Toque a Bankia: la campaña comenzará el 9 de mayo
Del escrache al político al “apechusque” a Bankia

Toque a Bankia es una campaña de presión que tiene como objetivo bloquear el funcionamiento de las oficinas de la entidad. Hoy se ha estrenado su web, toqueabankia.net.

, Redacción
08/04/13 · 9:43
Edición impresa
El grupo que ha impulsado Toque a Bankia tratará de bloquear las oficinas de la entidad rescatada el 9 de mayo / David Fernández

“Se ha importado el escrache, ahora toca el ‘apechusque’”, afirman desde Gila, uno de los colectivos promotores de Toque a Bankia, una campaña de presión a esta entidad bancaria que se hará de forma descentralizada y que se concretará el 9 de mayo con lo que denominan "un ataque Ddos presencial a las oficinas de Bankia". La terminología está tomada de internet (los ataques Ddos son las operaciones coordinadas de saturación de servidores que se han hecho famosos bajo la careta de Anonymous) y, en su versión presencial, aclaran, el bloqueo a las oficinas consistirá en "pequeñas  acciones divertidas y sin riesgo, para que se puedan apuntar hasta nuestras abuelas".

El objetivo es bloquear el funcionamiento de las oficinas mediante acciones presenciales coordinadas a través de una herramienta online, una forma de acción que desde los colectivos que organizan Toque a Bankia han bautizado con el nombre de “apechusque”. Se trata de un término manchego que significa ataque, que se popularizó a principios de año cuando una vecina de Honrrubia lo utilizó para explicar los problemas que suponían para ella los recortes en Sanidad y el cierre del servicio de Urgencias en su municipio. “Es una de las soluciones que se ofrecen en esta nueva fase de lucha por la vivienda en la que se amplía el repertorio de acción”, explican desde Gila. Si la campaña de presión para la ILP por parte de la Plataforma de Afectados para la Hipoteca ha tenido como eje central el escrache a los diputados para invitarles a respetar la iniciativa legislativa popular sobre las hipotecas, la táctica que ahora propone Toque a Bankia da un paso más intentando aglutinar a un mayor número de participantes.

De la red a la calle

“Va a ser una acción masiva y distribuida territorialmente en la que gente que no está necesariamente dentro de la red de activismo puede participar”, dicen desde Gila. Para ello, Hacktivistas ha creado una herramienta web ex profeso que tendrá como misión servir de punto de encuentro entre los participantes de cada localidad para poder coordinar acciones conjuntas en las oficinas de Bankia de sus respectivas zonas y que presentaron el pasado 20 de marzo en el encuentro de software libre Wikisprint. Serán acciones simples, pero que sumadas tendrán el objetivo de paralizar el funcionamiento de las oficinas de la entidad: clientes pesados, abrir cuentas para cerrarlas a la media hora, pequeños “accidentes” que creen el caos en las oficinas y otras acciones de todo tipo que tengan como eje común el ‘cansinismo’.

“No es una batalla de David contra Goliat, sino de enjambres de Davides contra Goliat”, asegura el grupo GilaToque a Bankia comenzó a organizarse en febrero y, desde entonces, cientos de personas se han ido sumando a la iniciativa, realizando vídeos de contrapromoción de Bankia en Youtube. También han abierto sucursales en León, Tenerife, Asturias y Madrid a través de grupos en Facebook que ya suman más de 600 miembros. Entre sus exigencias está la paralización de sus desahucios y la dación en pago retroactiva, el uso de sus viviendas en régimen de alquiler social, la conversión de las participaciones preferentes en cuentas corrientes de libre disposición y su nacionalización, entre otros.

Uno de sus antecedentes concretos fue, según explica Gila, la #OpLolaFlores, lanzada en noviembre: “Fue un ‘protoapechusque’, una acción masiva distribuida en el territorio y coordinada a través de la red, con una interacción entre red y calle”. Tomando como referencia a la faraona, que en los ‘90 lanzó un mensaje en el que pedía que cada español le diera una peseta para pagar sus deudas con Hacienda, el objetivo de la #OpLolaFlores era “rescatar” a los bancos introduciendo monedas de céntimo en los cajeros. En esa ocasión la iniciativa llegó a ser trending topic en Twitter y provocó la avería de decenas de cajeros en Madrid. Ahora, el objetivo es más ambicioso: la campaña de presión seguirá en marcha hasta que Bankia dé respuesta a alguna de las exigencias. “Son acciones de bajo nivel que sumadas adquieren una gran dimensión y que harán tambalearse a los cimientos del sistema –continúa Gila–, Toque a Bankia no es una batalla de David contra Goliat, sino de enjambres de Davides contra Goliat”, concluye Gila.

Tags relacionados: Número 195
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

3

  • |
    Michel Rimbau
    |
    11/04/2013 - 8:17pm
    Lo del escrache es facil de solucionar para el escracheado: que dimita y deje su escaño y se busque la vide.
  • |
    Snake23
    |
    10/04/2013 - 7:49pm
    Menuda gilipolleces, no podéis proponer medidas efectivas y que valgan para algo, por ejemplo, eliminar el dinero metálico para aflorar todo el fraude y el dinero negro. Seguro que los padres que organizan estas cosas son los que tienen en su caja fuerte todo el dinero negro que han estafado a los bancos, via promociones inmobiliarias, dinero que tenemos que pagar entre todos.
  • |
    Oscar Malosi
    |
    08/04/2013 - 7:10pm
    Si queréis hacer un ataque de denegación de servicio y darles donde más les duele, id a sacar el dinero todos a la vez ...