LABORAL // LA MAYORÍA FORMADA POR CC OO Y CSIF FIRMA UNA NORMA A LA QUE SE ENFRENTAN LAS DEMÁS CENTRALES
División sindical por el convenio de Correos

Ya hay convenio para
los 65.000 empleados
de Correos. Sin embargo,
numerosos sindicatos
piden más democracia
en la toma de decisiones
y otra política laboral.

, Madrid
24/07/06 · 22:04
Edición impresa
JPG - 12 KB
 
DESCONTENTO. Concentración en Madrid contra el convenio el 29 de junio.// Paulino González

El 19 de junio se firmó el II Convenio
Colectivo de Correos y el
Estatuto del Personal Funcionario.
La empresa se congratula
de ofrecer a sus empleados un incremento
salarial medio del 18%
para el período de vigencia (2005-
2008), mejorar la estabilidad y
aplicar las mejoras recogidas en
el Plan Concilia. Los sindicatos firmantes,
CC OO y CSIF, celebran
el incremento salarial, la consolidación
de 7.000 empleos y las
oportunidades de promoción profesional
obtenidas.

De entre los sindicatos no firmantes
con representación, CGT,
UGT, Sindicato Libre, CIG y ELA
abandonaron la negociación
colectiva el pasado 6 de junio.
Diez de los dieciocho representantes
presentes en la mesa constituida
para determinar las nuevas
condiciones del personal funcionario
consideraron inadmisible un
proceso negociador que califican
de antidemocrático.

La Sociedad Anónima Estatal de
Correos y telégrafos emplea a más
de 65.000 personas que se verán
afectadas cuando el II Convenio
Colectivo sea publicado en el BOE
y el Consejo de Ministro apruebe el
Estatuto. Esta situación se produce
después de un proceso reivindicativo
iniciado en febrero por parte de
nueve sindicatos (CGT, ELA, ESK,
LAB, CIG, Intersindical Canaria,
STA, SiPCTE y STIB ), que paralelamente
a la negociación de los
contenidos, solicitaban la realización
de un referéndum entre los
trabajadores y trabajadoras previo
a la firma de cualquier acuerdo.

Pero además de las protestas por
las formas, toman fuerza las protestas
por los contenidos. A las críticas
se suman las de otros sindicatos
como CNT y las de empleados y
empleadas que no se sienten representados
por ninguno de éstos.
Organizados en plataformas como
la Plataforma de Trabajadores de
Correos siguen convocando movilizaciones.
Se califican las subidas
como insuficientes, se critica el tratamiento
del absentismo con criterios
puramente punitivos para el
personal sin estudiar sus causas y
se denuncian graves incumplimientos
en materia de Prevención de
Riesgos Laborales. En lo referente
a la estabilidad en el empleo planea
la sospecha de que se llevará a cabo
a través de dos nuevas modalidades
de contratación: los contratos
fijos-discontinuos y los contratos
a tiempo parcial introducidos
por la reciente negociación. La promoción
profesional de los trabajadores
y trabajadoras se abre cada
vez más a procesos poco objetivos
como la libre designación, procedimiento
utilizado en Administración
Pública para promocionar a una
persona y no a otras sin dar demasiadas
justificaciones. Otra crítica
bastante extendida se refiere a la
presentación ante los trabajadores
y trabajadoras de determinados derechos
como éxitos conseguidos
por la negociación, caso del Plan
Concilia, el tratamiento de las víctimas
de la violencia de género o algunas
ventajas generales para todos
los empleados públicos.

Como colofón, una cláusula que
compromete a los firmantes a no
plantear reivindicaciones y la
exclusión de los no firmantes en
el uso de medios como la Intranet
de la empresa.

En el horizonte asoma la próxima
liberalización del mercado postal y la
futura privatización de un servicio
público con un resultado de explotación
de 204,4 millones de euros.

Tags relacionados: Correos Violencia de género
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto