Carta de un despedido 'por ajustes presupuestarios'
Indignado con la ANECA

Por su interés, publicamos esta carta-denuncia del periodista Rafa Cid con motivo de su despido como jefe de comunicación de la ANECA, la agencia encargada de supervisar la implantación del llamado Plan Bolonia en la enseñanza universitaria.

22/07/11 · 8:00
Edición impresa
JPG - 152.2 KB
La directora de la Aneca, Zulima Fernández, en los cursos de verano de la Menéndez Pelayo. Foto: Aneca

El pasado 9 de junio fui despedido de ANECA, la fundación del sector público estatal que se ocupa del llamado Plan Bolonia, en aplicación del apartado c) del artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores y “como consecuencia de la situación económica de la reducción de presupuesto” (sic), tras 6 años como jefe de la unidad de comunicación. Uno más entre los miles de trabajadores lanzados al paro forzoso debido a la crisis desatada por las finanzas basura.

Sin embargo, en este caso al menos, la dirección de ANECA no parece haber estado a la altura de las circunstancias: el despido en cuestión se ha realizado cuando faltaban sólo 4 meses para jubilarme. Lo que significa, que si al dinero (público) recibido de ANECA en concepto de indemnización (20 días por año) y finiquito se suman los 4 meses de la prestación de desempleo, al final la traumática solución aplicada por ajuste económico resulta casi más gravosa para el contribuyente que si hubiera seguido trabajando hasta la jubilación. Adiós, pues, eficiencia presupuestaria, y hablamos de dinero público.

Pero la cosa se complica al conocer por fuentes sindicales los dispendios realizados por ANECA en la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo (UIMP) de Santander el jueves 7 y el viernes 8 de julio, justo al mes del despido por razones económicas. La institución, que organizaba un curso propio con 12 ponentes, fletó a Cantabria a un total de 28 personas, una cuarta parte de su plantilla aproximadamente. A la docena de conferenciantes ya citados se añadieron 10 técnicos de la casa y, en un ejercicio de prodigalidad que choca con la ética pública que se presupone a una agencia estatal, otras 6 personas que nada tenían que ver con el trabajo de ANECA en la UIMP.

Los elegidos para festejar dos días en la UIMP a expensas de ANECA fueron: la gerente; la jefa de recursos humanos; el jefe de informática; el jefe de servicios generales; el jefe de contabilidad y el abogado del Estado, probablemente el mismo funcionario que tuteló mi despido por motivos de austeridad. Es posible, no obstante, que el sexteto agraciado mostrara un irrefrenable deseo intelectual de seguir el curso impartido por ANECA en la UIMP, lo que pasa es que ese mismo interés lo podría haber satisfecho con menos coste público siguiéndolo por el canal UIMP-TV habilitado al efecto en la web de la propia Agencia Nacional para la Evaluación de la Calidad y Acreditación

Yo estoy indignado con ANECA.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

21

  • |
    anónima
    |
    03/08/2011 - 2:26pm
    <p class="spip">Leyendo los comentarios parece muy clarito que los responsables de ANECA tienen mucho pero mucho tiempo para dedicarse a usar internet y que les preocupa lo que pueda decir este señor.</p> <p class="spip">Parece que toda la dirección y pelotas varios han entrado a desprestigiar a este señor.</p> <p class="spip">En cualquier caso despedir indemnizando a un señor que se jubila en unos pocos meses es de tonto en grado sumo.</p> <p class="spip">Parece que se les va a acabar el chollito a unos cuantos en unos meses.</p>
  • |
    anónima
    |
    29/07/2011 - 2:36pm
    Sorprendidaperopoco: el problema de esta ’causa’ es que se abre una tribuna a la pataleta personal de un señor que ha tenido problemas laborales. Como tantas personas tenemos a lo largo de nuestra trayectoria. Lo que rechazamos muchos de los que escribimos comentarios es que se use un capítulo personal que se expone sin documentar ni verificar datos como ejemplo o símbolo de una causa colectiva que nos engloba a muchos. No se trata de atacar a quien tiene un puesto de trabajo (como otro cualquiera, si no no existiría el despido como menciona este señor) ni de generalizar sobre el trabajo que desempeña un personal al que Ud. desconoce, solo por el recurso fácil a suponer que no rendimos. Entrar en los entresijos de cada empresa sería como entrar en las miserias de cada familia. Es muy complicado discernir, a través de comentarios como estos, la realidad de cualquier lugar de trabajo. Lo que se rechaza, en algunas posiciones contrarias a este artículo, es precisamente que se entre a cuestionar algo que no viene al caso porque una persona tenga acceso a publicar ’tribunas’. El periodismo tiene que documentarse y tiene que ser honesto. Incluso el de opinión porque nuestra opinión es nuestro producto intelectual más representativo y genuino. (Por cierto que las faltas de ortografía provienen de fallos con el editor de texto de este cuadradito que hace que salten las lineas en las que se va escribiendo. También se va a criticar algo tan peregrino a la hora de ’hagamos leña de cualquier cosa’?
  • |
    anónima
    |
    29/07/2011 - 11:13am
    Rafa, te quiero.
  • |
    anónima
    |
    29/07/2011 - 9:35am
    <p class="spip">El texto anterior expone un punto de vista argumentado contra la figura y desempeño del Sr. Cid que en muchos puntos comparto porque no es de recibo utilizar la causa colectiva de todo un país para respaldo de una pataleta personal.</p> <p class="spip">Expone verdades como puños al explicar que el Sr. Cid no era un trabajador ’de a pie’ sino un directivo. Y que no se caracterizó por ser un Directivo ejemplar. Fue bastante vago y bastante dejado, pues consideró este puesto su lugar de retiro personal, esperando tranquilamente su jubilación sin importar qué ocurría con el departamento y la gente que trabajaba para él, ni el resto de compañeros de otras áreas que sí hemos trabajado para ANECA con decencia, mucha dedicación y seriedad.</p> <p class="spip">Afortunadamente el trabajo en una institución pública no lo saca adelante su cupula (que es igual de inestable y poco preparada que la de cualquier otro órgano político). Por eso es triste e injusto que definan la tarea que aquí hacemos basándose en el comportamiento puntual de éste u otro mandamás. Se trabaja mucho y se trabaja bien. Se realizan avances para que España no esté a la cola de una reforma que tiene numerosas ventajas (especialmente para el estudiatne y el administrado) pues la Universidad deja de ser un cortijo de los bien colocados y empieza a ser un lugar donde hay que renddir cuentas. Por todo ello rogaría que no se mezclen churras con meerinas ya que el señor Cid será lo que quiera, pero no es la ANECA.</p>
  • |
    anónima
    |
    29/07/2011 - 9:09am
    Gracias por abrirme los ojos. Si me quedaba alguna duda de que el mundo del funcionariado es de otro planeta, ahora estoy convencida del todo. Puestos de trabajo para cobrar sin necesidad de dar golpe, no se requieren capacidades para acceder a los puestos (claro, sino hay que hacer nada luego), amiguismo y otros. Réplicas de (supongo) funcionarios de la Universidad (por cierto, con infantiles errores de escritura, que quiero imaginar causados por las prisas que da el enfado, no por desconocimiento). Afortunadamente, ninguno de ustedes tiene en el horizonte un trabajo de verdad, en el mundo real. Felicidades.
  • |
    anónima
    |
    28/07/2011 - 9:04pm
    <p class="spip">Es una vergüenza que este hombre utilice la palabra "Indignado" para hablar de su situación personal, intentando aprovechar la inercia de la relevancia que el término suscita en la actualidad, porque así ensucia y desvirtúa una palabra que viene a recordarnos que hay mucha gente sufriendo en este país tan cruel, egoísta y cainita.</p> <p class="spip">Y si las cosas van mal es precisamente por gente como Cid que llegó a la ANECA directamente enchufado por el que era el director en aquella época: Francisco Marcellán quien, por cierto, no mostraba el mismo interés por la agencia que por correr maratones, su verdadera pasión. Aunque otra pasión era la de rodearse de algunas personas sin preparación alguna y con grandes dosis de mala leche y mucha ambición desmedida, así como su absoluta incapacidad para atajar las injusticias. La fase Marcellán se caracterizó por una cosa muy concreta: la mierda iba de arriba hacia abajo, y no al revés. Con esto quiero decir, que los directivos culpaban a la plantilla de sus propios fallos, lo cual es, aparte de una canallada, una vergüenza. Y es que la mayoría era señorines de estos de la Universidad, que en su vida ha salido de ella y ahora, de repente, tenían que desarrollar tareas de gestión y dirección. Y estaban bastante pez, por así decirlo, así que trasladaban el esquema de intriga palaciega de pasillo a lo estómago agradecido tan propio de nuestra Universidad.</p> <p class="spip">Cualquiera entiende que los nuevos equipos de gobierno de las instituciones contraten a gente de su confianza. Hasta aquí bien pero, esas personas habrán de estar cualificadas ¿no? Pues no, este señor no sabía, por ejemplo, utilizar un ordenador a su llegada a la agencia lo que, además, provocaba vergonzantes episodios en los que culpaba a sus subordinados y a otros de que algo que no se había hecho bien era "culpa del ordenador". Como si todos fuéran idiotas. Claro que sí, hombre, las máquinas malas, que hacen cosas raras.</p> <p class="spip">Por contra, El perfil de Rafael Cid no era el de un Jefe de Prensa, que en eso no tenía experiencia alguna, sino el de un periodista de investigación, de los carroñeros para más señas, que llevaba largo tiempo sin ejercer tras haber protagonizado algún que otro escandalillo de tintes amarillentos años atrás...y siempre jactándose de que Pedro J. le cogía el teléfono en cualquier momento y necedades de ese tenor.</p> <p class="spip">Aparte, tenía el dudoso gusto de ir expresando a plena voz su ideario político anarquista-sindical como si fuera el nova más (este ideario es, como cualquier otro, personal e intransferible, no para irlo pregonando en el lugar de trabajo. Era de muy mal gusto, creedme, oír toda esa perorata en su vozarrón indiscreto y destemplado. Pero, al fin y al cabo, esto solo era cuestión de formas.</p> <p class="spip">Las que interesan son otras cosas que que acentúan aun más el asco que cualquiera puede sentir cada vez que veo como este gran comisario represor, muy al estilo estalinista, o fascista, que lo mismo da que da lo mismo, intenta ahora ir en plan denuncia y dar pena.</p> <p class="spip">Este hombre, aparte de no pegar palo al agua, conspiraba y maniobraba contra los trabajadores de la agencia que no eran de su agrado presionando hasta despedir a algunos de ellos (gran sindicalista, gran hombre de izquierdas) obviando el drama personal por el que algunas de estas personas pasaban como consecuencia de sus manipulaciones. Aquel sitio era un auténtico mentidero gobernado por los cotilleos de pasillo y las venganzas personales y las ambiciones personales desmedidas. Además, practicaba el nepotismo más asqueroso encargando trabajos externos amigos y conocidos. Y también asquea que ahora que se le ha acabado el chollo critique los gastos de la agencia, cuando bien que se ha aprovechado de ello y bien que ha asistido a foros y congresos, UIMP incluida, a cargo del erario público. Y tiene la poca vergüenza de autodenominarse "...uno más entre los miles de trabajadores lanzados al paro forzoso debido a la crisis desatada por las finanzas basura..." Teniendo en cuenta que nunca debería haber entrado a trabajar allí, no está mal seis años viviendo a la sopa boba y cobrando un sueldo de directivo. Porque este señor no era un mero trabajador, sino un directivo con sueldazo. Pero ahora hace lo que mejor se le da a estos tipos: atacar a los que les cortan el grifo. Eso es muy de periodista español, a saber: ahora eres MU bueno... ahora eres MU malo. Parece el discurso de un payaso rabioso.</p> <p class="spip">Resumiendo: no merece la pena entrar en detalles para saber que no hay que ser muy inteligente y darse cuenta que, quien a hierro mata, a hierro muere y que a cada cerdo le llega su San Martín, etc. Así que ahora nada importa la pataleta de un "rechazado". Si no se jubilara, simplemente, se vendería a otro postor. Es lo que hace la gente como él.</p> <p class="spip">Bien es cierto que esa agencia ha sido siempre un coladero, desde su fundación por parte del PP y que ha estado siempre bajo sospecha. Pero cuando llegaron los del PSOE, repitieron los mismos errores, con mayor delito si cabe, porque represaliaron a todos los que se atrevían a ponerles en cuestión enarbolando esa falsa bandera que ya apesta de que ellos eran honestos, bla-bla-bla. Cosas muy feas se vieron allí. Cosas muy feas y muchas irregularidades. En realidad lo que da pena es que una institución, que tiene que velar por el buen funcionamiento de algo tan esencial como es la educación universitaria, sea en realidad un picadero de cargos y amistades y estrategias ajenas a su finalidad. Pero esto es España, al fin y al cabo.</p> <p class="spip">Por cierto, pasado Bolonia 2010... Cerrarán el chiringuito ¿no?</p> <p class="spip">Y mientras el país yéndose al garete. No da pena este señor. No da ninguna pena. A otro perro con ese hueso Cid.</p>
  • |
    anónima
    |
    28/07/2011 - 10:57am
    <p class="spip">Conozco a este señor que no se caracteriza por su contención verbal precisamente, así que por este motivo se le ha oído enarbolar banderas advirtiendo de lo mala que sería la reforma laboral y cómo a él mismo le afectaría la nueva ley dado que (según sus palabras en estas tribunas y foros sindicales donde tan alto o más ha gritado cuando le convenía ir de ’proletario’): "él era uno de los afectados por esta nueva ley, ya que a pesar de su edad, no podría jubilarse pronto debido a que le faltaban años de cotización".</p> <p class="spip">Le rogaría a este señor tan ’afectado’ que nos aclarase por qué un informador usa dos versiones diferentes de una realidad que debe conocer bien (es la suya). Si es capaz de alterar la verdad en un tema en el que se ha manifestado tan alto y tan claro, ¿cómo seguir defendiendo su competencia profesional? ni en ANECA ni en una gacetilla, Señor Cid. ASí no.</p>
  • |
    anónima
    |
    28/07/2011 - 9:27am
    No os engañéis: quien a hierro mata, a hierro muere...
  • |
    anónima
    |
    28/07/2011 - 8:59am
    <p class="spip">Estimado Sr. Cid, permítame comenzar con un alegato que usted mismo se encargó de publicar hace 5 años, cuando aún pertenecía a la Aneca. <br />  <strong class="spip">“Hay que avergonzar a esos medios que han servido durante años de papel secante y sumidero de aquella “memoria negada”, yendo siempre -literal y en la doble acepción del término- “detrás” de la noticia”</strong></p> <p class="spip">Coincido con su verbigracia plenamente en este y otros manifiestos que enarbola su figura, cada vez que hace uso de la palabra (si no la toma usted directamente). Y digo que coincido porque lo peor que puede hacer un medio informativo es ir detrás de la noticia. Claro, eso e ir por detrás de la noticia. Como Jefe de la Unidad de Comunicación de la tan famosa Aneca (famosa por muchas cosas, aunque ninguna relacionada con su plan estratégico), en el ámbito de la educación superior, dicha Unidad se ha caracterizado en muchas ocasiones por su papel secante. Absorbió con total profesionalidad el recurso informativo, y no ha dejado huella alguna, ni marca, ni nada. Todo se ha traducido en ese sumidero por el que se ha ido su labor deconstructiva contra, entre otros su jefe el Ministro. Como bien diría usted el dispendio informativo, o como traduce la R.A.E, el gasto innecesario y excesivo de tiempo o dinero, por el que hemos pasado es reflejo de la situación institucional, que hoy por hoy debe renovarse. Estoy de acuerdo de nuevo con usted. Lo que no me queda claro aún es si nos está queriendo informar que le han despedido injustamente; o nos informa del rigor con que un comité de empresa ofrece datos a un ex empleado, cuando hay muchos otros problemas en los empleados de las instituciones en los que centrarse; o simplemente nos quiere hacer partícipes de un “algo” mas, aprovechando el tirón de la Indignación. <br />  Sr. Cid si tan mal estaba usted en la Aneca ¿por qué no se ha ido nunca? <br />  Si le trataban tan injustamente como delata el comentario de Buenos Gestores YA!, ¿por qué lo ha aguantado y no se ha ido nunca? El mundo universitario tiene muchos problemas, problemas que indignan a muchos y sobre los cuales, solo se han refugiado en blogs anecados. Gracias por contribuir al dispendio informativo (en su principal acepción del término), pero ¿para cuándo un artículo desde dentro sobre los procesos de Acreditación a los que nos sometemos? ¿Para cuándo una revelación sobre las desigualdades establecidas a la hora de “primar” en honor y gloria a algunas universidades sobre otras? Eso si me preocupa. Y usted habiendo estado dentro de ese organillo (que no órgano) de la Aneca, debería conocerlo. Eso y muchas cosas más que al mundo universitario no nos importaría conocer. Por lo demás, como usted bien sabe por sus arranques líricos, y tal y como maldecía la sabiduría popular “a cada cerdo le llega su San Martín”.</p>
  • |
    anónima
    |
    27/07/2011 - 9:22pm
    <p class="spip">Leyendo los comentarios que se derivan del artículo de Rafael Cid, se da uno cuenta de que no hacen por más que dar la razón a sus palabras y que, ninguno de los mismos, puede rebatir lo que en él se comenta.</p> <p class="spip">Al "Cid campeador" decirle que ha conseguido reforzar el mensaje de Rafael Cid. Así que enhorabuena., porque si como él dice se ha mantenido durante mucho tiempo a esa persona en su puesto de trabajo sin hacer nada, flaco favor le está haciendo a la Dirección de ANECA con ese comentario. También preguntarle que de qué planeta viene usted al insinuar que Rafael Cid fue contratado por el amigo de turno. ¿Acaso no sabe que los cambios políticos implican cambio de cargos y que los que ocupan estos nuevos cargos se rodean de las personas de su confianza en los puestos que ellos consideran clave?. Igual descubrimos América con esto, pero vamos, que tranquilo, que eso con las anteriores Direcciones y con la actual Gerencia también.</p> <p class="spip">A "Mari Lola" decirle que muy bien que reconozca que Rafael Cid “trabajaba” en ANECA. Esperemos "Mari Lola" que la Dirección de ANECA no le tenga en cuenta sus insinuaciones contrarias a las razones (por causas económicas) que la propia Dirección de ANECA alega en la carta de despido de Rafael Cid. ¿Insinúa usted que la Dirección de ANECA miente a sus trabajadores?. Por último, solo desearle, "Mari Lola", si todavía está en activo, el mismo compañerismo que usted demuestra tener frente al despido de un trabajador.</p> <p class="spip">Al “pontente indignado” felicitarle por tan majestuoso apodo y por sus magníficas entendederas ya que, por más que uno se esfuerza en encontrar en el artículo de Rafael Cid un sitio en el que se diga, o se insinúe siquiera, que Rafael Cid desconociese la asistencia a los cursos de la UIMP, le es imposible localizarlo. Bonita maniobra de distracción “pontente”, pero lamentablemente fallida.</p> <p class="spip">En cuanto a las fuentes sindicales decirles que gracias a ellas las cosas son un poco más transparentes y tenemos la posibilidad de conocer en qué se invierte nuestro dinero (dinero público).</p>
  • |
    anónima
    |
    27/07/2011 - 8:18pm
    <p class="spip">Leyendo los comentarios que se derivan del artículo de Rafael Cid, se da uno cuenta de que no hacen por más que dar la razón a sus palabras y que, ninguno de los mismos, puede rebatir lo que en él se comenta.</p> <p class="spip">Al "Cid campeador" decirle que ha conseguido reforzar el mensaje de Rafael Cid. Así que enhorabuena., porque si como él dice se ha mantenido durante mucho tiempo a esa persona en su puesto de trabajo sin hacer nada, flaco favor le está haciendo a la Dirección de ANECA con ese comentario. También preguntarle que de qué planeta viene usted al insinuar que Rafael Cid fue contratado por el amigo de turno. ¿Acaso no sabe que los cambios políticos implican cambio de cargos y que los que ocupan estos nuevos cargos se rodean de las personas de su confianza en los puestos que ellos consideran clave?. Igual descubrimos América con esto, pero vamos, que tranquilo, que eso con las anteriores Direcciones y con la actual Gerencia también.</p> <p class="spip">A "Mari Lola" decirle que muy bien que reconozca que Rafael Cid “trabajaba” en ANECA. Esperemos "Mari Lola" que la Dirección de ANECA no le tenga en cuenta sus insunuaciones contrarias a las razones (por causas económicas) que la propia Dirección de ANECA alega en la carta de despido de Rafael CiD ¿Insinúa usted que la Dirección de ANECA miente a sus trabajadores?. Por último, solo desearle, "Mari Lola", si todavía está en activo el mismo compañerismo que usted demuestra tener frente al despido de un trabajador.</p> <p class="spip">Al “pontente indignado” felicitarle por tan majestuoso apodo y por sus magníficas entendederas ya que, por más que uno se esfuerza en encontrar en el artículo de Rafael Cid un sitio en el que se diga, o se insinúe siquiera, que Rafael Cid desconociese la asistencia a los cursos de la UIMP, le es imposible localizarlo. Bonita maniobra de distracción “pontente”, pero lamentablemente fallida.</p> <p class="spip">En cuanto a las fuentes sindicales decirles que gracias a ellas las cosas son un poco más transparentes y tenemos la posibilidad de conocer en qué se invierte nuestro dinero (dinero público).</p>
  • |
    anónima
    |
    27/07/2011 - 8:09pm
    <p class="spip">Permitame comenzar Sr. Cid con un alegato que usted mismo firmó hace 6 años, trabajando por lo que parece, para la Aneca: "<strong class="spip">Hay que avergonzar a esos medios que han servido durante años de papel secante y sumidero de aquella “memoria negada”, yendo siempre -literal y en la doble acepción del término- “detrás” de la noticia".</strong></p> <p class="spip">Coincido con usted en este y tantos refinamientos literarios que, con su conocida verbigracia, se encarga de manifestar en las múltiples ocasiones en que se le concede la palabra (si no la toma directamente).</p> <p class="spip">Y digo que coincido puesto que al igual que usted, me averguenza el medio que va por detrás de la noticia. No alcanzo a ver la noticia: si es que le han despedido; si es que el medio sindical de una empresa ejerce de noticiero para extrabajadores, teniendo otros muchos problemas para los trabajadores en que centrarse; o si bien el tan empleado "dispendio" es en realidad la justificación de todo ello (entendiendo por dispendio el "Gasto por lo general excesivo o innecesario" de su tiempo).</p> <p class="spip">Como papel secante, su labor a cargo de la Unidad de Comunicación siempre se ha llevado a cabo con el mayor de los recelos. Nadie lloró cuando se fué (según me cuentan las fuentes sindicales, que creame, yo también accedo a ellas).</p> <p class="spip">Ahora bien, si reconozco que la información que ha salido siempre de su posición como jefe de dicha Unidad, se podría calificar de un sumidero, ya que solo iba hacia la deconstrucción informativa en contra de su propio jefe (el ministro).</p> <p class="spip"><strong class="spip">- Si tan mal estaba en la Aneca, ¿por qué no se ha ido nunca? <br /><img src="dist/puce.gif" width="8" height="11" alt="-" /> Si tan mal se portaban con usted (tal y como indican Los Buenos gestores YA!), ¿por qué no se ha ido nunca?</strong> Al mundo de la Universidad nos es grato contar con personas como usted, ya que teniendo un buen amigo dentro del enemigo, ¿quién quiere enemigos como tal?</p> <p class="spip">Sr. Cid, gracias por la información tan reveladora que nos ha entregado. No obstante le animo a que continue haciendo ejercicio de su "dispendio" informativo (en su acepción principal de la R.A.E) sobre temas que realmente interesen al público al cual se dirije.</p> <p class="spip">La <strong class="spip">universidad tiene otros muchos problemas</strong>, al igual que la sociedad, y el tiempo pone a cada uno en su sitio, o como dirían los cánticos populares que tan bien conoce usted en el ejercicio lírico, "a cada cerdo le llega su San Martín".</p> <p class="spip">¿Para cuándo un artículo sobre la verdad de los procesos de Acreditación que tan de cabeza nos trae?</p> <p class="spip">¿Para cuándo veremos publicado su disertación sobre las verdades de la transformación de los títulos? ¿Uqien sale ganado con esto? ¿Cómo se eleva la desigualdad en los procesos a la hora de conceder "honor y gracia" a una Universidad?</p>
  • |
    anónima
    |
    27/07/2011 - 6:12pm
    Una vez más queda demostrado que la falta del control del dinero público lleva a menudo a decisiones que desde el punto de vista económico no sucederían jamás en una empresa privada. El absurdo que supone que la eliminación de un puesto de trabajo suponga un mayor coste al Estado que su permanencia durante los meses que faltaban hasta la jubilación deja ver la falta de visión que tienen las personas ocupadas de la aplicación de los planes de estudios de nuestras universidades, esperemos que en los aspectos relativos a la implantación del plan bolonia sigan criterios más coherentes que los que les llevan a despedir a una persona que está tan cerca de su edad de jubilación.
  • |
    anónima
    |
    27/07/2011 - 5:02pm
    Como indignada y estudiante me gustaría decir dos cosas: la primera es que parece que los comentarios anteriores al mío hayan sido por gente excesivamente cercana a la empresa; la segunda es que esto demuestra una vez más el habitual grito del movimiento 15M de "PPSOE la mis mi*rda es". Desde luego jamás apoyaré que se mantenga un puesto que se ha vuelto innecesario, pero dadas las condiciones económicas actuales y si el Sr. Cid se iba a jubilar en pocos meses, desconozco que problemas pueda tener la empresa con el concepto de "reasignación". Seguro que alguien con bastantes años de experiencia puede ejercer un sin fin de papeles dentro de la empresa que sean igual de útiles para el buen funcionamiento de la fundación. Me inquieta, no el alto número de personas que acudiesen a las famosas ponencias, si no cierta intuición que me dice que esa casi treintena de personas viajarían en primera y comerían en caros restaurantes a costa del contribuyente, mis esperanzas de equivocarme son mínimas. Por último me gustaría hacer ver que este comportamiento demuestra otra vez que el PSOE lo único que conserva es la P de partido, desde luego me parece indignante una vez más el gasto innecesario que se realiza mientras los estudiantes nos dejamos nuestro tiempo intentando conseguir el dinero para pagar los gastos universitarios y nuestros profesores buscan la manera de poder dar clases sin que nos perjudique la deuda inmensa de la Universidad Pública.
  • |
    anónima
    |
    27/07/2011 - 4:00pm
    <p class="spip">¿Los jefes de prensa no son cargos de confianza? ¿Pretende hacernos creer que después de cobrar un pastón, más su indemnización, a cuatro meses de jubilarse, su causa es la misma que la que nos motiva a los desempleados, empleados precarios o ’indignados’?</p> <p class="spip">Mire, cada uno tiene derecho a indignarse con lo que le venga en gana, pero no nos tomen el pelo desde estas páginas que para muchos eran, hasta ahora, un balón de oxígeno para abordar temas IMPORTANTES y GENERALES, no la rabieta de un señor que ha perdido su poderío.</p>
  • |
    anónima
    |
    27/07/2011 - 3:08pm
    Que razón tiene Mari Lola, cobrabas como jefe y ahora vas de indignado, acercate a la Puerta del Sol y reparte esa indeminzación que te has llevado, si verdaderamente ibas a jubilarte te has encontrado con un buen e inesperado regalo.
  • |
    anónima
    |
    27/07/2011 - 2:49pm
    <p class="spip">Estamos hablando de un jefe de la unidad de comunicación de una fundación del sector público, ¿no?</p> <p class="spip">Qué insinúas, ¿Qué le tenían que haber despedido antes o recolocarle en otro puesto o en otra fundación?</p> <p class="spip">Los indignados de verdad reclaman que no existan asesores, amigos y puestos innecesarios que suelen ir acompañados de generosos salarios.</p>
  • |
    anónima
    |
    27/07/2011 - 1:14pm
    <p class="spip">Si por fuentes sindicales conoce los dispendios realizados por ANECA en la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo: 1) Mal director de comunicación que no conocía la asistencia todos los años de ANECA a los cursos de la UIMP. 2) Cualquiera se fia de las fuentes sindicales, ¿O es qué participaron del dispendio en la UIMP?</p> <p class="spip">Es triste que en lugar de ser noticia por las ponencias, ANECA salga en la prensa por esto.</p> <p class="spip">Cuanta razon tienes los alumnos... ¿Bolonia para esto?</p>
  • |
    anónima
    |
    27/07/2011 - 12:58pm
    Ahora que ya no está usted trabajando en la Fundación es cuando ejerce como comunicador y hace que ANECA salga en prensa.
  • |
    anónima
    |
    27/07/2011 - 12:52pm
    ¿y qué se suponía que tenía que haber hecho cuando desapareció su departamento? dimitir? Es otro ejemplo del dispendio económico que se hace con el dinero público. Se mantienen personas en puestos de trabajo sin pedirles que hagan nada y sin tenerles en cuenta para llevar a cabo los objetivos de la institución.
  • |
    anónima
    |
    27/07/2011 - 9:27am
    <p class="spip">Fuentes sindicales me comentan que el departamento de comunicación del "indignado" desapareció hace tiempo y que ha estado cobrando un suculento sueldo por leer la prensa gratuita sentado en su silla.</p> <p class="spip">En su discurso se advierte el recelo del que ya no forma parte del dispendio económico por la asistencia institucional a un de los eventos más relevantes en el mundo de la educación superior, como son los cursos de la UIMP.</p> <p class="spip">Tambien fuentes sindicales, me comentan que el Sr. Cid se incorporó a trabajar en la ANECA ocupando el puesto de un colega previamente despedido para poder contratar "al amigo de turno".</p>
  • La directora de la Aneca, Zulima Fernández, en los cursos de verano de la Menéndez Pelayo. Foto: Aneca
    La directora de la Aneca, Zulima Fernández, en los cursos de verano de la Menéndez Pelayo. Foto: Aneca
    separador

    Tienda El Salto