"PANORAMA // TRES ""FAMILIAS"" Y MÁS GRUPOS DIVERGENTES ACUDIRÁN A LA PRÓXIMA ASAMBLEA EL 15 Y 16 DE NOVIEMBRE
Izquierda Unida afronta su última división

Palabras como refundación o regeneración están en
el orden del día de los distintos grupos de poder de la
coalición. Los problemas de división interna han
marcado las últimas asambleas.

30/10/08 · 0:00
Edición impresa
JPG - 15.5 KB
A POCA DISTANCIA. El enfrentamiento entre Paco Frutos y Gaspar Llamazares viene de lejos y sigue presente en el funcionamiento
interno de la organización. Sus respectivos pactos con el PSOE han marcado el clima de la coalición durante los últimos años.

“Otra victoria como ésta y volveré
solo a Epiro”. Eso fue lo que dijo el
griego Pirro después de derrotar a
los romanos. Las ‘familias’ que se
disputarán la dirección de IU en la
próxima asamblea de Rivas viven bajo
la sospecha de que cualquiera que
se imponga puede encontrarse en la
situación de gestionar una de esas
victorias pírricas. La cuestión que sobrevuela
el proceso preasambleario
es saber si el coma que vive la organización
desde las últimas elecciones
es irreversible o si la organización
está a tiempo de solventar su
crisis y de fortalecer una unidad real
y no sólo cupular. Tres documentos
se presentan para el debate. El primero,
presentado por Izquierda Unida
Abierta, lo encabeza el secretario
general saliente, Gaspar Llamazares.

El segundo, Por una izquierda
anticapitalista, que recoge una parte
del documento presentado al PCE
por Julio Anguita, es respaldado por
la mayoría del Partido Comunista. El
tercer documento, que cuenta con
un 20% de los apoyos, lo defienden
las direcciones federales de Madrid,
Aragón y Barcelona, la llamada
‘Nacional II’. Además, otra serie de
grupos se mantienen a la espera y,
en función de las alianzas de última
hora, puede saltar la sorpresa. A día
de hoy, y posiblemente hasta horas
antes de la clausura de la asamblea,
no se conocen los candidatos a ocupar
la secretaría general.

En declaraciones a DIAGONAL,
Juan Manuel Sánchez Gordillo, alcalde
de Marinaleda, considera que
el problema es que “IU no ha tenido
un perfil propio. No ha sido un proyecto
soberano y alternativo desde el
punto de vista político”. Gordillo, que
cuenta con el apoyo de un 30% de la
federación andaluza, rechaza taxativamente
un posible pacto con el grupo
que representa a la dirección saliente:
“Llamazares ha sido nefasto
para la suerte de IU en los últimos
años porque ha sido un apéndice de
las políticas del PSOE”. Consultada
por este periódico, la portavoz de IU
Abierta, Inés Sabanés, cree que no
es el momento de tirarse los pactos a
la cabeza: “No se puede achacar que
se sea subsidiario del PSOE sólo al
grupo parlamentario cuando en las
distintas comunidades, desde Andalucía,
Cataluña, pasando por Euskadi
y Madrid, y allí donde tenemos capacidad
de influencia, hay acuerdos”.

En opinión de Sabanés, “debemos
enfocar nuestras debilidades con los
acuerdos y las alianzas. Intentar enfocar
los errores en una dirección es
tan falso como injusto”.

Voces críticas

El objetivo de los tres documentos es
marcar distancias con las políticas
neoliberales, las ejerza el PSOE o el
PP. Sin embargo, para Raúl Camargo,
de Espacio Alternativo (grupo
que ha abandonado IU este octubre),
el abismo entre teoría y práctica es
insalvable, los programas políticos
pierden parte de su importancia: “el
problema es que en el terreno de la
práctica han sido contadísimas las
ocasiones en las que se ha podido experimentar
eso del ‘partido de nuevo
tipo’. Siempre se ha chocado con la
política del PCE, incluso con la del
eurocomunismo, aunque se rompiera
con ella en los ‘80. Seguía impregnada,
sobre todo en la forma de hacer
política, de entrar en los movimientos
a intentar hegemonizarlos,
a no entender bien la relación entre
lo social y lo político y, sobre todo, a
tener unas relaciones desquiciadas
con el Partido Socialista”. Para
Tomás Villasante, representante de
lo que en su día se llamó el ecosocialismo
dentro de IU, el asunto de los
programas es pecata minuta en comparación
con el estilo de la organización,
que califica de cainita y sectario:
“El ambiente de luchas intestinas
permanentes es lo que ha destrozado
IU. Frente al programa, programa,
programa yo creo que a nivel interno
se ha de hacer hincapié en el
estilo, estilo, estilo”.

Nines Maestro, diputada entre
1989 y 1996, fuera de la coalición
desde la creación de Corriente Roja
en 2004, habla de falta de democracia:
“Nuestra experiencia es que es
imposible: aunque convenzas a la
mayoría jamás ganas. Está de tal
manera pervertido todo el funcionamiento
interno que cualquier burocracia
se perpetua en el poder pase
lo que pase”.

Una izquierda más plural

Sánchez Gordillo considera que de
la asamblea debe salir una IU plural
que se abra a las distintas sensibilidades:
“Que pueda aglutinar a todo
el mundo a la izquierda del PSOE.
Nos ha faltado audacia y valentía para
nadar a contracorriente. Hace falta
un cambio en el discurso y en la
práctica política”. Por su parte, Sabanés
hace un llamamiento a la responsabilidad
y plantea que la obligación
de la asamblea “debería ser mirarnos
menos a nosotros mismos e introducir
la crítica y los cambios que
sean imprescindibles, pero garantizando
que hay una fuerza que es capaz,
primero, de entenderse; y segundo,
de trabajar hacia fuera. Por la
gente y con la gente”.

Según Gordillo, “IU ha estado demasiado
metida en las instituciones
y muy poco en la calle. Tiene
que movilizarse desde la valentía,
desde la audacia, desde la rebeldía”.
Sabanés opina que es un problema
más complejo, ya que se ha
producido una desmovilización que
afecta al conjunto de la izquierda:
“El tema no se resuelve predicando
ni sentando cátedra. No necesito
que me recuerden lo de la calle.
Ojalá IU por sí misma tuviera la capacidad
de movilizar, remover, y
sacar a la calle a la gente, pero creo
que hace falta que los movimientos
sociales, tomando nota de la emergencia,
tengan esa capacidad de
respuesta”.

Las diferencias seguirán presentes
hasta mediados de noviembre. No
obstante, en ningún caso hay que
descartar que se produzcan extraños
maridajes que den paso a una dirección
más o menos colegiada. Sin embargo,
parece difícil que se produzca
una refundación ‘real’ si la coalición
no modifica sus usos internos.


ALGUNAS APUESTAS DE CARA A LA COORDINACIÓN GENERAL

Marga Sanz



Secretaria general en Valencia, fue
la candidata del PCE a las primarias.
A pesar de que su candidatura
fue presentada tarde, sus resultados
fueron notables. A día de
hoy, es la favorita del “sector
duro” del PCE, dominado por la
Federación andaluza. Puede ser la
opción si hay consenso entre ese
grupo y el de Enrique Santiago.

Enrique Santiago



Representante del sector más
aperturista dentro del Partido
Comunista, Santiago ya optó a la
secretaría general en la VIII
Asamblea. Actualmente, su posición
dentro del partido es delicada,
si bien puede ser una buena
opción si el PCE gestiona su
mayoría con cautela y abre la
mano a voces divergentes.

Inés Sabanés



La portavoz de IU Abierta tiene
a su favor su experiencia y su
recorrido en las instituciones
madrileñas. Sin embargo, todo
parece indicar que su corriente
se encuentra en minoría. La
duda es saber si Sabanés aceptaría
la responsabilidad y, en
ese caso, si puede encontrar
los suficientes apoyos.

Eberhard Grosske



Prácticamente desconocido para el
público general, el balear fue
cabeza de lista del Bloc Per Palma
y es teniente de alcalde y concejal
en el Ayuntamiento de Palma.
Dentro de IU Abierta es uno de los
candidatos “no quemados” (junto
con Kechu Aramburu y Félix Taberna)
y se cuenta entre los críticos
de la dirección saliente.

Sánchez Gordillo



Sus opciones pasan por los acuerdos
que puedan darse durante la
Asamblea, posiblemente entre la
‘Nacional II’ y el PCE, aunque él no
se alinea con ninguno. A su favor,
la experiencia social y cooperativa
que ha supuesto su gestión en
Marinaleda, uno de los pocos lugares
donde IU ha podido llevar a
cabo una política original.

Joan Josep Nuet



Uno de los candidatos “transversales”,
o de la ‘Nacional II’, junto
a Ángeles Yagüe. Las opciones de
este grupo pasan por los pactos
con familias del PCE o de IU
Abierta. Nuet es senador y miembro
de la Dirección General de la
coalición. Es un candidato “no
quemado”, aunque sus opciones
dependen de diversas variables.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto