Gaza: una crisis psicológica

Como expertos en salud
mental, un grupo de 150
internacionales fuimos
invitados por la Organización
Mundial de la Salud en octubre
de 2008 a conocer más del
impacto del asedio de Gaza.
Desgraciadamente no pudimos
entrar, Israel impidió que lo hiciéramos,
por lo que organizamos un
encuentro digital desde Ramallah a
Gaza por videoconferencia. En este
momento supimos que los niños y
niñas ya tenían hipovitaminosis
(falta de vitaminas), lo cual influye
en su motivación, bienestar y salud

05/02/09 · 0:00
Edición impresa

Como expertos en salud
mental, un grupo de 150
internacionales fuimos
invitados por la Organización
Mundial de la Salud en octubre
de 2008 a conocer más del
impacto del asedio de Gaza.
Desgraciadamente no pudimos
entrar, Israel impidió que lo hiciéramos,
por lo que organizamos un
encuentro digital desde Ramallah a
Gaza por videoconferencia. En este
momento supimos que los niños y
niñas ya tenían hipovitaminosis
(falta de vitaminas), lo cual influye
en su motivación, bienestar y salud
general; además de todo un cuadro
de crisis de ansiedad, eneuresis secundaria
(‘hacerse pipí’ en la cama),
tartamudez, inseguridad,
cambios de humor, arrebatos de
agresividad, llanto, etc., es decir,
todos los síntomas de estrés postraumático
en una situación en la
que el trauma no termina.

Un mes más tarde, el 25 de noviembre,
Richard Falk, relator especial
de la ONU, había declarado que
Gaza no tenía una crisis humanitaria,
sino una “catástrofe humanitaria”.
Otro mes más tarde, Gaza, ya
cerrada, asediada y moribunda es
sometida a 22 días de bombardeos
masivos por mar, cielo y aire, cada
20 minutos. Los sentimientos de inseguridad,
pánico, pavor, miedo, pesadillas,
falta de apetito, alteración
del estado de conciencia, síntomas
físicos, son de tal magnitud que la
palabra “crisis psicológica” ha dejado
de tener sentido (Ahmed Abu
Tawahina, doctor en Psicología de
Gaza). Hasta ahora, el consumo de
fármacos antidepresivos era muy altos
en la Franja. El Prozac y el
Tramadol eran suministrados por
los túneles, pues Israel tenía prohibido
terminantemente el uso de antidepresivos
en Gaza desde hace
años. No solamente los matan, sino
que impiden que se recuperen.
Según la BBC, el 100% sufre estrés,
el 92% no tiene esperanza por
el futuro, el 84% siente ira constante
por percibir que todo se escapa a
su control, el 52% piensa en cómo
acabar con su vida. Como muestra,
un ejemplo que ayuda a entender
en qué estado se encuentra la población:
“Murió de miedo. Desde
que comenzó la guerra sintió el peligro,
sufrió desórdenes neuróticos
e histeria como tantos otros niños.
Cuando los F-16 volvieron a disparar
los misiles aquel viernes, cayó
al suelo aterrorizada por el ruido.
Su padre intentó ayudarla, pero no
pudo. La tomó en sus brazos para
intentar reanimarla en el hospital,
pero murió antes de llegar” (Laura
Caro, ABC, 18/01/09).

Tags relacionados: Salud mental
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto