TRATADO DE LA UE // EL JUEVES 31 DE MAYO SE CELEBRA UN REFERÉNDUM PARA VOTAR A FAVOR O EN CONTRA DE LOS RECORT
Los irlandeses podrían rebelarse contra el plan de austeridad

Más de tres millones de
irlandeses votan el 31 de
mayo si aceptan el plan
de recortes de la UE,
el llamado pacto fiscal.
El Gobierno de Irlanda
teme el triunfo del ‘no’.

- Los irlandeses se rebelan frente a la austeridad y no pagan impuestos

- Irlanda, la deuda y el Banco Central

31/05/12 · 10:27
Edición impresa
 
A pesar de los nuevos vientos quesoplan en países europeos comoGrecia y Francia, poniendo en telade juicio el pacto europeo por la estabilidad,Irlanda sigue adelantecon su referéndum previsto para elpróximo jueves 31 de mayo.Los principales partidos del sistemairlandés, Fianna Fail, Fine Gaely laboristas, defienden el ‘sí’, argumentandoque será garantía deestabilidad para el país y que la legitimacióndel pacto con Europa traerápuestos de trabajo. Los partidosescorados más a la izquierda,Alianza de la Izquierda Unida ySinn Fein, y los movimientos socialesdefienden el ‘no’ porque aseguranque Irlanda ya ha probado laspolíticas de austeridad en los últimosaños, políticas que han supuestoun fracaso económico y social.

 

Campaña por el ‘no’

Esta nueva campaña por el ‘no’ enlaza
con recientes iniciativas en contra
del cobro de impuestos
sobre bienes
inmuebles y el agua en las que se pedía
la desobediencia civil frente al
pago de los mismos. Una campaña
que tuvo respaldo entre los irlandeses
y que provocó que sólo la mitad
de los propietarios de inmuebles se
registraran para pagar el nuevo impuesto
con el que elGobierno quiere
financiar el pago de la deuda.

Los irlandeses ya rechazaron
en referéndum la aprobación del
Tratado de Lisboa
en el año 2008.
Un año después, el referéndum
se repitió y tras una fuerte campaña
de algunos partidos políticos,
ganó el ‘sí’ al tratado, que entró
en vigor en diciembre de ese mismo
año.

El mayor riesgo de que los irlandeses
rechacen el texto que defienden
algunos partidos políticos reside
en que el país, al pertenecer a la
eurozona, no podría beneficiarse del
Mecanismo Europeo de Estabilidad
(MEDE), el fondo de rescate permanente
dotado con 500.000 millones
de euros, al estar ambos pactos vinculados
entre sí. Irlanda tiene concedido
en estos momentos un plan
de ayuda de la UE que asciende a
85.000 millones de euros
. Por su
parte, el Gobierno ha avisado a los
irlandeses de lo que considera una
consulta trascendental ya que la
misma supone votar sobre la pertenencia
de Irlanda o no, en la Unión
Europea y en el euro, insiste en la
campaña el actual Ejecutivo.

Los irlandeses podrían negarse al
plan de recortes
, aunque los expertos
aseguran que el voto en contra
de Irlanda no debería paralizar el
tratado, del que ya se excluyó a
Reino Unido y la República Checa,
pero aseguran que podría aumentar
la inestabilidad del mismo.

Tags relacionados: Número 175
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Foto: William Murphy
separador

Tienda El Salto