DELITOS URBANÍSTICOS
La M-501, rumbo al Tribunal de Justicia de la UE

El nepotismo de Esperanza Aguirre para construir la M-501 se enfrenta a la Comisión Europea, que tras una larga campaña de
grupos ecologistas llevará el caso al Tribunal de Justicia.

10/07/08 · 0:00
Edición impresa
JPG - 4.8 KB
 
Ecologistas en Acción

La Comisión Europea ha hecho pública
su decisión de llevar a la Comunidad
de Madrid ante el Tribunal
de Justicia de la Unión Europea por
las presuntas ilegalidades que se están
cometiendo en materia ambiental,
en concreto con respecto a la
carretera madrileña M-501. Esta decisión
se viene prolongando desde
el año pasado, periodo en el que decidió
no llevar a la CAM ante el Tribunal
de Justicia de la UE siempre
y cuando se adoptaran las medidas
necesarias para que dicha infraestructura
contara con los correspondientes
estudios ambientales que
son de obligatorio cumplimiento. El
Gobierno regional de Esperanza
Aguirre no sólo ha hecho del acuerdo
papel mojado al no elaborar el
respectivo estudio ambiental al que
se había comprometido con la Comisión,
sino que se han acelerado
las obras desde febrero, fecha en la
que el Tribunal de Justicia de Madrid
hizo pública la sentencia en la
que viene a decir que la Comunidad
está infringiendo la normativa ambiental
vigente.
Hasta que el Tribunal Europeo
dictamine sentencia Ecologistas
en Acción sigue adelante con la
campaña “Por Justicia, paremos
la M-501”, que se ha iniciado a partir
de la sentencia que dictaminó el
Tribunal de Justicia de Madrid a
favor de la paralización de las
obras. Esta campaña pretende recaudar
para antes del 30 de julio
de este año, 497.567 euros de fianza
que le impone el Tribunal para
paralizar las obras.

Para Ecologistas en Acción es
muy positivo que la Comisión haya
decidido llevar al Gobierno regional
ante el Tribunal Europeo, y también
lo es la sentencia del Tribunal de
Justicia de Madrid. Aunque también
“es una evidente injusticia social
el que, por unos claros intereses
inmobiliarios, ningún juez se
atreva a paralizar unas obras que
son evidentemente ilegales”, denuncia
María Ángeles Nieto, responsable
de urbanismo de Ecologistas
en Acción. “La campaña es
necesaria, más allá del objetivo de
conseguir la paralización de las
obras, está el poner de manifiesto
cómo un gobierno regional como el
de Esperanza Aguirre se salta a la
torera la legalidad ambiental, sin
que ningún juez sea capaz de hacer
absolutamente nada”, asegura
Nieto. La campaña “Por Justicia,
paremos la M-501” y el trabajo que
llevan realizando diversas organizaciones
ecologistas para denunciar
las irregularidades de la
M-501 desde que comenzaron las
obras, ha logrado que aparezca en
los medios de comunicación estatales
y, sobre todo, europeos, y que se
hayan sumado muchas entidades
europeas para hacer presión, lo que
ha forzado a la Comisión Europea a
una revisión del acuerdo alcanzado
con la Comunidad de Madrid. Cabe
recordar que también ha habido una
presión muy importante por parte
de los alcaldes de los municipios de
la zona, aunque 11 afirmaron ante
el presidente de la Comisión de Peticiones
del Parlamento Europeo que
la razón por la que era imprescindible
dicha infraestructura era para
reducir los índices de mortalidad.

Cuando presentaron unas cifras que
distaban mucho de la DGT, quedó
al descubierto que la verdadera necesidad
de la vía rápida es rentabilizar
los importantísimos proyectos
urbanísticos que se están desarrollando
al calor de la M-501, gracias a
los nuevos planes de ordenamiento
territorial (que incrementarán en
un 900% la superficie urbanizable).

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto