ANÁLISIS: DIFERENCIAS ENTRE ESPAÑA Y ALEMANIA
Esto no es Hawái, ni siquiera Bonn

Aunque el paro ha subido un 256% desde 2007, la
economía española se ha contraído a menor ritmo
que la alemana. El autor explica los motivos.

14/03/11 · 8:00
Edición impresa
JPG - 51 KB
 

La escalada en el desempleo
ha sido dramática, por cuanto
ha atraído la atención de
la prensa económica mundial
y de los famosos mercados. De
un mínimo histórico del 7,95% alcanzado
en el segundo trimestre de
2007, según cifras del Instituto
Nacional de Estadística (INE), al
20,33% del cuarto trimestre de 2010,
según la misma fuente, el paro ha aumentado
un 256%.

Sin embargo, la evolución del
Producto Interior Bruto (PIB) no ha
sido tan negativa. Según Eurostat,
la Oficina de Información Estadística
de la Unión Europea, la economía
española se contrajo un 3,7%
entre 2008 y 2009, período en el cual
el desempleo pasó del 11,3% al 18%.
En ese mismo período, el PIB alemán
cayó un 4,7%, lo que se tradujo
en un aumento del desempleo del
2,6%, pasando del 7,3% al 7,5%, según
datos de la Oficina Federal de
Estadísticas de Alemania.

Teniendo en cuenta que entre
2008 y 2009 el paro español aumentó
en 1.600.000 personas y el alemán
en 75.000, lo que estos datos
revelan es que por cada 1% de caída
en el PIB, se han generado
421.000 parados españoles y 16.000
alemanes.
A su vez, estos datos se
pueden analizar desde la óptica
opuesta: la pérdida de 1.600.000 millones
de empleos en el Estado español
supuso una bajada en el PIB
del 3,7%, lo que indicaría que la productividad
de esos empleos era baja
en comparación con los empleos
perdidos en Alemania.

Las organizaciones empresariales
achacan estos malos datos a la
subida anual de los salarios vinculada
al Índice de Precios al Consumo
(IPC), que resta competitividad a las
empresas españolas, y proponen como
solución la vinculación de los salarios
a los resultados empresariales,

de nuevo tomando como ejemplo
el caso germano. Sin embargo,
es preciso señalar también que, según
datos del INE, para el período
2000-2010 la tasa de inflación española
doblaba la alemana (32% y 17%,
respectivamente).

Falta de valor añadido

¿Cuál puede ser entonces la causa
de esta disparidad? La falta de valor
añadido en los empleos creados en
la última década,
cuyo denominador
común era la baja cualificación requerida
y la baja productividad resultante.
Como síntoma, un ejemplo:
en Alemania el 65% de las grandes
empresas y el 55% de las pymes tienen
trabajadores remotos (desde casa);
en el Estado español, estas cifras
bajan a tan sólo el 40% de las grandes
empresas y el 22% de las pymes.
De igual manera, según un estudio
de la Asociación de Empresas de
Electrónica, Tecnologías de la
Información y Telecomunicaciones
de España (AMETIC), sólo el 60% de
las empresas españolas poseen web
corporativa, mientras que en Alemania
este porcentaje alcanza el
84%. A la vista de estos datos, no es
de extrañar que la ocupación en el
sector del ladrillo haya bajado un
41% desde enero de 2008, pasando
de 2.600.000 a 1.500.000 de empleados
según estadísticas del INE.

Artículo relacionado:

- [Otro pacto para el que «no hay alternativa»->14006]

Tags relacionados: Número 145
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto