PARO // LOS DATOS DE DESEMPLEO DE OTOÑO AMENAZAN CON MULTIPLICAR LOS PROBLEMAS DEL GOBIERNO DE RODRÍGUEZ ZAPAT
Estadísticas: cómo mentir sin ser descubierto

Las cifras del paro en
los meses de verano
han dado un respiro al
Gobierno, sin embargo,
el empleo de estadísticas
no está libre de la
manipulación. Los ‘fríos’
datos a menudo aportan
más confusión en la
percepción de la realidad.

11/09/09 · 0:00
Edición impresa

En julio, por tercer mes consecutivo,
bajó el número de personas registradas
en las listas del INEM: 20.794
personas encontraron trabajo en ese
mes, un descenso del 0,6% respecto
a junio. Para el PSOE, estos datos suponen
la confirmación de que lo peor
ha pasado y que, por tanto, la economía
española se encuentra en la
senda de la recuperación. Sin embargo,
a pesar de que la noticia puede
parecer buena, desde los sindicatos
advierten que este descenso es “estacional”,
ya que julio, tradicionalmente,
es un buen mes para el empleo,
como apuntan desde IU, “singularmente
en la agricultura y los servicios”.
Las estadísticas se utilizan en
esta ocasión como medio de atemperar
el difícil comienzo de curso que
espera al Gabinete de Zapatero.
Pero, analizando los datos facilitados
por el INEM, los descensos se
han producido en los sectores más
tradicionales de la economía, muy
intensivos en mano de obra: el sector
servicios acumuló el 49% de los contratos.
Aquí se incluye el sector turístico
y la hostelería. El sector de la
construcción concentró el 26% de la
contratación. Este sector ha experimentado
un renovado auge debido
al Plan E de inversión pública a través
de ayuntamientos. Los mayores
contratistas del Plan E son las grandes
constructoras españolas (ACS,
FCC, Sacyr, Acciona...), que han concentrado
un 22% de los contratos licitados
en el Plan. El sector industrial
sumó el 24% del empleo creado
en julio. Al igual que en los sectores
anteriores, el empleo se ha visto favorecido
por los planes del Gobierno
(Plan 2000E y Plan VIVE) de ayuda
directa a la compra. Ambos planes
terminan la próxima primavera.
Siendo estos los principales factores
que han influido en el descenso
del desempleo, es previsible que
con la llegada del otoño y el fin de
la temporada turística, volvamos a
encontrarnos con peores estadísticas
del paro, ya que octubre suele
ser un mes negativo para el empleo.
Y en el primer semestre de 2010 finalizarán
los planes de inversión
pública del Gobierno (Plan E,
2000E y VIVE). Otras cifras, como
la de que hay un 63% de españoles
señalan que dos tercios de la población
perciben un sueldo bruto
anual inferior a 13.400 euros, a
pesar de que la retribución media
nacional se sitúa en 18.087 euros
brutos al año. Es previsible que los
números, que en verano dieron
cierto respiro al Gobierno, vuelvan
a caer en otoño sobre los espejismos
de recuperación.

JPG - 10.7 KB
 
Malagón

Inflación e IPC

se mide en el Estado
español con el IPC,
que es la evolución
de los precios de una
cesta de consumo
considerada representativa
de la media de
la población española.
Como indicador
del coste de la vida
de la mayoría, este
indicador presenta
principalmente problemas
de composición.
Para los grupos sociales
con menos ingresos,
los bienes y servicios
más básicos
como la alimentación,
el vestido, el transporte
o la educación,
suelen estar subrrepresentados
en el
IPC, además de no
tener presentes las
diferencias regionales.
Caso aparte merece
la vivienda, en tanto
que la cuota mensual
de la hipoteca no
entra al considerarse
la vivienda como
inversión, y el alquiler
está ponderado como
un 2,4% del total del
IPC, en contraste con
la parte que representa
para la mayoría de
la población que paga
un alquiler.


El ejemplo del PIB

Según la definición
habitual, el PIB es el
valor del total de bienes
y servicios que se producen
en un territorio en
un periodo dado. Este
se mide en una moneda
en concreto. Pero esta
medida no indica la distribución
de los bienes
ni permite la comparación
con otros países
acerca de los bienes y
servicios que en media
se pueden adquirir con
los ingresos generados.
Para paliar ese problema
se creó el indicador
de la Paridad de Poder
Adquisitivo, que mide
los bienes y servicios
que en media puede
adquirir la población
con los ingresos que
percibe. Pero, al utilizar
la posibilidad de compra
como indicador de
bienestar se omiten muchos
otros aspectos.
El Índice de Desarrollo
Humano, elaborado por
la ONU, mejora la descripción
ya que mide
variables relativas a
esperanza de vida, alfabetización
y la evolución
del PIB, pero al no
medir cuestiones relativas
al deterioro ecológico
ni acerca de la
pobreza ni la desigualdad,
está también
sometido a críticas.

Artículos relacionados:
- [Interpretaciones sesgadas->8772]
- [Manipulación de las frías cifras->8773]

Tags relacionados: Número 108 IPC
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Malagón
separador

Tienda El Salto