VENEZUELA / ELEMENTOS PARA VALORAR EL RESULTADO DEL REFERÉNDUM SOBRE LA PROPUESTA DE REFORMA CONSTITUCIONAL
La reforma constitucional, a consulta

DIAGONAL pretende dar algunas claves que
ayuden a entender el resultado del referéndum sobre
la reforma de la Constitución venezolana de 1999,
que se celebra el 2 de diciembre.

29/11/07 · 0:00
Edición impresa
JPG - 3.1 KB
 
Foto:Saturnino Fernández

Haga la prueba. Pregunte a su alrededor
si Chávez va a cambiar la
Constitución para tener un cargo vitalicio.
La mayoría le va a contestar
erróneamente que sí, a pesar de que
el polémico artículo que permite la
reelección continuada del presidente
equivale al sistema por el que Zapatero
puede ser reelegido indefinidamente
o por el que Felipe González
gobernó durante casi 14 años.
Sobre estos niveles de desinformación,
intentaremos plantear en estas
dos páginas en qué consisten algunos
de los cambios de la propuesta
de reforma constitucional venezolana,
que se vota en referéndum el 2
de diciembre.

El presidente Hugo Chávez Frías,
cuya versión más folclórica se conoce
a este lado del Océano a través
de los medios de comunicación,
presentó la propuesta de reforma
de 33 artículos de la Constitución
de 1999 el pasado 15 de agosto.
Desde entonces se ha discutido en
muchos foros, en las comunidades
barriales, campesinas, indígenas,
en las parroquias (distritos territoriales),
en las universidades... La
Asamblea Nacional -donde no hay
diputados de la oposición porque,
en un intento de deslegitimar la
Cámara, no concurrieron a elecciones-
abrió también un proceso de
consulta pública para recoger las
opiniones de los diferentes colectivos
y agentes sociales. En la práctica,
el proceso ha sido más bien de
información pública, ante la falta de
herramientas para integrar los planteamientos
de las miles de personas
que han pasado por la Asamblea en
estos casi tres meses. Después de
este proceso, la Asamblea Nacional
ha añadido cambios en 36 artículos
más. La votación de los 69 artículos
se realizará en dos bloques: el A,
con el articulado propuesto originariamente
por Chávez, más 13 artículos
reformados por el Parlamento
Nacional; y el B, con los otros artículos
añadidos por la Asamblea.

Proceso divergente

El objetivo de la reforma es profundizar
en las transformaciones hacia
“el socialismo del siglo XXI”. Los
chavistas hablan de consolidar los
cambios; la oposición, los llamados
‘escuálidos’, de cómo el presidente
quiere consolidarse en el poder.
Chávez, sin sólidos cuadros políticos
que lo apoyen, pretende reconocer
más poder al pueblo que le ha
dado la mayoría en tres elecciones.
Para ello, entre otras medidas, quiere
institucionalizar el Poder Popular
como uno de los componentes del
Poder Público Nacional. “El Poder
Popular se expresa constituyendo
las comunidades, las comunas y el
autogobierno de las ciudades, a través
de los consejos comunales, consejos
de trabajadores y trabajadoras,
estudiantiles, campesinos, artesanales
(...)”, dice el artículo 136. El
Gobierno está dotando de estructuras
y recursos propios a las comunidades
de base, ahora quiere dar forma
jurídica a la organización social
que, de hecho, se viene produciendo
desde hace años más allá del Estado.

Por otro lado, el proceso de concentración
de poder en Chávez no
vendría dado por los artículos más
criticados en la batalla mediática. La
reforma recoge, por ejemplo, una reorganización
geográfica y política
del territorio con la potestad presidencial
de crear o suprimir provincias,
distritos o ciudades federales y
designar autoridades propias desde
el Poder Nacional. El Ejecutivo también
tendría poder de gestión en el
Banco Central de Venezuela, hasta
ahora autónomo.

La reforma parece profundizar
en un proceso divergente inédito de
empoderamiento de las bases y centralización
de poder en la figura del
líder. Un experimento.


El tiempo de
la discusión

Una de las principales críticas que
ha recibido la propuesta de reforma
de la Constitución en las movilizaciones
de estudiantes de universidades
privadas y católicas es que
no ha habido suficiente tiempo
para discutirla. Un proceso de discusión
más largo ayudaría a entender
mejor las propuestas, sobre
todo las del segundo bloque, planteadas
más tarde. Sin embargo, y
aunque no constituya un referente,
aquí hace falta recordar que los
españoles contaron con el texto traducido
de la Constitución europea
sólo 11 días antes del referéndum.

Tags relacionados: Hugo Chávez
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto