PRÓXIMA ESTACIÓN, LAS PENSIONES // EL 28 DE ENERO, FECHA CLAVE
La reforma de las pensiones es cosa de jóvenes

El envejecimiento de la población es el mantra que sirve
para justificar la reforma de las pensiones. Ese supuesto
envejecimiento se esgrime para tapar la brecha de las
condiciones sociolaborales entre generaciones.

- No se puede servir a dos amos

18/01/11 · 9:15
Edición impresa
JPG - 105.3 KB

El Proyecto de Ley de reforma de
las pensiones que el Gobierno español
presentará ante el consejo
de ministros el 28 de enero tendrá
una fuerte incidencia en las condiciones
laborales de los jóvenes
que
pretendan incorporarse al mercado
laboral. Después de esta reforma,
la edad de jubilación pasará
de 65 a 67
años paulatinamente a
razón de mes y medio por año.
Esta medida tendrá un efecto de
dilatación del relevo generacional
en el mercado laboral que dificultará
aún más la posibilidad de acceder
a puestos de trabajo a una
generación de jóvenes que vive
una de las peores situaciones laborales
de Europa.

A partir de la aprobación de la reforma
de las pensiones los actuales
trabajadores indefinidos permanecerán
dos años más en sus puestos
de trabajo a partir de 2027. Esta reforma,
que el Gobierno ya viene
anunciando desde febrero de 2010
ha sido justificada por el incremento
en la esperanza de vida y la
transformación en la pirámide poblacional
a raíz de la llegada a la
edad de jubilación de la generación
del baby boom. En este sentido el
gobernador del Banco de España,
Miguel Ángel Fernández Ordóñez
afirmó recientemente durante su
intervención en la convención
anual de la Asociación de Mercados
Financieros que “el sistema de pensiones
se va a reformar y se va a tocar
la edad de jubilación, que es
esencial para la sostenibilidad y la
justicia de nuestros hijos
”.

Flaco favor a la juventud

Sin embargo, los pronósticos hacen
pensar que es muy probable
que esta medida perjudique gravemente
a la juventud, un segmento
poblacional que ya vive unas condiciones
de precariedad y desempleo
sin precedentes. Las estadísticas
muestran que existe una elevada
población activa joven que
podría cotizar contribuyendo a
equilibrar la balanza del sistema
público de pensiones y que no lo
está haciendo. Actualmente la tasa
de paro entre los menores de 29
años es del 40%
según fuentes del
Instituto Nacional de Estadística,
cifra que representa la mayor tasa
de la Unión Europea, cuya media
de paro juvenil es del 21,4% para
el conjunto de los 27.

Además, el
salario de los jóvenes es inferior
en un 40% al de la población de
más de 29 años para el mismo tipo
de empleo y el índice de temporalidad
entre los menores de 24 años
llega al 67%, cuando para el total
de los asalariados es el 25%.
Según Alberto Montero Soler,
profesor de Estructura Económica
de la Universidad de Málaga, el retraso
en la edad legal de jubilación
“supone un retraso en la salida del
mercado de trabajo
que, sobre la
base de una cantidad de puestos
de trabajo constantes, inevitablemente
impide la incorporación de
nuevos trabajadores”.

La respuesta en Francia

Cuando hace dos meses en
Francia se produjeron las huelgas
contra el aumento de la edad de jubilación,
la principal crítica que
llevó a movilizarse a la mayoría de
los estudiantes de liceos y universidades
partía de las mismas condiciones
que se señalan aquí, pero
en todo caso el escenario francés
era mucho más halagüeño
tanto
para los trabajadores como para
los estudiantes. En el momento de
la aprobación del aumento de la
edad mínima de partida a la jubilación
en Francia de 60 a 62 años, la
tasa de paro general rondaba el
10% y la tasa de paro juvenil alcanzaba
el 24%, según cifras de
Eurostat.

En aquel momento miembros del
sindicato SUD y de la organización
Attac Francia ya criticaban la situación
en un artículo publicado en Le
Monde el 29 de Septiembre en el
que afirmaban que “el aumento de
la edad de jubilación tendrá un
efecto inmediato de subida en la tasa
de paro”. “De esta manera el
Gobierno excluye del empleo a
aquellos que tienen necesidad de
trabajar
y fuerza a trabajar a aquellos
que quisieran jubilarse”, concluían
los sindicalistas en el artículo
citado.

Poca politización

Ante el panorama desolador del
mercado laboral para la juventud
en España que muestran las estadísticas
sería esperable un clima
social de tensión dentro de este colectivo.
Sin embargo, raramente
se tiene en cuenta a la juventud
precaria como un actor social relevante
a la hora de tomar este tipo
de medidas por parte de los gobiernos.

Para Luis Giménez, militante
del colectivo universitario
Rise Up, “el problema está en la
escasa politización de nuestra generación
y en su empeño en buscar
soluciones individuales a problemas
colectivos
”. Giménez cree
que “el hecho de que la rabia aún
no haya explotado en este segmento está determinado
por la posibilidad de seguir
disfrutando del colchón familiar
hasta edades muy avanzadas gracias
a los contratos indefinidos de
los que disfruta una importante
proporción de la generación de
nuestros padres”.

Otro factor importante según este
estudiante es que “los sindicatos
del Estado español no tienen
en cuenta a la juventud precaria

porque ésta no está sindicada dadas
las características de los empleos
a los que puede acceder”.
“No obstante, desde los diferentes
movimientos sociales en los que
estamos involucrados los jóvenes,
llevamos años intentando consolidar
una conciencia activa por parte
de la juventud precaria”, concluye
este universitario.

CIUDADANO PÉREZ ES AUTOR DEL LIBRO '¿PENSIONES EN PELIGRO? QUE LA BANCA PAGUE LO QUE DEBE'

Que coticen los cajeros automáticos

_ Los expertos en voladuras del
Estado del Bienestar han conseguido
que cale en la opinión
pública el falso argumento
de que el envejecimiento
de la población en 2060
hará
inviable el sistema estatal de
pensiones. Argumento que no
se sostiene cuando está
demostrado que el avance
tecnológico conlleva un continuo
aumento de la productividad.

Según el catedrático
Vicenç Navarro: «Si la productividad
laboral creciera un
1.5% por año, en el año
2060 el PIB sería 2,20 veces
mayor que ahora. Esto quiere
decir que si el PIB fuera cien
en el año 2007, en el año
2060 serían 220 unidades.
Luego habrá más recursos
para los pensionistas y para
los no pensionistas».

Futuribles aparte, nadie repara
en esa productividad oculta
que cada uno de nosotros
aporta
actuando como prosumidor
(productor-consumidor)
que, al adquirir un bien o servicio,
desarrolla alguna fase
de su proceso de producción.

El sistema Do it yourself
(«hágalo usted mismo») delega
la ejecución de una parte
del trabajo en el consumidor,
ahorrando así mano de obra
en autoservicios de hipermercados,
gasolineras y cajeros
bancarios automáticos. En
ellos el prosumidor trabaja
gratis
en beneficio del vendedor.

Estos sistemas deberían
cotizar a la Seguridad
Social en compensación al
empleo que destruyen. Por
si fuera poco, los bancos
cobran comisiones por
entregar al cliente esa tarjeta
de plástico sin la cual no
podría ¡disponer de su propio
dinero! Luego, al usar
ese dinero de plástico en
comercios, los bancos
cobran un recargo sobre cada
transacción electrónica.
Recargo que opera exactamente
igual que un impuesto
sobre el consumo
, esto es,
encareciendo el producto final
que paga el consumidor.

Resulta asombroso que la
gente se enfurezca contra el
IVA pero abone con docilidad
este impuesto en la sombra
que va a parar a la cuenta de
ganancias de la banca, y no a
las arcas del Estado.
Las pensiones no están en
peligro como se nos quiere
hacer creer. Para allegar fondos
adicionales habrá que
hacer que contribuyan algo
más los que más tienen. La
banca, principal responsable
de la actual crisis financiera,
ha sido generosamente socorrida
por el Estado cuando se
ha visto en situación de emergencia.

El crecimiento de la
Deuda Pública está causado,
en gran medida, por las ayudas
de los gobiernos a las
entidades bancarias
.

Una vez reflotado con fondos
públicos, el sector bancario
debería ser obligado a devolver
a la sociedad el favor
que ésta le ha hecho. Y una
excelente forma sería que
sus cajeros automatizados
cotizasen a la Seguridad
Social
a través de un
impuesto robótico.

Si tuviéramos gobernantes y
legisladores que no hincaran
la rodilla ante el poder económico,
hace tiempo que
habrían ajustado las cuentas
a la delincuencia financiera.
Pero a nuestros parlamentarios
el recorte de pensiones
les importa una higa, pues
hace tiempo que ellos blindaron
las suyas. El hecho de
haber ostentado la condición
de parlamentario durante
siete años les garantiza el
cobro de la pensión máxima:
2.497,91 euros. Sin duda,
una paga brillante al lado de
los 347,60 euros de la pensión más baja del sistema.

Tags relacionados: Número 141
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

2

  • |
    anónima
    |
    22/01/2011 - 6:21am
    Si ya no hay trabajo para los jovenes , como es que se pretende que personas mayores, sin la capacidad ya fisica ni psiquica que requiere un buen desempeño, sigan en sus puestos???. Lo que pasa es que en vez de capitalizarle a cada uno sus cotizaciones los politicos de turno se han gastado su dinero en aumentarse los sueldos, pagarse dietas y comilonas ....y claro .....ahora a quitar derechos a los paganini de siempre. Lo que hay que hacer es bajar el sueldo a los politicos...., que ellos tambien tengan que haber cotizado los mismos años que los demás para cobrar pensión . Y quitar politicos que hay demasiados, y con el estado de las autonomias han proliferado como setas de otoño
  • |
    anónima
    |
    18/01/2011 - 6:29pm
    Excelente artículo, que hoy en día para según quienes podría ser de opinión en vez de realidad. Los jóvenes no están representados prácticamente. Sólo se les nombra para ver que los titulados tienen menor tasa de desempleo, alguna ayuda y poco más. Pero nadie se atreve a nombrar la realidad de que depara el futuro. El tema de las pensiones la verdad es que es fuerte. Yo tengo 31, en paro (ahora estudiando un famoso master para ver si vale para algo que me tienen que ayudar mis padres), cotizados unos 4 años (aparte todo lo que he hecho de prácticas o en negro), soy uno más de estas características e incluso agraciado. Pues como no encuentre un trabajo y no pare casi de cotizar hasta al final de mis días creo que ya no llego a la jubilación. Hablaban incluso de 41 años cotizados?o al final se quedaron en 37??? Pero seguimos sin hacer nada porque no sabemos que hacer. Mientras el gobierno no persiga las grandes fortunas (que creo que pocas estén forjadas dentro de los márgenes de la legalidad), a los empresarios chanchureros (mano de obra ilegal, la falta de contratos), los trabajos precarios que son los que prevalecen en las grandes empresas por medio de contratas, etc...Vamos mal. Pero lo peor es que es una imagen de lo que sucede en Italia. El autoempleo mina las formas de escarquearse de impuestos. El autoempleo o la empresa en un muy alto % es para ganar pasta gansa y rápida como dirían los puestos. No se fomenta el autoempleo lícito por un salario. Yo mismo he tenido ideas para montar una pequeña empresa, pero claro, no tiene éxito asegurado a corto plazo (como casi todos), y debido a los gastos ocasionados como alquiler, inversión primaria, contribución autónomos, cierto mobiliario, y eso ya sin tener en cuenta un sueldo propio etc...es muy difícil atreverse a ello sin verse al medio año de haber empezado teniendo que cerrar y con una buena idea sin manera de pagarlo y pobre del que te haya avalado, además de no tener prestación por desempleo. Como dicen por ahí, hacerte autónomo sólo vale si vas a pillar mucha pasta. Y la filosofía de casi todo el empresario al final: facturar todo lo que puedas en negro para dar todos los años que puedas pérdidas (o ganancias mínimas) y no pagar por los beneficios, si necesitas ayuda contratar a alguien joven que gane poco en negro y se queje poco que encima le estas haciendo un favor por darle trabajo. Así quién puede acceder al autoempleo????Si montas un bar, pues a cobrar las copas a 8 y los cafés casi a dos, si montas una tienda, a contratar "chicas de 18" que cobren nada. La única idea feliz que espera la nueva sociedad es que programes una chorrada de aplicación para el smartphone, y que a 1€ tenga 1 millón de desgargas....espero que el gobierno no sea a lo que llama inversión I+D. Las universidades parece que están fuera de onda totalmente. Esta gente que hace??Yo ahora que estoy estudiando el master me doy cuenta de lo que tienen los profesores en la cabeza (al menos los ingenieros), crear programas y programas y aplicaciones, piensan que hay está la evolución del hombre....que sin con esta aplicación nos ahorramos 3 puestos en la cadena de montaje de la ford, que sin con esta aplicación puedes controlar un router que esté a 10000Kms, que si con este chip podemos ahorrarnos medio dolar por cacharro y así ser más competitivos....vamos, el cerebro atolondrado, y eso que la mayoría no han nacido aún con la playstation....vaya tela. Aún así los alumnos que valen, o los coge una multinacional en los que sus valores van a durar lo que un suspiro después de ganar pasta, y bueno, los lemas que todos conocemos de dichas empresas, competitividad, sacrificio, espíritu, y hacer mucho dinero en incentivos....o están de becarios en la propia universidad durante años esperando de que algún día los cojan para dar alguna clase o ser técnico de laboratorio. Los que hacen FP, creo que casi tienen mejor futuro, ya que muchos compraten trabajo con los diplomados, y ya no hay trabajos casi específicos de diplomado y técnico superior. Y los que no tienen estudios, pues esperando la oportunidad de su vida para poder alquilarse una habitación! This is the futuro folks, someone likes??
  • separador

    Tienda El Salto