ENTREVISTA // MOHAMED Y. B_èSSAT, EMBAJADOR DE LA REPÚBLICA ÁRABE SAHARAUI DEMOCRÁTICA EN ARGELIA
“La política del Gobierno español está secuestrada por un ‘lobby’ promarroquí del PSOE”

El 20 de mayo, una marcha internacional frente al
muro de 2.720 kilómetros que separa el Sahara ‘liberado’
del ocupado por Marruecos, en el lado controlado
por los saharauis, servía para celebrar el trigésimo
segundo aniversario del Frente Polisario. Unos
días más tarde, esta vez al otro lado de la barrera de
hormigón y minas, estallaba la ola de protestas más
importante desde el alto el fuego de 1991. Para
Mohamed Y. Bïssat, Embajador de la República Árabe
Daharaui Democrática (RASD) en Argelia, “la
paz sólo llegará cuando todos y cada uno de los saharauis
puedan determinar libremente su destino”.

26/06/06 · 16:21
JPG - 21.7 KB
REBELIÓN PACÍFICA. Para Mohamed Y. Bïssat, embajador de la RASD en Argelia, “las masas pacíficas están manifestándose
pidiendo lo evidente, el derecho a elegir libremente su destino y la aplicación de las resoluciones de la ONU”.

DIAGONAL: ¿Cómo valora la situación
en los territorios ocupados?

MOHAMED Y. BÏSSAT: La situación
es muy peligrosa. Las masas pacíficas
están manifestándose pidiendo
lo evidente, el derecho a elegir libremente
su destino y la aplicación de
las resoluciones de la ONU. Es la respuesta
valiente de hombres, mujeres
y niños, que están arriesgando su vida
por defender la legalidad.

D.: Marruecos afirma que detrás de
esta movilización hay un plan prediseñado
por el Frente Polisario y
Argelia.

M.B.: Marruecos siempre habla de
complot. Es incapaz de comprender
los fenómenos político-sociales tal y
como se están dando, fuera de sus
deseos e imaginaciones. Pero lo que
hay es simplemente gente decepcionada
por la incapacidad de los gobiernos
de aplicar la legalidad internacional
y por la inmovilidad marroquí.
Y mientras persista este bloqueo
el descontento seguirá, los disturbios
se repetirán y las manifestaciones
continuarán.

D.: ¿Qué opinión le merece la actitud
de la ONU respecto a la represión del
Gobierno alauita, que teniendo en El
Aaiún una representación sólo se ha
limitado a llamar a la calma a saharauis
y marroquíes, al igual que hizo
Moratinos?

M.B.: Es una vergüenza absoluta,
una vergüenza que se va a añadir a
las muchas vergüenzas que ha cometido
la ONU. Ser un funcionario internacional
y adoptar una actitud pasiva
ante la represión y la matanza
significa estar vendido y despreciar
los propios valores de la Carta
Magna de la ONU y de la Declaración
Universal de los Derechos
Humanos.

D.: Si esta actitud persiste, ¿qué postura
va a tomar el Polisario?

M.B.: Nosotros estamos determinados
a luchar por nuestros derechos
de una manera pacífica y, aunque no
descartamos ninguna opción, hoy
por hoy vamos a esperar la reacción
del mundo ante nuestras acciones
pacíficas. Espero que los observadores
interesados tomen buena nota de
que sin el referéndum no habrá paz
ni estabilidad en el Magreb.

D.: ¿Qué opina de la posición del
Gobierno de España?

M.B.: Su actitud es sorprendente y
demuestra mala fe. Desde octubre
pasado ha realizado una serie de acciones
dañinas para los intereses de
los saharauis. En Nueva York actuaron
de una manera muy agresiva
para sabotear la resolución de la
Asamblea General de la ONU de diciembre,
obligando a muchos países
a abstenerse [100 estados se
abstuvieron mientras 50 votaron a
favor de la autodeterminación del
Sahara]. Desde el franquismo, los
únicos gobiernos españoles que se
han abstenido en una votación por
la descolonización del Sahara Occidental
han sido el de Franco y el
de Zapatero. Tras el episodio de
Nueva York los españoles ayudaron
a Marruecos a que no prosperase
una resolución en Ginebra a favor
de los derechos humanos de los
saharauis.

D.: ¿Han notado mucha diferencia
respecto al anterior ejecutivo de José
María Aznar?

M.B.: Las cosas antes estaban mucho
mejor. El Gobierno de los populares
no fue amigo declarado de los
saharauis y Aznar nunca nos recibió,
pero hay que reconocer su firmeza
a la hora de defender de manera
pública y privada la legalidad
internacional. Nunca tuvieron un
doble lenguaje ni mintieron. Su discurso
fue siempre el mismo, en
Madrid, Rabat o Nueva York, y eso
merece un respeto. Además, nunca
actuaron contra resoluciones aprobadas
en las Cortes.

D.: ¿Por qué cree que Zapatero mantiene
una postura ambigua a pesar
de que se ha demostrado que la mayor
parte de la ciudadanía del Estado
español está a favor de la causa saharaui,
incluido el Parlamento y las propias
bases de su partido?

M.B.: La política del Gobierno español
está secuestrada por un lobby
promarroquí que defiende sus intereses
personales, un grupo muy reducido
que ha vinculado su destino
con la ocupación ilegal del Sahara.

D.: ¿Quiénes forman parte de este
grupo?

M.B.: Es un lobby muy pequeño compuesto
por antiguos responsables del
PSOE que tienen fincas en Marruecos,
como Felipe González y varios
embajadores. González sigue teniendo
una mano muy fuerte y su
sombra sigue planeando sobre el
Gobierno actual, especialmente en
asuntos internacionales.

D.: A pesar de la parálisis en la que
se encuentra y de que, tras la marcha
de Álvaro de Soto Kofi Annan
no haya nombrado aún un representante
para impulsar su aplicación,
¿ustedes siguen apoyando el
Plan Baker II?

M.B.: Por ahora sí. Nuestra adhesión
al Plan Baker II fue un sacrificio, una
concesión espectacular en la búsqueda
de una solución pacífica; el problema
es que Marruecos sigue rechazándolo.

D.: ¿Estarían dispuestos a rebajar sus
exigencias para desbloquear el
proceso?

M.B.: No hay posibilidad de ceder
más, porque el Plan Baker ya ha dado
todo a Marruecos. Ceder más significaría
rendirnos públicamente y
de forma humillante.

D.: La UE negocia en estos momentos
un acuerdo de pesca con Marruecos
que afecta a las aguas del
Sahara Occidental, ¿cuál es su opinión
al respecto?

M.B.: Es una vergüenza que una organización
compuesta por 25 países
firme acuerdos que significan un robo
y resultan ilegales. Marruecos,
como reconoce la ONU, no tiene soberanía
sobre el Sahara y no es legal
firmar acuerdos sobre la explotación
de sus riquezas. Hacemos un
llamamiento urgente a la Unión
Europea para que cese de ser cómplice
de Marruecos en el pillaje y robo
sistemático de nuestros recursos
y, si no, llevaremos a quien sea ante
los tribunales internacionales.

D.: ¿Qué balance hace de estos 32
años de historia del Frente Polisario?

M.B.: Sin el Polisario y la RASD
Marruecos podría haber cometido
en 1975 un genocidio contra nuestro
pueblo. Marruecos, España y
muchos otros subestimaron desde
el principio nuestra capacidad de
resistir y luchar, una capacidad que
ha sorprendido y sigue sorprendiendo
a muchos.

Opacidad informativa

No es la primera vez que
la monarquía de Mohamed
VI prohíbe la entrada al
Sahara ocupado de personas
que buscan recabar
información sobre la zona.
Las expulsiones de varias
delegaciones de parlamentarios,
periodistas y activistas
de derechos humanos
en las últimas semanas se
suman a una larga lista de
atropellos que contradice
la publicitada apertura y
transparencia del régimen
alauita. Por citar algunos
ejemplos, el pasado mes
de abril tres periodistas
noruegos fueron detenidos
y expulsados del Sahara
ocupado, y en 2004 dos
informadores del mismo
país y dos colegas francesas
sufrieron la misma suerte.
En junio de 2002, una
representación de políticos
del Estado español ni
siquiera pudo descender del
avión que les había llevado
a El Aaiún.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador