La resistencia se organiza en un frente popular

El golpe de Estado que derrocó a Fernando Lugo se llevó a cabo con extrema celeridad. En menos de 18 horas, el presidente y su Gobierno fueron destituidos. El Senado tomaba juramento al presidente golpista, Federico Franco, pocos minutos después de consumarse el derrocamiento. De un día para otro, las fuerzas progresistas se quedaron sin ningún acceso a los resortes del poder. El golpe fue tan rápido que los partidos del Frente Guasú (alianza de fuerzas políticas progresistas que sustentaba a Lugo) se quedaron paralizados. En los primeros días no hubo respuesta.

, Asunción (Paraguay)
23/07/12 · 0:00

El golpe de Estado que derrocó a Fernando Lugo se llevó a cabo con extrema celeridad. En menos de 18 horas, el presidente y su Gobierno fueron destituidos. El Senado tomaba juramento al presidente golpista, Federico Franco, pocos minutos después de consumarse el derrocamiento. De un día para otro, las fuerzas progresistas se quedaron sin ningún acceso a los resortes del poder. El golpe fue tan rápido que los partidos del Frente Guasú (alianza de fuerzas políticas progresistas que sustentaba a Lugo) se quedaron paralizados. En los primeros días no hubo respuesta.

El intento de los golpistas de tomar la televisión pública la misma noche de la destitución de Lugo desencadenó la reacción. Los periodistas, con su director a la cabeza, se negaron a variar la emisión mientras no hubiera una orden oficial. Organizaron en el exterior de los estudios un micrófono abierto, en el que cualquier persona podía dar libremente su opinión de lo que había ocurrido. Cada jornada se congregaban miles de personas ante el edificio de la televisión y el lugar se acabó convirtiendo en el foco de resistencia.

Espoleados por este ejemplo, las fuerzas progresistas han constituido el Frente Nacional para la Defensa de la Democracia, una amplia plataforma de partidos políticos, sindicatos, movimientos sociales, artistas, intelectuales, etc. Desde el Frente se trabaja para recordar que lo sucedido en Paraguay ha sido un golpe de Estado y evitar cualquier legitimación mediante el olvido. Por otra parte, los partidos de izquierda están ya en conversaciones para presentar un candidato de consenso y listas unitarias a las elecciones presidenciales y legislativas del 21 de abril de 2013.

Tags relacionados: Paraguay Golpe de estado
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0