ENTREVISTA // MARÍA ANDRÉS, PORTAVOZ DE LA PLATAFORMA CONTRA EL CEMENTERIO NUCLEAR EN CUENCA
“Creemos que el ATC se puede parar”

María Andrés, vecina de Villares del Saz, Cuenca, explica la lucha del movimiento contra la construcción del cementerio nuclear y la energía atómica.

- Presiones contra los vecinos que se oponen al ATC

- El ATC, "un cementerio de muerte"

- Protestas en varios pueblos de Cuenca contra el cementerio nuclear

- Blog de la Plataforma contra el cementerio nuclear de Cuenca

17/05/12 · 12:46
Edición impresa
JPG - 46.4 KB
María Andrés portavoz de la Plataforma contra el Cementerio Nuclear en Cuenca. Foto: Mateo Ascaso

DIAGONAL: ¿Qué razones cree que llevaron
a la elección de Villar de Cañas, en Cuenca, para
el Almacén Temporal Centralizado?

MARÍA ANDRÉS: Es una decisión
política
. En el Informe Técnico,
Villar de Cañas ocupaba los últimos
puestos. Cuenca es una provincia
con poca población y poco peso
electoral. Todo el mundo sabía que
era un proyecto para Ascó, pero
ahora se amparan en el supuesto
consenso social.

D: ¿Cuándo está previsto que se inicien
las obras del ATC?

M.A.: La Empresa Nacional de
Residuos Radioactivos (Enresa),
encargada de su construcción, dice
que antes de dos años no comenzarán
los trabajos. El proyecto
incluye, además del cementerio
nuclear, un supuesto centro de investigación
y un polígono industrial
.
Éste dicen que se construirá
cuanto antes, pero también tardará
porque no hay proyecto. Los
plazos de ejecución serían entre
cuatro y cinco años. Hasta dentro
de siete no empezará a funcionar.
Si antes no lo evitamos.

D.: ¿Qué hay de cierto sobre los cientos
de puestos de trabajo que se van
a crear ?

M.A.: Hablan de 500 puestos directos
y otros 500 indirectos. Durante
la fase de construcción dependerá
de la empresa constructora. Una
vez construido, los empleos serán
para personal cualificado. El alcalde
recibirá una subvención de 2,5
millones anuales…

D.: Enresa ha comenzado a dar charlas
informativas en la zona.

M.A.: Desde hace dos años que empezó
el procedimiento, sólo se realizó
una charla en Villar de Cañas antes
de ser elegida, en la que los
miembros de la Plataforma
fuimos
boicoteados, sobre todo por parte de
la secretaria, Carmen Barco. En las
últimas charlas hemos logrado que
nos dejen intervenir.

D.: ¿Cuáles son los riesgos del cementerio
nuclear?

M.A.: El ATC almacenará el combustible
gastado, residuos radiactivos
altamente peligrosos, principalmente
uranio y plutonio,
proveniente de
las centrales nucleares existentes en
España. Si se cerraran al final de su
vida útil, sería necesario almacenar
unas 6.700 toneladas. El único ATC
similar al que se va a construir es el
de Habog, en Holanda, pero éste sólo
almacena 700 toneladas de la central
colindante, única en el país. Los riesgos del cementerio serán, además,
los del transporte, que parece
que se hará sobre todo por carretera.
El mismo aire que expulsarán las
chimeneas para el enfriamiento de
los residuos contiene radiactividad,
pero si funcionan las medidas de seguridad,
según Industria, no supone
peligro para la salud ni para el medioambiente.
Se habla de “impacto
radiológico asumible”.

Además, llevará asociado un centro
tecnológico donde se realizarán
investigaciones radiactivas que implicarán
graves riesgos. De momento,
los residuos sólo se pueden almacenar
durante 60 años, aunque según
Industria el ATC podrían estar
ahí cien años. Una vez construido,
no será temporal; lo denominan así
porque no han encontrado otra
manera de gestionar los residuos nucleares
.
La plataforma va a presentar
un recurso contra la resolución
del 30 de diciembre del Gobierno para
demostrar que no existe consenso
como exige la normativa. Seguimos
luchando porque creemos que podemos
parar el cementerio nuclear.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

María Andrés portavoz de la Plataforma contra el Cementerio Nuclear en Cuenca. Foto: Mateo Ascaso
separador

Tienda El Salto