COLONIALISMO //
Francia afianza su control sobre Mayotte

Mayotte, una de las cuatro islas del
archipiélago de las Comores, situado
cerca de Madagascar, se convertirá
en 2011 en el quinto Departamento
de Ultramar de Francia, después
de que, en un referéndum organizado
por la metrópolis el 29 de
marzo y en el que participó el 61%
de los inscritos, ganara el ‘sí’ con un
95,2% de los votos. Culmina así un
proceso iniciado en enero de 1975,
cuando, un mes después del referéndum
en el que el 94% de la población
de Comores votó ‘sí’ a la independencia,

15/04/09 · 14:00
Edición impresa

Mayotte, una de las cuatro islas del
archipiélago de las Comores, situado
cerca de Madagascar, se convertirá
en 2011 en el quinto Departamento
de Ultramar de Francia, después
de que, en un referéndum organizado
por la metrópolis el 29 de
marzo y en el que participó el 61%
de los inscritos, ganara el ‘sí’ con un
95,2% de los votos. Culmina así un
proceso iniciado en enero de 1975,
cuando, un mes después del referéndum
en el que el 94% de la población
de Comores votó ‘sí’ a la independencia,
Francia decidió no descolonizar
la isla de Mayotte (la única en
la que ganó el ‘no’), y esto mediante
la modificación de la ley electoral e
ignorando el acuerdo firmado en
1973 con el Gobierno de autonomía
interna de Comores, un acuerdo que
estipulaba que el resultado del referéndum
se tendría en cuenta globalmente
y no isla por isla.

A pesar de que el archipiélago formado
por las cuatro islas de Comores
fue admitido por la ONU como
país miembro en 1975, Francia ha
permanecido en Mayotte y ha ignorado
las 20 resoluciones de Naciones
Unidas que le exigen la descolonización
de la isla y su devolución a
Comores. Según denuncia la asociación
francesa Survie, para apropiarse
de Mayotte los franceses han seguido
dos estrategias: primero, mantener
allí un nivel de vida superior al
de las otras tres islas para que sus
habitantes, de los cuales sólo un tercio
habla francés, prefieran la administración
francesa de la isla a la independencia.
De hecho, Mayotte tiene
un PIB que, aunque bajo, es nueve
veces superior al de sus vecinos
comorenses, y Francia les ha prometido
un progresivo aumento de las
ayudas sociales. Segundo, denuncia
Survie, Francia ha debilitado políticamente
a las tres islas independientes
de Comores apoyando numerosos
golpes de Estado (ha habido 20
en tres décadas) llevados a cabo por
mercenarios franceses y organizados
a menudo desde Mayotte.

Visado Balladur-Pasqua

Además, en 1995 Francia dio un paso
más con la instauración del visado
Balladur-Pasqua, tan difícil de
obtener que (en contra de la ley internacional)
impide la entrada de
los demás comorenses en Mayotte y
los convierte en ‘ilegales’, lo que ha
llevado a la separación de familias y
a la muerte de más de 7.000 comorenses
cuando intentaban llegar en
pateras. Además, sólo en 2008, las
autoridades francesas de Mayotte
han expulsado a 13.000 comorenses,
y miles de ellos esperan su expulsión
en centros de detención con
condiciones inhumanas. Asimismo,
según denuncia el Colectivo de Asociaciones
y Amigos de Comores, “se
ha instaurado un clima de odio y xenofobia
alimentado por oficiales
franceses, funcionarios de la República
y sus acólitos locales, lo que favorece
actos de violencia gratuita
contra los ‘otros’ comorenses, como
el incendio de sus viviendas”.

El referéndum del 29 de marzo ha
levantado las protestas del Gobierno
de Comores, que, apoyado por la
Unión Africana y por la Liga Árabe,
considera esta consulta nula por haberse
realizado en un “territorio ocupado”
por Francia, y exige un diálogo
que culmine con la devolución de
la isla a las Comores.

Tags relacionados: Colonialismo Francia
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto