BALANCE DE GOBIERNO //
Escepticismo tras un año de coalición en Alemania

A partir del próximo año el IVA en
Alemania subirá del 16% al 19% y
drásticas reformas sociales y sanitarias
afectarán al país más poblado de
Europa. A día de hoy, el desempleo
es de un 10,5%, y aunque en agosto
descendió en 4.362 personas, el escepticismo
de la ciudadanía ante el
Gobierno de coalición no deja de aumentar.
Acabada la euforia del Mundial,
el lema “Sanear, reformar e invertir”,
del Gobierno demócrata cristiano-
socialista, se mantiene.

06/10/06 · 21:41
Edición impresa

A partir del próximo año el IVA en
Alemania subirá del 16% al 19% y
drásticas reformas sociales y sanitarias
afectarán al país más poblado de
Europa. A día de hoy, el desempleo
es de un 10,5%, y aunque en agosto
descendió en 4.362 personas, el escepticismo
de la ciudadanía ante el
Gobierno de coalición no deja de aumentar.
Acabada la euforia del Mundial,
el lema “Sanear, reformar e invertir”,
del Gobierno demócrata cristiano-
socialista, se mantiene.

Los recortes en la sanidad y en la
seguridad social, como el IVA, entrarán
en vigor a partir del próximo enero,
cuando Alemania asuma la
Presidencia europea. Flexibilizar el
mercado laboral, rebajar los impuestos
a las empresas, modernizar el sistema
educativo y aligerar el burocrático
es algo necesario para gran parte
del sector empresarial del país, y
una exigencia del Banco Mundial.
Sin embargo, el déficit, de 50 millones
de euros y el desempleo, lacras
durante los pasados 23 años y sus
respectivos gobiernos, siguen ahí.

La canciller Angela Merkel asume
este otoño la reforma fiscal que afectará
a las empresas, la ley antiterrorista
y los proyectos para mejorar la
integración en un país donde las sociedades
paralelas, musulmana y
cristiana, aumentan. Su Gobierno
(formado por ocho ministros socialistas
y siete demócrata cristianos)
hace frente a la mayor crisis vivida
por el país desde 1949 y, tras nueve
meses de legislatura y un año de las
elecciones, ha perdido brillo. ¿Por
qué? “Por las reformas”, comenta la
canciller. “Pero vamos a seguir con
este proyecto único que es el Gobierno
de coalición. Vamos a sanear,
reformar e invertir”, añade.
Mientras tanto, la oposición se reorganiza.

Los Verdes, claves en las
próximas elecciones, ponen en orden
su casa tras la marcha de Fischer.
Oskar Lafontaine, presidente
de Trabajo y Justicia Social, y Lothar
Bisky, presidente del Partido del
Socialismo Democrático, preparan
la unificación de ambas fuerzas políticas
para antes del 30 de junio de
2007 y el líder de los Liberales, Guido
Westerwelle asegura que “la coalición
naufragará en 2008”.

Tags relacionados: Recortes
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto