ARGENTINA //
Golpe a Suez y Aguas de Barcelona

Al mismo tiempo que las multinacionales
y el Banco Mundial se negaban
a definir el agua como “derecho
humano” en el Foro Mundial
del Agua, el presidente argentino,
Néstor Kirchner, firmaba en dos decretos
de emergencia la rescisión
del contrato de Aguas Argentinas.
La empresa, propiedad de la francesa
Suez y la española Aguas de
Barcelona (La Caixa), fue acusada
de no tomar las precauciones necesarias
para evitar la contaminación
del agua que servía a 800.000 personas

, Redacción
26/04/06 · 15:53
Edición impresa

Al mismo tiempo que las multinacionales
y el Banco Mundial se negaban
a definir el agua como “derecho
humano” en el Foro Mundial
del Agua, el presidente argentino,
Néstor Kirchner, firmaba en dos decretos
de emergencia la rescisión
del contrato de Aguas Argentinas.
La empresa, propiedad de la francesa
Suez y la española Aguas de
Barcelona (La Caixa), fue acusada
de no tomar las precauciones necesarias
para evitar la contaminación
del agua que servía a 800.000 personas
en los partidos bonaerenses
de Lomas de Zamora, Quilmes, La
Matanza y Almirante Brown.

Los continuos aumentos de precios
y la falta de inversión, que llevó
a la contaminación del agua con nitratos,
son un ejemplo recurrente de
los abusos de las empresas públicas
privatizadas en los ‘90. El servicio
que abastecía de agua y alcantarillado
a once millones de personas será
reestatalizado, “al menos por el momento”,
según declaró el ministro
Julio de Vido. Un sindicalista ex menemista,
Carlos Ben, ha sido designado
como primer presidente de la
nueva empresa pública de aguas.

Ejecutivos bajo sospecha

El 23 de marzo, tres días después
de la rescisión del contrato, la fiscalía
argentina ha pedido que se
impida salir del país a cuatro altos
directivos de Suez, entre ellos al
que fuera máximo responsable de
Aguas Argentinas, Jean Bernard
Lemire. El delito que se les imputa,
“envenenar o adulterar” agua para
el consumo público, está castigado
con penas de tres a diez años.

Por su parte el Defensor del Pueblo,
Eduardo Mondino, no tardó en
solicitar el embargo de los bienes de
Aguas Argentinas y que se congelen
los fondos de la compañía disponibles
en los bancos argentinos.

Sin embargo, las declaraciones
del Gobierno argentino tendentes a
reconocer el agua como “derecho
humano” chocan con las negociaciones
que mantuvo antes de la ‘nacionalización’
con el grupo empresarial
Eurnekian para que se haga
cargo del servicio, así como el escaso
interés mostrado por el Gobierno
de Kirchner por mantener el carácter
público de la nueva entidad.

Tags relacionados: Néstor Kirchner Nacionalización
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto