Recursos naturales: gas natural perforará la reserva
Gas en Doñana: la Junta tiene la última palabra

Gas Natural llevará a cabo la extracción y almacenamiento de gas en Doñana, donde hasta hace poco Felipe González ostentaba un cargo. Hoy es consejero de esa multinacional.

05/02/13 · 17:11
Edición impresa

Un almacén de gas en el subsuelo de un espacio natural protegido. Puede sonar a ciencia ficción, pero no lo es. El pasado 29 de enero, el BOE publicaba la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del “Proyecto conjunto zona marisma oriental”. Bajo este nombre se esconde la extracción de gas natural, así como la posterior utilización de los yacimientos como almacenamientos subterráneos en el Parque Natural de Doñana (Cádiz, Andalucía).

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente fallaba así a favor de la empresa Petroleum Oil y Gas España, filial de Gas Natural Fenosa, que se encargará de acometer el proyecto. “Es una gravísima agresión y un peligroso precedente”, sentencia Juan Romero, portavoz de Ecolo­gistas en Acción en Doñana y miembro del Comité permanente del espacio natural.El estudio de impacto ambiental se ha hecho fragmentado, como si fuesen tres proyectos, para su aprobación

Romero no entiende cómo un área que posee la máxima protección estatal, considerada además Reserva de la Biosfera, Humedal Rámsar y Lugar de Interés Comu­nitario, se va a convertir en un “centro de comercialización de gas”.

“Actividad incompatible”

Tal y como reconoce la Declaración de Impacto Ambien­tal, el proyecto se sitúa “dentro de los límites del Espacio Natural Doñana, concretamente sobre el Parque Natural”. “El parque goza de un Plan de Ordenación de Recursos Naturales que dice que estas actividades son incompatibles”, añade Romero.

Lo que más preocupa a los colectivos ecologistas es la construcción en el subsuelo de un almacenamiento de gas. “La empresa tiene los permisos de extracción desde hace 30 años y eso ya se ha estado haciendo durante todo este tiempo. La diferencia es que ahora, además de ampliar estos permisos les permiten crear un almacenamiento donde podrán inyectar gas procedente de otros lugares”, explica a DIAGONAL Romero. Ade­más, para la distribución del gas el proyecto incluye la construcción de una tubería de seis tramos de una longitud de 24.480 metros. “Doñana es un santuario para la biodiversidad, ¿no hay otro sitio? ¿Dónde está el estudio de alternativas?”, se queja el portavoz de Ecologistas en Acción.

Coincidencias

Por si fuera poco, se da el caso de que el expresidente Felipe Gon­zález presidía el Consejo de Participación de Doñana desde 2009 hasta hace apenas dos meses, cuando decidió abandonar el cargo, alegando falta de tiempo para acudir a las reuniones. En diciembre del 2010 González era nombrado consejero independiente de Gas Natural.
“Son demasiadas coincidencias”, señala María Melledo, coportavoz de EQUO Andalucía, formación política que se ha opuesto frontalmente al proyecto y que señala que la pelota está ahora en el tejado de la Junta gobernada por José Antonio Griñán con el apoyo de Izquierda Unida.Doñana es Reserva de la Biosfera, Humedal Rámsar y Lugar de Interés Comunitario

Según indica EQUO, al tratarse de un espacio protegido competencia del Gobierno andaluz, la última palabra sobre el proyecto antes de que comiencen a ejecutarse las obras la tiene la Dirección General de la Red de Espacios Naturales y Partici­pación Ciudadana de la Junta, encargada de emitir un certificado de no afección de la Red Natura 2000.

“Es evidente por la propia DIA que este proyecto tiene una gran afección sobre el Espacio Natural Doñana y por ello en EQUO estamos convencidos de que ningún funcionario de la Junta podrá firmar un certificado favorable”, afirma Melledo.“Estamos a tiempo de que el Gobierno andaluz recapacite”, expresa Romero quien denuncia que hasta ahora la postura de la Junta de Andalucía ha sido bastante ambigua. “Sabemos que dentro del Gobierno de coalición, IU ya ha dicho al PSOE que se opone al proyecto. Esperemos que se entiendan”, sentencia mientras añade que, si esto no es así, su organización está dispuesta a trasladar una queja a la Unión Europea.

La compañía Repsol lo intentó sin éxito

Redacción

El estudio de impacto ambiental del gasoducto que se pretende ejecutar en el Parque Natural de Doñana se ha tramitado en tres proyectos de forma fragmentada, con la aprobación y posterior publicación de tres declaraciones de impacto ambiental independientes, sin tener en cuenta sus impactos acumulativos, cuando en realidad forman parte de un mismo proyecto de explotación y almacenamiento de gas en el suelo del Parque Natural de Doñana, según han denunciado los abogados de Ecologistas en Acción de Andalucía.

Diversas organizaciones ambientales recuerdan que la protección de este espacio natural impide llevar a cabo los pozos de extracción y gasoductos, que son incompatibles con el objetivo de protección. Los grupos ecologistas piden también que se investigue la responsabilidad del expresidente del Gobierno socialista Felipe González, hoy consejero independiente de Gas Natural Fenosa. También la compañía Repsol trató de construir un gasoducto en el año 1995, aunque en ese caso el patronato del Parque Nacional evitó que la tubería se adentrara en Doñana.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0