DESDE 2005 FUNCIONA EN LA EMBAJADA ISRAELÍ EN MADRID EL SIBAT, UN DEPARTAMENTO ENCARGADO DE EXPORTACIÓN DE ARM
Gaza-Madrid: el negocio de las armas israelíes

Numerosas organizaciones denuncian que el Estado
español sigue vendiendo armamento a Israel, a pesar
de que el Código de Conducta de la Unión Europea
prohíbe la exportación de armas a países en conflicto.

09/11/06 · 0:00
Edición impresa
JPG - 12 KB
BUENAS RELACIONES. Jackie Eldan, portavoz de la Embajada de Israel, junto a José Luis Moreno, portavoz del Partido Popular
en el Ayuntamiento de Getafe, en la sede local del PP de esta localidad.

El ingente comercio internacional
de armas israelí hace de los Territorios
Ocupados palestinos un laboratorio
de pruebas de armas cada
vez más sofisticadas (según el
informe de Amnistía Internacional
de 2006, en lo que va de año “las
fuerzas israelíes mataron a unos
190 palestinos, entre ellos alrededor
de 50 menores”). La embajada
israelí en Madrid también tiene su
papel en la ecuación. Denunciada
la brutalidad israelí por las Naciones
Unidas y por diversos organismos
de derechos humanos, los
sucesivos gobiernos españoles
pretenden quedar al margen del
negocio de las armas.

Uno de los organismos integrados
en la embajada israelí en Madrid
es el SIBAT, la organización de
Asistencia Exterior y Exportación
de Material de Defensa. Este organismo
gubernamental dependiente
del Ministerio de Defensa israelí, en
funcionamiento en el Estado español
desde julio de 2005, tiene como
objetivo “la promoción de las actividades
de exportación de defensa de
Israel, prestando asistencia a gobiernos
extranjeros interesados en
cooperación industrial en el campo
de la defensa”. Para ello, el SIBAT
destaca su “amplia perspectiva y conocimientos
de primera fuente”,
contando con “la pericia de un personal
cuyos antecedentes incluyen
experiencia en las Fuerzas de Defensa
Israelíes (FDI), así como en la
industria”. Los equipos de las FDI
comercializados por este ente gubernamental
“han sido probados en
combate y retirados del servicio activo
y disponibles para la venta”. El
SIBAT “cubre todos los aspectos de
la exportación de defensa de
Israel”, incluidas “las emergentes
aplicaciones paramilitares”.
Y es que Israel es el décimo importador
de armas del mundo, habiendo
gastado entre 1993 y 2002
más de 5.000 millones de dólares en
este concepto. Los Territorios Ocupados
se convierten en un laboratorio
de pruebas para armas, especialmente
“aplicaciones paramilitares”
y material antidisturbios, que luego
el SIBAT ofrece a gobiernos extranjeros,
haciendo de la ocupación un
negocio de Estado.

Armas españolas para Israel

En un comunicado de marzo de
2002, la Cátedra UNESCO sobre la
Paz de la Universitat Autònoma de
Barcelona denunciaba que en los
últimos cinco años de Gobierno de
José María Aznar, según datos del
propio Gobierno, “España vendió a
Israel material de defensa valorado
en 2.363 millones de pesetas”.

Durante los primeros meses de
Gobierno del PSOE, el director de
la sección española de Amnistía
Internacional, Esteban Beltrán, pidió
al Ejecutivo socialista que cesara
la venta de armas a Israel. Sin
embargo, la campaña Boicot Preventiu
de la Red Solidaria contra la
Ocupación en Palestina denuncia
que “empresas españolas venden
armas al Estado de Israel” e insiste
en que “desde el año 1991 estas ventas
no han parado de aumentar y
suman un valor de al menos
170.000 millones de pesetas”. Las
empresas españolas implicadas
son la sección militar de IZAR y
Fabricaciones Extremeñas (FAEX),
perteneciente a Explosivos Alaveses,
la cabecera de la división de
defensa de la empresa Unión Española
de Explosivos (UEE).

Preguntas parlamentarias

En una pregunta parlamentaria al
Gobierno sobre la venta de armas a
Israel el 24 de marzo del 2006, la
diputada de Izquierda Unida, Isaura
Navarro, denunciaba que Israel
no cumplía ninguno de los ocho criterios
firmados por el Estado español
en lo que respecta al Código de
Conducta de la UE en el comercio
exterior de armas. Así, Navarro
afirmaba que “el Gobierno español
no debería tener ninguna relación
comercial, ni intercambio, colaboración,
ni exportar o importar armas
a dicho país”.

“¿No cree el Gobierno que no debía
firmar contratos con empresas
de armamento israelí, teniendo en
cuenta el papel agresivo y represor,
especialmente contra el pueblo
palestino, de este Estado militarista?”,
preguntaba el pasado 17
de febrero el diputado en el Congreso
por el Bloque Nacionalista
Galego, Francisco Rodríguez Sánchez,
al Gobierno de José Luis
Rodríguez Zapatero.

Restricciones
europeas

_ La campaña Boicot Preventiu señala
que «otros Estados de la Unión
Europea, como Alemania, Francia y
Reino Unido ya aplicaron restricciones
a la venta de armamento a
Israel». Además, recuerda que «una
resolución del Parlamento europeo
del 10 de abril de 2002 pide al
Consejo Europeo que declare un
embargo de armas a Israel».

Tags relacionados: Comercio de armas Militarismo
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto