Gestión del agua privatizada a golpe de crisis

Los Ayuntamientos de León, Cuenca, Guadalajara y Avilés se unen a la privatización de la gestión del agua con excusas tan peregrinas como “falta de liquidez” o “profesionalizar el servicio”. El vecindario se organiza en plataformas para protestar.

19/03/09 · 0:00

Como un gran aguacero, las privatizaciones
del recurso hídrico se esparcen
de forma abundante por toda
la superficie de la península. Ahora
es el turno de León, Cuenca,
Guadalajara y Avilés (Asturias). Los
ayuntamientos de las cuatro ciudades
han decidido seguir el modelo de
la Comunidad de Madrid y proponen
una privatización parcial de la gestión
del agua.

“Venden el 49% a la empresa privada
y se quedan con el 51%. Una
fórmula que se ha utilizado infinidad
de veces para hacernos creer
que el servicio sigue siendo municipal.
Pero no es así, es una forma encubierta
de privatizar; la empresa
privada paga por tener el control”,
resume Mª Ángeles Murciego, de la
Plataforma contra la Privatización
del Agua en León.

A las personas afectadas por esta
decisión les preocupa el precio del
agua, que consideran aumentará
considerablemente, además del posible
agotamiento de recurso derivado
de una gestión que no tendrá en
cuenta las programas de ahorro y
sensibilización para fomentar un uso
adecuado. Y, por ello, en todas las
ciudades antes citadas el vecindario
ha creado plataformas para oponerse
a la medida. “Estas maniobras
obedecen al modelo global que impone
la Unión Europea. Pero están
llegando tarde, la ciudadanía está reaccionando,
pues advierten esto como
una amenaza a su calidad de vida”,
relata Murciego.

En León, la Plataforma en contra
de la Privatización del Agua consiguió
reunir a más de 2.000 personas
el pasado día 6 de febrero, en una capital
con poca tradición a manifestarse.
“Antes nadie firmaba una hoja,
ahora hay colas en las mesas de firmas”,
explica la portavoz de la
Plataforma, quien no entiende por
qué el alcalde justifica el cambio de
modelo de gestión con la mejora en
la calidad del servicio. Según un estudio
de la Organización de Consumidores
(OCU) de marzo de 2006,
León presenta una de las mejores
gestiones, siendo la capital de provincia
más barata en el suministro.
“Nos situamos muy cerca de grandes
embalses con sistemas avanzados
de depuración de aguas”, prosigue
Murciego. Sin embargo, el
Ayuntamiento, gobernado por el
PSOE en coalición con la Unión del
Pueblo Leonés (UPL), insiste en que
es necesario privatizar.

Las excusas de Cuenca

Los ciudadanos conquenses también
se han puesto en pie de guerra contra
la decisión del Ayuntamiento. En
este caso, la Plataforma en contra de
la privatización, creada el pasado 26 de enero, ha recabado un total de 45
adhesiones entre colectivos y particulares.
En Cuenca, la excusa es la
falta de liquidez del Ayuntamiento,
gobernado por el PP. Pero los ciudadanos
en contra de la medida insisten
en que “la privatización de los
servicios públicos no puede servir
para aliviar las malas gestiones económicas
de los ayuntamientos”.
Además apuntan que esta decisión,
“en la actual situación de crisis, perjudicará
especialmente a las economías
más débiles”.

En Guadalajara, el pasado 14 de
marzo se acabó el plazo impuesto
por el Ayuntamiento para privatizar
el servicio de aguas, pese a que se recabaron
12.000 firmas de ciudadanos
en contra. El consistorio, gobernado
por el PP, propuso el cambio
de gestión para reparar las pérdidas
de agua en las conducciones, que
consideraban del 40%. La propia
Junta de Personal del Ayuntamiento
explicaba en un escrito público que
“el Servicio Municipal de Aguas es
eficaz pues nunca ha recibido queja
alguna por parte de los ciudadanos”.
Sin embargo, el Ayuntamiento lanzó
la campaña publicitaria “Por una
gestión profesional del agua”, que
aportaba argumentos en favor de la
privatización, con un coste que el
PSOE cifraba en 100.000 euros.

Por su parte, los vecinos de
Avilés (Asturias) han conseguido
crear una de las Plataformas contra
la privatización del agua más
activas de la península. De hecho,
en un municipio de no más de
85.000 habitantes, han conseguido
recabar casi 20.000 firmas para exigir
que la gestión del agua se decida
por referéndum. El pasado 9 de
marzo, el presidente de la Plataforma,
Alejandro Cueli, sugería la
posibilidad de recurrir a los tribunales
si no se realiza la consulta pública.
Todo después de que un concejal
del PSOE, partido que gobierna
el municipio, comparara las demandas
de referéndum con los métodos
de Batasuna.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador