PROTESTA | La pobreza en términos absolutos crece en las familias inglesas
La austeridad no funciona en el Reino Unido

Más de 150.000 personas se manifiestan en Londres contra los recortes. Mientras, varios informes alertan de que la austeridad está aumentando la pobreza.

12/11/12 · 11:00

“Tenemos un mensaje muy crudo para el Gobierno: La austeridad no está funcionando, está afectando a nuestros trabajos, servicios y nivel de vida. Está destrozando a los más pobres y vulnerables”, declaró Brendan Barber, líder del Trade Union Congress (TUC, organización que engloba a los sindicatos británicos), al término de la manifestación bajo el lema “For a future that works” (por un futuro que funciona), que transcurrió en Londres desde Temple hasta Hyde Park el pasado 20 de octubre.

“Los ministros nos dijeron que, si aceptábamos el sufrimiento, se reduciría el déficit, y sin embargo nos encontramos sumidos en una doble recesión” Barber continuó aludiendo al fracaso de las políticas de austeridad en la consecución de la recuperación económica, objetivo principal del Ejecutivo británico: “Los ministros nos dijeron que, si aceptábamos el sufrimiento, se reduciría el déficit, y sin embargo nos encontramos sumidos en una doble recesión”, afirmó en clara referencia a las últimas previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) para el próximo año.

Un impacto mayor de lo previsto

Christine Lagarde advirtió a comienzos de mes que las políticas de recortes y subidas de impuestos del Gobierno de coalición tendrán un impacto mucho mayor sobre la economía británica que el previsto inicialmente. El Gobierno actualmente utiliza un multiplicador fiscal del 0,5, es decir, por cada libra de recorte se reduce la producción económica 0,5 libras. Sin embargo, según el FMI, el multiplicador fiscal más apropiado a aplicar en economías que siguen medidas de austeridad se situaría entre el 0,9 y el 1,7, lo que afectará gravemente a la actividad económica en el Reino Unido.

Esto se traduce, según los sindicatos británicos, en que ha tomado 1,3 como media de los valores del FMI: esto es, que por cada libra de recorte se reduce la producción económica 1,3 libras, lo que, hasta 2015, supondría una disminución de 76.000 millones de libras (93.000 millones de euros). Las consecuencias de los recortes contribuyen a una perspectiva negativa de crecimiento (-0,4% según el FMI) que lastra la salida del Reino Unido de la crisis.

Sin embargo, y a pesar de las recomendaciones de instituciones tan poco sospechosas como el FMI, el ministro de Economía, George Osbourne, insistía este mes durante la conferencia de su partido en que únicamente hay un camino a seguir: “Aunque no debemos equilibrar los presupuestos a costa de los pobres, es un engaño pensar que se puede hacer sólo a costa de los ricos”, explicó Osbourne para posteriormente anunciar otros 10.000 millones de libras de recortes en la seguridad social. La evaluación de la labor del Gobierno de la situación económica por parte de la población refleja el pesimismo del FMI.

Según una encuesta publicada a mediados de este mes por YouGov (periódico digital británico), el 63% opina que el Ejecutivo está gestionando la economía mal o muy mal, lo que en parte explica que los conservadores se encuentren más de diez puntos por debajo en intención de voto que los laboristas.

Consecuencias sociales

Recientemente han aparecido datos preocupantes que resaltan el riesgo de que, más allá de la falta de cumplimiento de los objetivos fiscales, las políticas de reducción de gasto provoquen efectos devastadores sobre distintos sectores de la sociedad. Esta semana, la National Housing Federation elaboró un informe en el que revela que el número de familias con trabajo que necesita recibir ayudas para el pago del alquiler se ha doblado hastamás de 900.000 desde 2008 y llegará a 1,2 millones al final de la legislatura en 2015, consecuencia de la velocidad con la que aumentan los alquileres en comparación a los salarios.

El documento destaca que uno de cada diez hogares con hijos discapacitados podría llegar a perder su casa Los más frágiles también notarán las consecuencias de los recortes, tal y como manifestó la parlamentaria Grey Thompson, que encabezó una comisión analizando la propuesta de simplificación del sistema de seguridad social que propone el Ejecutivo y concluía que hasta 450.000 personas con discapacidades se verían perjudicadas. El documento destaca que uno de cada diez hogares con hijos discapacitados podría llegar a perder su casa, y que 230.000 personas con discapacidades graves sin otro adulto que les asista podrían dejar de recibir hasta 58 libras a la semana.

Asimismo, las perspectivas de futuro para los sectores con ingresos de niveles bajo medio tampoco son muy halagüeñas. Según un informe publicado a finales de septiembre por la Resolution Foundation titulado ¿Quién se beneficia del crecimiento?, una familia de nivel bajo padecerá una reducción de sus ingresos netos de hasta un 15% en 2020, mientras que una cercana al nivel medio experimentará una disminución del 3%.

El informe apunta una polarización de rentas en los próximos años incluso considerando previsiones de crecimiento. Este aumento en la desigualdad se ve acentuado por las políticas de recortes sociales de Osbourne, que perjudicarán a las franjas más pobres de la población.

Malas previsiones

Si las previsiones para el futuro son poco optimistas, el análisis sobre el periodo 2010-2011 no resulta nada positivo para la coalición de liberales y conservadores liderada por Cameron. El Institute for Fiscal Studies (IFS) publicó un informe en Junio de 2012 en el que proporcionaba datos que cuestionan la actual política económica del canciller de economía Osbourne.

Los ingresos del hogar medio disminuyeron un 5.7%, lo que supone la mayor caída desde 1962, año desde el que se dispone de datos fiables Según el IFS, los ingresos del hogar medio disminuyeron un 5.7%, lo que supone la mayor caída desde 1962, año desde el que se dispone de datos fiables, y, según la misma organización, no existen motivos para el optimismo debido a los incrementos netos de impuestos y recortes en ayudas sociales propuestos por el gobierno.

El informe advierte a su vez del incremento de la pobreza en términos absolutos durante el último año, situando en 300.000 personas más por debajo del nivel de renta del 60% de la media de la población.

 

Los PIIGS se unen en Londres

 

Unos 150 manifestantes de Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España (PIIGS) se unieron a la manifestación del pasado 20 de octubre a los británicos adoptando irónicamente el título de PIGS (cerdos), acrónimo utilizado por la prensa neoliberal para referirse a estos países. Durante las últimas semanas, miembros del 15M Londres han unido fuerzas con otros ciudadanos de los países de la periferia europea residentes en la capital inglesa. “Estamos aquí por solidaridad con el pueblo británico, porque la austeridad nos afecta a todos independientemente del origen”, dijo Oliver, economista griego, que se mostraba preocupado por el futuro de su país: “La única alternativa es la salida de la zona euro y la restructuración de la deuda liderada por la sociedad griega, porque el riesgo de las políticas actuales es la radicalización que puede beneficiar a la extrema derecha”.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

RECORTES. El domingo 20 de octubre más de 150.000 personas se manifestaron en Londres. / Aspex Design
separador

Tienda El Salto