A pesar de las ayudas públicas, el sector del automóvil sigue devaluando las condiciones laborales
ERE que ERE en el motor del empleo

Las subidas de comienzo de año coinciden en el tiempo con la aprobación de una partida de 216 millones de euros a empresas del sector de la automoción.

, Barcelona
19/02/13 · 13:46
Edición impresa
ALBERTO FABRA. El presidente de la Generalitat, en la planta de Ford de Almussafes (Valencia), durante la presentación del Ford Kuga.

Hace unas semanas, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo hizo públicas las ayudas concedidas durante 2012 al sector industrial de la automoción. La cifra asciende a casi 212 millones de euros repartidos entre 116 empresas. Son muchas compañías porque hoy en día la fabricación de un automóvil “no corres­ponde a una única empresa”, comenta Mariano Bosch de CGT-Ford en la factoría de Almussafes (Valencia), sino que “desde los años ‘90 se han eliminado muchos puestos de producción directa y departamentos enteros. Se subcontratan partes del proceso productivo, lo que degrada el empleo porque se pagan sueldos por debajo de mil euros, con convenios colectivos muy diferentes y más precariedad para los trabajadores”.

Mientras, la alternativa al transporte privado, el transporte público, experimenta una subida general de precios coincidiendo con el comienzo del año, lo que motiva las quejas de usuarios y asociaciones. Una de ellas es la Plataforma Ciudadanos por el Transporte Público de Murcia, que denuncian los recortes que el Ayuntamiento de Murcia lleva a cabo a través de una serie de octavillas que repartirán en las pedanías, en las que se reflejan las reducciones realizadas en cada una de las líneas de transporte. 

En Barcelona, a finales de enero los activistas de la plataforma No Paguem abrieron los tornos de distintas estaciones de metro para permitir que unos 1.500 usuarios viajaran sin validar el billete El portavoz de la plataforma, Juan Antonio Conesa, ha manifestado que las reducciones están afectando “a la calidad y a la frecuencia” de un servicio que es “imprescindible” para el municipio de Murcia y que incluso “se está condenando a núcleos de población, barrios y pedanías, a la más absoluta incomunicación, en pleno siglo XXI”. Por otro lado, en Barcelona, a finales de enero los activistas de la plataforma No Paguem abrieron los tornos de distintas estaciones de metro para permitir que unos 1.500 usuarios viajaran sin validar el billete, en protesta por la subida de los precios. El incremento de las tasas afecta al número de viajeros, que en 2012 descendió un 3,9% respecto a 2011, lo que representa una caída “sin precedentes” de usuarios, según los responsables del área metropolitana de Barcelona.

Otro tanto sucede en Madrid, donde la Confederación de Consu­midores y Usuarios de Madrid recalcó que en 2012 autobús y metro subió un 14%, entre el incremento efectuado por el Consorcio en mayo y la subida del IVA en septiembre, y “ahora se vuelve a subir otro 3%, es decir que en ocho meses el transporte público se habrá incrementado un 17%”.

Motor del discurso

En un país a punto de entrar en los seis millones de parados, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, afirmaba hace pocos días que la reforma laboral y el resto de medidas tomadas por el Gobierno “está consiguiendo que vuelva la confianza y el crédito a España” y puso como ejemplo el sector del automóvil.

Mariano Rajoy ya aludió a los efectos beneficiosos de la Ley de Reforma Laboral, cuando el pasado noviembre visitó la factoría de Renault en Palencia, algo que recuerda Roberto Martínez, empleado de Renault en Valladolid y afiliado a  CNT. “La empresa amenazaba con mover líneas de producción a otros sitios y el gobierno de Castilla y León les concedió todo lo que querían. Metieron más trabajo, sí, pero a cambio de recortes y pérdida de pluses, mientras que los chavales que entran nuevos cobran el 72% de lo que gana un trabajador ya en plantilla. Y esto los sindicatos mayoritarios lo venden como un triunfo”, comenta Martínez. El mismo método de amenazar con llevar la producción a otros países en busca de mejores condiciones para la empresa planea también sobre Ford. “Hace pocos años sonaba Polonia, Rusia y ahora sobre todo Rumanía si no aceptamos convenios más precarios y, de hecho, hay dos modelos, el Focus y el Fiesta, que ya se los han llevado a Alemania y son los que más se venden al ser más pequeños”, comenta Bosch.

Días de paro

Si bien la amenaza de llevarse la producción a otro país no siempre se cumple, los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) son una realidad que desde comienzos de la crisis se ceba con fuerza en este sector. Entre enero y noviembre de 2012 hubo en España 406.810 trabajadores afectados por algún tipo de ERE. De estos, 39.986 pertenecían a la fabricación de vehículos de motor, con un total de 291 ERE que sitúan a esta rama del sector industrial como la más afectada por este tipo de medidas, según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Si bien la amenaza de llevarse la producción a otro país no siempre se cumple, los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) son una realidad que desde comienzos de la crisis se ceba con fuerza en este sector En cuanto a las expectativas para 2013, Martínez comenta que “tenemos firmado hasta mayo-junio ya que estamos haciendo un coche nuevo y luego nos meterán en una regulación”. En la factoría de Ford, Bosch dice que “no nos han dicho nada aunque hay rumores sobre un nuevo ERE. Lo que sí se nos ha presentado y estamos negociándolo, es un nuevo plan de competitividad para seguir aplicando hasta 2018 el plan de jubilaciones parciales y que afectará a todos los trabajadores y supondrá una mayor precariedad laboral, ya que se nos pide: distribución irregular de la jornada y congelación salarial hasta que Ford Europa vuelva a tener beneficios. Además, los trabajadores que entran con contrato de relevo lo hacen con dos grados menos, lo que implica menos derechos y menos sueldo”.

En 1977 hubo 14 días de huelga indefinida en Ford. Fue la más larga y con mejores resultados de las realizadas desde entonces en la factoría y la empresa accedió a todas las demandas de los trabajadores, un ejemplo de lucha asamblearia y autoorganizada. El afiliado de CGT en Ford ve imposible que se repita algo así hoy en día. “Hay una mezcla de mucho miedo a perder el trabajo y a la vez la gente está muy caliente. El año pasado, en pleno ERE, UGT y CC OO cambiaron diez laborables por diez sábados a cambio de que no hubiera más regulaciones en 2012, pero hubo otro ERE de seis días y una reducción del 20% de la jornada laboral, con lo que la gente está muy rebotada”.

El despido colectivo en la factoría de Ford

“Desde septiembre de 2008 hasta ahora, Ford España ha solicitado siete ERE, cinco de ellos de suspensión de contratos, uno de suspensión de contratos y reducción de jornada, y otro de extinción”, indica Mariano Bosch, de CGT-Ford en la factoría de Almussafes. Las razón esgrimida por la empresa suele ser la “baja de ventas del sector del automóvil” y lamenta que “todos los expedientes se han presentado con acuerdo del Comité de Empresa, con los votos de la mayoría de UGT”. Bosch reconoce que en estos momentos la factoría de Ford tiene pérdidas pero que “con récord de ventas en Europa en 2009 estábamos en ERE pagados con dinero público. Muchos compañeros que desde 2008 llevan acumulados 250 o 300 días en ERE ya han gastado cerca de la mitad del paro”, explica.


Ayudas y ERE aprobados en el sector de la automoción

20
millones recibe Iveco España en el BOE de 26 de diciembre. Entre enero y marzo Iveco mantiene abierto un ERE que limita el sueldo de su plantilla.

52

millones es la cantidad aproximada que ha recibido Peugeot-Citröen en el BOE.

7.000

millones es el coste del “rescate” de las cuentas de PSA Peugeot Citroën por parte del gobierno francés. La empresa anunció 9.500 despidos a finales de 2012.

12

millones es la subvención del Estado a Mercedes Benz. En 2012, la división española de la empresa eliminó 110 puestos de trabajo.

17

millones recibió Renault España  en diciembre. En 2012, Renault llevó a cabo dos ERE, de 20 y 29 días.

5

millones es lo que recibió General Motors a través del BOE. Actualmente hay un ERE pactado de 60 días en Figueruelas.

Tags relacionados: Coches ERE Número 192
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0