la gente
aproveche las ventajas de esa
tecnología que, además de
ser más limpia y eficiente, es
“amigable” con el medio
ambiente.

A nivel sanitario se profundizará
en la donación de medicamentos.
Ya se han enviado
tres toneladas de medicinas
genéricas, entre las que destacan
vacunas contra el rotavirus,
así como un cargamento
para atender a 400 enfermos
con sida. Continuando en este
sentido con la rehabilitación
de cinco hospitales y la construcción
de tres centros de
atención integral que en todos
los casos brindarán atención
médica gratuita.


Programa de Hambre Cero

Es uno de los pilares del programa
de Gobierno sandinista.
Y se inicia en la costa caribeña
de Nicaragua.
Se prevé trabajar durante el
2007 con 15.000 familias.
Ya se han enviado técnicos a
la zona del Río Coco, territorio
fronterizo con Honduras habitado
mayormente por indígenas
misquitos y mayagnas.
Es la zona donde está más
acentuada la pobreza. Se
estima que cada mes mueren
de hambre unas 17 personas
en la región. El programa
Hambre Cero, que pretende
beneficiar a 75.000 familias
campesinas pobres durante
los próximos cinco años, se
extenderá a los departamentos
de Madriz, Nueva Segovia,
Estelí, y algunos municipios
de Managua, hasta
abarcar todo el país, según
aseguró a DIAGONAL Ariel
Bucardo, ministro de Agricultura
y Forestal (MAGFOR).

El objetivo fundamental del
proyecto es garantizar la
seguridad y soberanía alimentaria
de esas familias
pobres, y dinamizar el mercado
interno.
Como parte del programa, a
cada núcleo familiar se le
entregará una vaca, una
cerda preñada, cinco gallinas
y un gallo de corral para desarrollar
un programa de
crianza, forraje, un molino y
un biodigestor para producir
biogás a partir del estiércol.
La iniciativa gubernamental
también incluye créditos e
implementos agrícolas a los
campesinos. Los beneficiarios
sólo pagarán por la mitad
de lo entregado a una caja
de ahorro que ellos mismos
conformarán.

El costo total del proyecto
será de 150 millones de dólares.
El MAGFOR ya está entregando
a más de 100.000
familias campesinas semillas
de arroz, sorgo, frijoles y maíz,
además de urea venezolana a
precios más bajos que los del
mercado local.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto