LA PLATAFORMA TRANSGÈNICS FORA! CALIFICA DE MONTAJE LOS PROCESOS
Juicios contra dos activistas antitransgénicos catalanes

Dos personas vinculadas al movimiento de oposición a los transgénicos en Cataluña se enfrentan, por primera vez en el Estado español, a procesos judiciales por sus actos de protesta contra los cultivos modificados genéticamente.

15/10/06 · 20:42
Edición impresa
JPG - 23.1 KB
 
TRANSGÈNICS FORA!
Acción en Gimenells el
3 julio de 2004. / Plataforma Transgènics Fora!

El 3 de julio de 2004, setenta personas
destruyeron el campo de experimentación
de trigo transgénico
del Instituto de Investigación y
Tecnología Agroalimentaria
(IRTA), perteneciente a la
Generalitat de Cataluña. Dos años
más tarde, el activista Albert Ferré
se enfrenta a un juicio en el que se
le acusa sobre la base de unas declaraciones
realizadas a TV3. Una
demanda civil de indemnización
de 469.064 euros y una demanda
penal de quince meses de penamulta
pesan sobre sus espaldas.

Para Transgènics Fora!, plataforma
que organizó la acción, este juicio
forma parte de un montaje para
criminalizar la oposición a los
transgénicos, puesto que no hay
pruebas de quién participó en el sabotaje,
y se juzga a Albert por haber
sido el portavoz mediático.

Bajo el nombre de Sustain, el
campo de experimentación transgénico
era un proyecto financiado
por la Unión Europea en el que,
además del IRTA, participan la
Universidad de Barcelona y empresas
extranjeras. Su finalidad era
crear una variedad de trigo más resistente,
pero desde la destrucción
del cultivo en 2004 el proyecto se
paralizó. Según Albert Ferré, la información
de los campos de cultivos
transgénicos “debería ser pública
y se debería poder consultar
en el Ministerio de Medio Ambiente”,
pero no está siendo así. De
hecho, la información del campo de
experimentación destruido fue encontrada
en una página web oficial
de la UE. Esto demostraría que la
falta de información convierte al
Estado español en el banco de pruebas
de la UE, pues al no haber registros
no hay control. Es el paraíso
para la industria biotecnológica.

La segunda acusación está dirigida
contra Josep Pàmies, de la
Assemblea Pagesa de Catalunya
(Asamblea Campesina de Cataluña),
a quien la fiscalía pide cuatro
años de prisión por daños y desacato
a la autoridad y 50.000 euros
de indemnización como resultado
de una acción en otro campo
de maíz transgénico el 13 de
septiembre del 2003.

El 14 de octubre se ha convocado
un Tribunal Popular de la Agricultura
Transgénica en el centro cívico
Convent de Sant Agustì (Barcelona)
que contará con el testimonio
directo de productores ecológicos
catalanes afectados por casos
de contaminación genética.
El tribunal pretende crear un foro
de discusión sobre un debate que
ya está muy avanzado y evaluar el
papel representado por la Generalitat,
los centros de investigación y
las multinacionales biotecnológicas
durante los ocho años de
implantación de cultivos transgénicos
en Cataluña.

Transgénicos a la luz

Aragón y Cataluña se han convertido
en los últimos años en las regiones
de la UE con mayores
hectáreas cultivadas con transgénicos.
Ante la falta de actores que
ejerzan de lobby ante la administración,
la plataforma Transgènics
Fora! nació en 2003 para promover
un debate público sobre la necesidad
y las implicaciones sociales,
ecológicas y sanitarias de los cultivos
transgénicos en el Estado.

Según Guillem, miembro de la
plataforma, “los intereses de la
Generalitat son los mismos que los
de la industria biotecnológica, y van
en detrimento de los intereses de
consumidores y agricultores”. Desde
hace dos años el Gobierno catalán
está intentando aprobar el decreto
de coexistencia entre cultivos
convencionales, ecológicos y transgénicos
para Cataluña.

En respuesta, la plataforma realizó
un informe sobre la contaminación
provocada por la expansión
de la agricultura modificada genéticamente
en Cataluña y Aragón. El
estudio mostraba cómo la existencia
de este tipo de agricultura en
una región imposibilita la existencia
de cualquier otro tipo de cultivos.
También se presentaron enmiendas
a la totalidad del Decreto
pero, de momento, no ha habido
ninguna respuesta no represiva.

Tags relacionados: Ecología Transgénicos
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto