ENTORNO // RECHAZO DE LOS ECOLOGISTAS A LOS PLANES AUTONÓMICOS PARA LA SIERRA NORTE DE MADRID
La Sierra de Guadarrama, área desprotegida y escenario político

Vecinos y movimientos sociales ecologistas critican la aprobación del plan de ordenación de los recursos naturales de la Sierra de Guadarrama por parte del Gobierno autonómico madrileño.

, Redacción
24/02/10 · 23:29
Edición impresa
A PIE DE MONTE. En los últimos días se han publicado anuncios que ofertaban casas "con vistas al Parque de Guadarrama". / FOTO: Fernando Ruiz Tome.

¿Qué tienen en común un prestigioso catedrático de geografía, grupos neonazis y las elecciones autonómicas madrileñas con la Sierra de Guadarrama? La aprobación del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) de la Sierra de Guadarrama, una situación que supera una mera perspectiva ambiental.

Según Adolfo Rodríguez, economista y miembro de la Coordinadora Salvemos la Sierra, el plan “deja las puertas abiertas a casi cualquier cosa, como por ejemplo, permitir edificaciones de interés socioeconómico, etiqueta en la que cabe cualquier cosa”, al no estar definida en el documento. No sólo se trata de una discrepancia técnica, los movimientos ecologistas sospechan que tras la aprobación del PORN se esconde una jugada del Gobierno de Aguirre para las elecciones legislativas de 2011.

Recurso al PORN

Desde Ecologistas en Acción han presentado un recurso en los tribunales contra el Plan, aprobado por las cortes madrileñas, tras constatar que desprotege muchas zonas que hasta ahora se encuentran bajo protección. María Ángeles Nieto, miembro de la confederación ecologista, denuncia que el Plan aprobado no presenta los mínimos requisitos legales y técnicos, “no contiene un diagnóstico de la zona, ningún inventario de flora, fauna o de enclaves de interés. Ni siquiera enumera los ecosistemas incluidos en el plan..., presenta una zonificación endemoniada y una desprotección de la sierra totalmente inasumible”. Según Nieto, la ley indica que un plan de ordenación debe contener una descripción detallada de los ecosistemas presentes en el área, “que incluya qué zonas son las más valiosas y por lo tanto qué hay que proteger”. Pero para determinarlas, añade, “es necesario conocer lo que se pretende ordenar. Si no sabes lo que hay o deja de haber puedes hacer lo que te de la gana”.

El informe de Martínez de Pisón

La Comunidad de Madrid contrató al catedrático de geografía Eduardo Martínez de Pisón para dirigir un estudio preliminar sobre la zona, pero a juicio de los ecologistas el plan aprobado no tiene relación con los más de 20 tomos del informe realizado por el equipo de Pisón. “Su trabajo no ha sido adjuntado al PORN, nunca se sometió a exposición pública. Pisón no quiere ningún debate, si sale a hablar es él solo”, comenta Nieto, quien argumenta que esto impide conocer las razones esgrimidas para establecer la zonificación o las prioridades de conservación contenidas en el plan. Además, critica que la mayoría de los científicos que participaron en el informe no se hayan manifestado respecto al plan aprobado por la Comunidad de Madrid. “El silencio científico es cuanto menos reprochable”, sentencia.

El PORN también propone un Parque Nacional en Guadarrama, pero su creación corresponde en exclusiva al Estado. Según Nieto, “el Ministerio de Medio Ambiente les ha transmitido en numerosas ocasiones su rechazo a esa propuesta”, remarcando que “no cumple con los mínimos estipulados en la Ley 42/2007 del Patrimonio Natural y la Biodiversidad”. Para Nieto y Rodríguez, la jugada política consiste en que el Gobierno de Aguirre solicite a las cortes generales la declaración del Parque Nacional, solicitud que podría ser rechazada por sus defectos técnicos y legales o aprobada a pesar de sus deficiencias, presentando en ambos casos a los sectores que se oponen al PORN y su propuesta de Parque Nacional (como los movimientos ecologistas de la sierra) como contrarios a la conservación de la sierra, y al Gobierno de Aguirre como su firme defensor justo en plena campaña electoral autonómica.

Amenazas en la sierra

Según denuncian movimientos sociales y ecologistas, la aprobación del PORN supone un nuevo ataque a la sierra con derivaciones sociales y políticas. «El movimiento ecologista de la sierra no acepta ser sólo ecologista, también es social», exclama Adolfo, miembro de Salvemos la Sierra. Pero levantar la voz no suele ser bienvenido y los ecologistas denuncian amenazas y coacciones: «Simplemente por pertenecer a un grupo ecologista te tratan de pegar los nazis, recibes amenazas o te rompen el coche», denuncia. Y es que las voces que se enfrentan a determinados intereses parecen amplificarse por toda la sierra y agitan al sector más reaccionario de la zona norte de Madrid.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto