La letra pequeña en los recortes del Gobierno de Fabra
El incierto futuro de la Biblioteca de la mujer en Valencia

La Plataforma Feminista de Valencia teme que a mediados de enero la Biblioteca y Centro de Documentación
de Género de Valencia cierre definitivamente.

11/01/12 · 10:31
Edición impresa
JPG - 71.3 KB
 
El presidente de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra. Foto: PPCV

La amortización, o extinción, de la
plaza de la única trabajadora al
frente de la Biblioteca y Centro de
Documentación especializado en
mujer y género de la Generalitat
Valenciana ha levantado las sospechas
entre las asociaciones
de
mujeres y movimientos sociales
sobre su posible cierre.

De momento,
la Biblioteca cerró sus
puertas el pasado 20 de diciembre
y se espera que abra el 16 de enero.
“Nos han dicho de palabra que
va a haber otra persona ocupando
no sabemos qué plaza, puesto que
esa está amortizada”, explica
Encina García, portavoz de la
Plataforma Feminista de Valencia,
quien considera que el objetivo de
la extinción de la plaza es “intentar
cerrar la biblioteca”.

Fuentes de la Conselleria de
Justicia y Bienestar Social han
asegurado a DIAGONAL que las
denuncias sobre el cierre de la
Biblioteca no están fundamentadas
y han remitido un comunicado
en el que la directora general
de Familia y Mujer, Celia Ortega,
las califica como “una falsedad
auspiciada por un sindicato cuyo
único objetivo era desinformar”,
en relación con la denuncia
realizada por Intersindical Valenciana.
Según la Conselleria, el
centro volverá a abrir y a prestar
su servicio con una nueva documentalista.
Sin embargo, la eliminación
de la plaza ha llevado a algunas
asociaciones a pensar que
la nueva profesional trabajará a
tiempo parcial.

“Cuando le preguntamos [a
Ortega] si iba a tener dedicación
exclusiva
, nos dijo: ‘lo que sea necesario
para que la Biblioteca funcione’.
Eso es una manera de no
comprometerse, ya que puede
abrir unas horitas por la mañana y
ya está funcionando”, comenta
Amalia Alba, presidenta de la
Federación de Mujeres Progre
sistas de la Comunidad Valenciana.

Según Alba, esta situación
se enmarca en el desinterés de la
Generalitat
por los temas de género.
“Ya tenemos algunas señales:
con la excusa de que no hay
dinero no han tenido ningún problema
en cargarse el Centro
Reina Sofía sobre la Violencia de
Género, reconocido internacionalmente,
con muchos años de
funcionamiento y en el que realmente
había trabajos e investigaciones
muy importantes”.

Desprofesionalización

Con su progresiva reducción presupuestaria,
el empeoramiento
del servicio
ya se materializó en
septiembre de 2010, cuando la
plaza de bibliotecaria que ocupaba
Elisa Sanchis no fue cubierta
después de que se jubilara y se
optó por renovar el contrato de la
persona que trabajaba con ella,
que ahora es despedida.

La desprofesionalización
es una de las
amenazas que más preocupa
ahora a Sanchis: “Una de las cosas
que le ha dado fama a la
Biblioteca es que teníamos un
servicio de referencia, de asesoramiento.
Por ejemplo, aquí venía
alguien y te decía ‘estoy trabajando
sobre la conciliación de
la vida familiar y laboral, ¿tenéis
lo último publicado por la Unión
Europea?’ Y tú ibas y se lo buscabas.
O venía una mujer y te pedía
la última novela de su escritora
preferida y se la dabas. Esto supone
una profesionalización que
a cualquiera que venga le va a
costar muchos años adquirir”.

Con un fondo de más de 11.000
registros
, la Biblioteca se ha convertido
en un punto de referencia
en el País Valencià para
los estudios universitarios relacionados
con la temática de género
así como para profesionales
de la justicia, administraciones
públicas, partidos políticos y empresas
interesadas en la documentación
y legislación relativa a
igualdad, violencia de género o
conciliación. Además, ofrece una
amplia oferta de novela, poesía,
teatro y biografías de mujeres
que no se encuentra en las bibliotecas
habituales.

Caen las partidas de Juventud

En noviembre, el
Consejo de la
Juventud de la
Comunitat Valenciana
denunció el recorte
del 45% en las partidas
presupuestarias
destinadas a las entidades
juveniles de la
Comunidad. El propio
Consejo sufrirá un recorte
del 50% sobre el
presupuesto del año
pasado.

En la capital,
Valencia, esto se ha
unido a una información
que se conoció el
23 de diciembre según
la cual el
Gobierno de Rita
Barberá elimina el
convenio de la ciudad
con el Consejo de la
Juventud, que mantenía
desde hace 30
años. De este modo,
este Consejo se queda
sin presupuesto para
2012. Además, la
concejalía de juventud
de la ciudad decidió
suprimir en octubre el
Festival Veo de teatro.

Tags relacionados: Alberto Fabra Número 165
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

El presidente de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra. Foto: PPCV
separador

Tienda El Salto