ENTREVISTA A CAYO LARA // ANTE LA CELEBRACIÓN DEL 1 DE MAYO Y DEL PRÓXIMO CONGRESO DE REFUNDACIÓN DE LA COALIC
"Creemos en la huelga contra los poderosos para que el Gobierno cambie su política"

Cayo Lara fue elegido en la IX asamblea de IU con
el 43% de los votos. Desde entonces su espacio en
los medios es escaso: “Estamos bastante fuera de los
circuitos mediáticos”, comenta. El elegido para superar
la etapa de división de las familias de la coalición
tiene, además, encomendada la labor de sanear
las cuentas de la organización, para lo que IU destina
aproximadamente un 40% de los ingresos anuales.
La situación económica, la relación con los sindicatos
y el proceso de refundación iniciado por la
coalición son los ejes sobre los que gira la entrevista
que DIAGONAL le hizo en la sede federal de IU.

29/04/10 · 13:00
JPG - 53.8 KB
Foto: Edu León.

DIAGONAL: Hace un año dijiste
en una entrevista que había razones
para la huelga general. ¿Sin la
decisión de CC OO y UGT es posible
esta huelga?


CAYO LARA: Lo que dijimos es que
si se continuaban dando las condiciones
de crisis económica y si los
sindicatos CC OO y UGT así lo consideraban
oportuno, nosotros lo
apoyaríamos. Yo he hecho dos tandas
de reuniones con cinco sindicatos:
CC OO, UGT, STEs, USO y
CGT. En las dos tandas de reuniones
no han visto la huelga general.
En la última tanda, uno sí lo veía
pero era tan minoritario que no podía
convocarla. No hay que olvidarnos
de que sólo hay algo más de
dos millones y medio de trabajadores
de afiliados. Nosotros no podemos
convocar una huelga general
porque esto es una competencia de
los sindicatos
. No obstante hemos
apoyado las movilizaciones que se
han hecho en este tiempo. No creemos
en la huelga general contra el
Gobierno, sino contra los bancos,
las grandes empresas, los poderosos,
los que han creado esta crisis y
a partir de ahí para que el Gobierno
gire su política económica de derechas
y neoliberal.

D.: ¿Qué opinión le merece la propuesta
de reforma laboral


C.L.: Ha sido un documento clásico
de Zapatero, que no hace concreciones
y sólo da pinceladas. No estamos
de acuerdo con que se recorte
de 45 a 33 días para el despido.
No nos gusta el modelo austriaco.
No estamos de acuerdo con que se
potencien más las agencias de colocación
privada. De entrada, no
nos gusta el soniquete que tienen
las propuestas del Gobierno: son
recortes de derechos laborales y
amplían la cobertura a la privatización
del servicio de búsqueda de
empleo, que nosotros defendemos
que sea público. Pero es algo puesto
en el papel, no definitivo, y habrá
que ver a qué conclusiones llegan
sindicatos y empresarios.

D.: ¿No ve necesario que ganen peso
sindicatos menos dependientes de
las subvenciones
?


C.L.: En el arco de los sindicatos hay
representación de todas las sensibilidades
existentes o pensamientos críticos,
hay representación para que
todo el mundo se sienta cubierto. La
pregunta es por qué los sindicatos
más combativos, anarquistas, asamblearios
como CGT, tienen niveles
de crecimiento bajos. Tenemos un
problema de conciencia general. Se
quiere gente dócil, no sindicada. No
hay que olvidar que las conquistas
laborales las han hecho la gente que
está en los grandes sindicatos de masas.
La gente mayor que conozco es
combativa, se la ha jugado, ha pagado
cárcel por conseguir tener derechos
laborales que nos están quitando.
Hoy, ese potencial fuerte sigue
estando en la gente de mediana edad
y para arriba. La gente joven, con todo
el respeto del mundo, tiene un nivel
de sindicación muy bajo, está bajo
mínimos. No está sustituyendo a
la gente que hace años luchó por
conseguir esos derechos laborales.

D.: ¿Por qué que no se ha transmitido
esa combatividad?


C.L.: Porque existe una gran división
del trabajo. Lo que era el núcleo central
del trabajo, la gran empresa que
propiciaba un sindicalismo de comités
de empresas, vivo, se ha ido atomizando
con todas las privatizaciones
y subcontratas. Por otra parte, el
espejismo de la bonanza económica
ha hecho que muchos trabajadores
se hayan creído lo del capitalismo
popular: con la vivienda fácil, el coche
y el viaje de novios era suficiente.
La idea del capitalismo popular
ha entrado en el movimiento obrero.
Esto ha llevado a una pérdida de conciencia
de clase general.

D.: ¿Qué autocrítica debe hacer IU?

C.L.: Como organización política
hemos tenido muchas dificultades.
Tuvimos una crisis muy seria en
1998, cuando media organización
se marchó al PSOE, con la idea de
la “casa común”. El resultado es que
el PSOE es más neoliberal hoy en
política económica que en tiempos
de Felipe González. Hemos estado
ocho años con mucha pelea interna,
porque había dos concepciones
políticas distintas. Soy de los que
piensa que hoy la izquierda no se
puede dividir, sino que tiene que
aglutinar más, porque con un 3,77%
del voto que tuvimos en las últimas
elecciones generales, hablar de dividir
más la izquierda es lo que
quiere el poder económico. Izquierda Anticapitalista, que ha surgido
y que iba a ser la alternativa frente
al “amarillismo” de IU, tuvo 24.000
votos en las europeas. E Iniciativa
Internacionalista
, ligada a los sectores
más abertzales, no ha sumado
gran número de votos quitando
los del País Vasco, que son votos
fijos y firmes, los que están en los
entornos de Herri Batasuna y compañía.
La realidad es que no hay, a
la izquierda de IU, un gran movimiento
de gente que reclame una
izquierda "más a la izquierda"
, por
decirlo de alguna manera.
No nos sirve de consuelo pero es
importante dejar claro que la ley
electoral que tenemos en España
ha hecho mucho daño a la izquierda.
Hoy tendríamos que tener 14 diputados
en el Parlamento. Cuando
a una fuerza política le cuesta tanto
sacar un diputado, hay gente que se
desanima y deja de votar. Al poder
económico no le interesa que estemos
en el Parlamento. Y esto que
nos pasa en España lo podemos extrapolar
a Europa.

D.: ¿Cómo va a afrontar la coalición,
dentro de su refundación, el
desencanto de muchos movimientos
sociales porque IU gobierna en
algunos lugares con el PSOE?


C.L.: Tengo, probablemente, un
pensamiento muy pragmático porque
he sido alcalde de un pueblo
durante 12 años. El ciudadano quiere
que no haya un bache en la calle,
y quiere que los semáforos funcionen.
No todo es una revolución desde
el punto de vista del concepto. El
“no” a todo significa que hay que
esperar a tener el apoyo del 51% de
la gente para llevar a cabo un proyecto.
Al final, donde están los recursos
es en las instituciones, ahí es
donde está la capacidad coercitiva
para imponer impuestos, sacar recursos
y hacer leyes. Y la gente,
¿nos va a dar la confianza si no nos
mojamos en determinados gobiernos
para ver cómo gestionamos? Yo
creo que eso nos haría estar instalados
en la inmensa minoría siempre.
IU ha decidido una cosa: el PP
no va a tener gobiernos con su voto,
ni su abstención. Tiene sentido
que digamos que con nuestro voto
no van a gobernar nuestros adversarios
o enemigos de clase, que están
ubicados en la derecha política
y económica. Con el Partido Socialista
hay dos caminos: podemos gobernar
y cogobernar y meternos en
tareas de Gobierno, en concejalías,
consejerías, o podemos no hacerlo
y decidir que gobierne alguien del
PSOE y hacer una oposición constructiva.
Las dos vías son posibles.
El entendimiento programático es
el que tiene que decidir si gobernamos
o no gobernamos y de qué manera.
Y por otra parte, donde tenemos
mayorías, pero no absolutas,
¿no es legítimo que IU pueda tener
alcaldes y que para eso el PSOE
nos tenga que apoyar en algún momento?
La gente necesita que gobernemos
cuando podamos, aunque
eso nos genere desgaste. Pero
el dilema está abierto. En este camino
debemos ser fuerza de lucha,
fuerza de protesta y de propuesta
pero también de gobierno. Tenemos
experiencias de todo tipo en
ese proceso. Sería un error homogeneizar
la respuesta, porque las
situaciones son distintas en cada
circunstancia en cada sitio.

D.: En ese caso, ¿qué va a hacer IU
para evitar el voto del miedo?


C.L.: Explicado en términos clásicos,
el PP es el señorito, el PSOE es
el manijero o el cachicán y nosotros
somos los trabajadores de la
finca. Esto es un simplismo, pero
lo cierto es que el PP representa
ideológicamente la derecha económica
y política de este país. Y luego
tenemos al PSOE, que en derechos
y libertades tiene cosas positivas,
como el matrimonio gay, algo que
no hubiera aprobado el PP. En
otros campos es un partido liberal
o social liberal puro y duro. Los
diez millones que votan al PSOE y
el millón que nos vota a nosotros,
son una base social muy parecida.
Mientras que la del PP, aunque tiene
una parte importante de gente
que podía estar ubicada en la izquierda,
tiene el corazón del dinero
y el poder. La sociedad de rentas
está en el PP y la sociedad del
trabajo se mueve en la izquierda.


La refundación y los movimientos sociales

DIAGONAL: Hay una serie
de reivindicaciones como
la cultura libre, la renta
básica, redes de apoyo a
migrantes, ecologismo,
que crean nuevos modelos
de participación. ¿Qué
mecanismos generáis
para recogerlas en este
proceso de refundación?


CAYO LARA: Con la refundación
lo que estamos
haciendo es reunirnos
desde dentro de la organización
con gente que
no es de IU. En los foros
trabajamos de iguales a
iguales para generar dinámicas
de programas y
dinámicas de proyecto
político. Y ese camino es
el que vamos a seguir. Al
final tienes que seguir
concurriendo a elecciones,
e IU va a seguir
haciéndolo. Creo que las
claves se van a mover en
que, en lo que hagamos,
seamos leales a los
acuerdos que estemos
adoptando con la gente y
que si no podemos llevar
algo a cabo tenemos que
explicar por qué no ha
podido ser. Evidentemente
habrá gente que se
incorporará a nuestro proceso
político, aunque sus
organizaciones no lo
hagan, porque al final el
vehículo último es el que
llevamos a las instituciones.
Y ese vehículo tiene
que ser el que lleve lo
que elaboramos en la
discusión colectiva.
Muchos colectivos que
están dispuestos a aportarnos
sus ideas, pero
como colectivo no quieren
formar parte de IU. No
hay un punto final, es un
proceso permanente
donde lo importante es
que se sume la máxima
gente posible para que
se enriquezca el movimiento
y seamos una
fuerza ascendente de
forma que podamos
influir en todos los ámbitos
de la sociedad. Es
un proceso complejo por
la propia complejidad
estructural de la sociedad.


Las medidas económicas propuestas por IU

D.: ¿En qué consisten las
propuestas económicas
que IU ha presentado al
Gobierno?


C.L.: Hemos planteado
cien a corto plazo. De las
cien, para mí, las más
sustanciosas son: ayudar
a la gente que está parada
y que no tiene subsidio,
porque no puede
haber peor situación para
un ser humano que estar
parado y no tener prestación.
No se cumple el artículo
41 de la Constitución
española que dice que
todo el mundo en situación
de desempleo tiene
que tener cobertura.
Hemos planteado un plan
de choque a través de los
ayuntamientos de empleo
con formación, de forma
que a la gente se le dé
seis meses de trabajo
para que la gente pueda
respirar. La segunda propuesta
es que se subvencione
con un 25% la
reforma de vivienda. Eso
nos permitiría crear
700.000 puestos de trabajo
de manera rápida y
eso permitiría que toda
esa gente saliera de la
economía sumergida. Tercera
propuesta: en España
hay 1.077.000 viviendas
sin vender. Lo que
hemos dicho es que el
Gobierno comience a
comprar esas viviendas a
la banca y a los promotores
a precio de coste y
cree un parque público de
vivienda en alquiler para
la gente con salarios
bajos. Otra propuesta se
refiere a los desahucios:
van a echar a 180.000
personas de las viviendas
este año. Pedimos que
ese desahucio se transforme
en alquileres mientras
dure la situación que
tiene de desempleo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS A ESTE DEBATE:

[Refundación de la izquierda y grupos motores->10277]
_ Por Tomás R. Villasante / Universidad Complutense de Madrid.

[Hacia la refundación ciudadana de la izquierda.->http://www.diagonalperiodico.net/Hacia-la-refundacion-ciudadana-de.html]
_ Por Armando Fernández Steinko, profesor de sociología, militante de IU y de ATTAC.

[¿Foros para programas o movimientos?->http://www.diagonalperiodico.net/Foros-para-programas-o-movimientos.html]
_ Por Tomás R. Villasante, profesor emérito de Universidad Complutense de Madrid.

[¿Refundar lo irrefundable? El escepticismo->http://www.diagonalperiodico.net/Refundar-lo-irrefundable-El.html?id_mot...
_ Por Raimundo Viejo Viñas, activista y profesor de Teoría Política de la Universitat Pompeu Fabra.

[Copenhague, anunciado final de la ilusión reformista.->http://diagonalperiodico.net/Copenhague-anunciado-final-de-la]
_ Por Fernando Llorente, agroactivista.

[Refundar la izquierda: una propuesta abierta->http://diagonalperiodico.net/Refundar-la-izquierda-una.html]
_ Por Enrique Santiago y Jorge García / Izquierda Unida

[Los pilares de la izquierda (alternativa)->10698]
_ Por Raúl Camargo / Izquierda Anticapitalista

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto