Zied Lakhdhar
del partido Watad y Del Frente Popular tunecino
“La economía debe estar al servicio del pueblo”

El nuevo secretario general de Watad, partido de izquierdas integrado en el Frente Popular, repasa la situación de Túnez y la investigación del asesinato de Chokri Belaid.

, Redacción / Túnez
02/04/13 · 14:37
Edición impresa
ZIED LAKHDHAR. Nuevo secretario general del partido de izquierdas Watad. / Gladys Martínez López

El 24 de marzo, dos días antes del inicio del Foro Social Mundial, el partido de izquierdas Watad, que se integra en el Frente Popular, tercera fuerza política en Túnez, nombraba secretario general a Zied Lakhdhar en sustitución de Chokri Belaid, asesinado hace dos meses y cuya muerte todavía conmociona a Túnez. 

Dos meses después aún no se sabe quién mandó asesinar a Chokri Belaid. ¿Qué pide el Frente Popular en relación a su muerte?

Pedimos que salga a la luz toda la verdad. Nos dicen que alguien de un grupo extremista ha matado a Chokri, que se encuentra fugado en un bosque de Argelia y que las fuerzas del orden lo persiguen desde hace un mes. Pensamos que no quieren que las instrucciones vayan más allá de esta persona para buscar qué partido o grupo político tomó la decisión de asesinar a Chokri y disponemos de indicios de que hay esfuerzos para obstaculizar el curso normal de la instrucción.

¿Tiene el Gobierno responsabilidad en la muerte de Chokri?

Desde el principio hemos dicho que la responsabilidad moral y política es del partido en el poder, Nahdha, porque son ellos quienes han empujado a través del discurso político y religioso a acusar a Chokri de ser un infiel y, por ello, facilitado su asesinato. El Gobierno también rechazó proteger su integridad física a pesar de que sabían que las amenazas contra nuestro camarada eran importantes.

¿Cuáles son los obstáculos que se están produciendo en la investigación?

Citaré uno. Es el dossier Fathi Dammak, hombre de negocios arrestado por un asunto de tráfico de armas y por el proyecto de asesinar a ciertos líderes políticos, y hay un vídeo que circula en internet que lo muestra hablando con dos personas interesadas en el asesinato de ciertos líderes, que principalmente citaron a Chokri Belaid, y que propusieron una manera de asesinarlo y casualmente es la manera en que fue asesinado. A pesar de ello, el juez de instrucción responsable del caso ha rechazado escuchar el testimonio de Fathi Dammak. Además, las instrucciones sobre el asunto de Fathi Dammak finalizaron rápidamente sin buscar los posibles lazos entre los dos dossieres. Creo que es muy significativo.

¿Vais a recurrir en este caso a la justicia internacional?

Hemos tomado la decisión de llevar el dossier ante el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra para ejercer más presión. En cuanto a la justicia internacional, esperamos el final de las instrucciones para evaluar en qué punto nos encontramos y en ese momento tomaremos una decisión. La justicia internacional es una posibilidad para clarificar el asesinato.

"El Frente Popular se ha creado sobre la base de una plataforma que reune las principales formaciones de la izquierda tunecina y formaciones democráticas que lucharon contra el régimen de Ben Ali"

Chokri Belaid buscaba la formación de un gran frente de izquierdas en Túnez y usted ha dicho que va a trabajar en esa dirección. ¿Buscan ampliar el Frente Popular?

Ampliar el Frente Popular es una misión necesaria para paliar los errores tácticos cometidos durante las elecciones del 23 de octubre de 2011. El Frente Popular se ha creado sobre la base de una plataforma política, socio-económica y cultural que reúne las principales formaciones de la izquierda tunecina y ciertas formaciones democráticas que lucharon contra el régimen de Ben Ali. Creemos que para pararle los pies a los proyectos del partido Nahdha y sus aliados se necesita una ampliación y un enraizamiento del Frente Popular. También se necesita un acuerdo sobre un mínimo democrático con otras fuerzas políticas en Túnez.

¿Cuáles son los objetivos del Frente?

Que se lleven a cabo los objetivos de la revolución tunecina. La realización de una república democrática que trabaje por la justicia social, la lucha contra el paro y por el equilibrio entre las regiones para que no haya regiones desfavorecidas y marginadas. Lo esencial es llevar a cabo un programa político y social que mejore la vida de los tunecinos y construir una economía nacional capaz de responder a las necesidades del pueblo tunecino.

La cuestión de la deuda externa es uno de vuestros frentes de batalla. ¿Qué pedís a este respecto? ¿Cuál es la postura del Gobierno sobre la petición de auditoría de la deuda?

El Frente Popular quiere que se suspenda la deuda para que el país pueda respirar y reconstruir su economía y sus desequilibrios financieros y para tener la oportunidad de revisar una parte de la deuda que consideramos odiosa, ya que no ha servido para el desarrollo de Túnez, sino que fue rápidamente desviada por los mafiosos del país. El Gobierno ya ha capitulado ante las exigencias de las instituciones financieras internacionales.

Tras la crisis agravada por el asesinato de Chokri Belaid se disolvió el Gobierno y se formó uno nuevo. ¿Acaba esto con la crisis política en el país?

El nuevo gobierno es la continuación del anterior y está liderado por el antiguo ministro del Interior, Ali Laarayedh, que es uno de los símbolos del fracaso del antiguo gobierno. No ha habido un cambio político. Intentan hacernos creer que los nuevos ministros son neutrales, que no tienen una pertenencia política, pero lo que se pide no es ya la neutralidad de los ministros, sino la de los ministerios y las instituciones, que han sido infiltradas durante un año y medio por dirigentes de Nahdha o que le siguen el juego a Nahdha.

"Queremos revisar una parte de la deuda que consideramos odiosa, el Gobierno ya ha capitulado ante las exigencias de las instituciones financieras internacionales"

¿Tiene el Gobierno de transición de Túnez derecho a tomar ciertas medidas que comprometen el futuro del país a largo plazo, como la firma de un préstamo con el FMI?

No tiene derecho a tomar decisiones que hipotecan el futuro del país, pero lo están haciendo y poniendo a la gente ante los hechos consumados. Están preparando el terreno para ganar las próximas elecciones. Además, han rechazado disolver a las milicias paramilitares de la Ligas de Protección de la Revolución [cercanas a Nahdha] y han rechazado revisar cientos de nominaciones hechas a espaldas de los partidos políticos y que favorecen a Nahdha en la administración.

¿Cuáles son los problemas más graves a los que se enfrenta el país?

Consideramos que hoy hay un proceso revolucionario pero a la vez hay intentos de hacerlo fracasar y aplicar un programa que no tiene nada que ver con las reivindicaciones del pueblo tunecino durante la revolución en los planos político, social e incluso cultural. La revolución tunecina no planteó nunca la cuestión de la identidad de nuestro pueblo porque creemos que es una cuestión ya resuelta, pero esta gente habla de la cuestión identitaria e intentan imponernos prácticas y costumbres que nos son ajenas y eliminar ciertos símbolos de la tradición antigua, como los morabitos. Están destruyendo la historia, y destruir la historia es destruir la identidad de un pueblo. Túnez corre un peligro muy grande si permitimos a esa gente aplicar su programa.

¿Qué oportunidades ha ofrecido el Foro Social Mundial para la izquierda tunecina?

Ha sido una ocasión para los tunecinos de encontrarse con una multitud de personas con diferencias, pero dentro de la diferencia podemos ponernos de acuerdo en ideales que todos defendemos a la vez, puesto que todos los pueblos sufren la opresión del capital internacional. Y también ha servido para ver que el ideal de la justicia y la igualdad entre los humanos tiene todavía muchas voces que lo reivindican en todo el mundo, y que otro mundo es posible. La única condición es que la humanidad luche de una manera consciente por ese objetivo. El FSM también nos ha permitido construir nuevas relaciones con militantes y organizaciones, y eso es lo más interesante para nosotros hoy.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto