ANTE LA CRISIS, EL GOBIERNO FINANCIA A LAS INMOBILIARIAS
EL LADRILLO HUNDE LA ECONOMÍA

No habrá aterrizaje suave. El ladrillo cae en picado y acaba con la orgía
inmobiliaria. Pero los promotores no pagarán los platos rotos. El Ministerio de
Vivienda cubre las espaldas a los responsables de la crisis.

03/04/08 · 0:00
Edición impresa