CONTINUISMO // EL RUMBO NEOLIBERAL MARCÓ LA LEGISLATURA EN EL ÁREA ECONÓMICA
Creció la tarta, pero el reparto fue a menos

Iba a ser una bandera del PSOE en esta campaña, pero poco antes de las elecciones la
situación económica se ha convertido en una baza de la oposición. El motivo: a pesar
de años de crecimiento sostenido, las clases populares perdieron poder adquisitivo.

07/02/08 · 0:00
Edición impresa
JPG - 80.4 KB
DEPENDENCIA. El Gobierno promete atender a quienes no puedan valerse por sí mismos / Antonio Navia

Que las palabras Socialista y Obrero
guardan poca relación con el PSOE
era algo sabido antes de la llegada de
Zapatero a la presidencia, pero aún
así, en estos años el Gobierno hizo lo
posible para evitar cualquier posible
confusión. Marcado por el superávit
fiscal y el ahorro en gastos sociales,
en este tiempo las 20 mayores fortunas
españolas multiplicaron por cuatro
su valor en bolsa y las grandes
empresas encadenaron récords de
beneficios, mientras los salarios perdieron
poder adquisitivo y alcanzó el
60% el número de hogares con dificultades
para llegar a fin de mes.


PRECARIEDAD LABORAL Y SINDICAL
Empleo de escasa calidad y ‘pacto social’
La precariedad y la alta temporalidad,
que afecta a cerca del 90% de
los nuevos contratos, fueron la constante
en el campo del empleo. Para
su campaña, el Gobierno presume
de haber creado tres millones de
puestos más. Esto no significa, sin
embargo, que tres millones de personas
desempleadas se hayan incorporado
al mercado. De media, un mismo
trabajador temporal podía tener
cinco contratos al año. Pese a ello, y
al margen de honrosas excepciones,
la movilización laboral brilló por su
ausencia. El llamado ‘pacto social’
entre Gobierno, patronal y sindicatos
se concretó en la negociación de
los acuerdos colectivos y especialmente
en la reforma laboral de 2007.


ENERGÍA: UN FACTOR ESTRATÉGICO

El culebrón de la OPA a Endesa
En septiembre de 2005, Gas Natural
(cuyo accionista mayoritario es La
Caixa) anunciaba una OPA sobre
Endesa (participada mayoritariamente
por Caja Madrid). El entonces
presidente de Endesa y hoy cabeza
económica del PP, Manuel Pizarro,
anunció su oposición, mientras que
poco después, la alemana E.ON
anunciaba otra OPA sobre Endesa.
El PP acusó al Gobierno de dejar el
suministro eléctrico en manos del
Gobierno de Cataluña, y el PSOE
acusó al PP de preferir una empresa
alemana antes que una catalana.
Mientras, la Comisión Europea estudió
el caso para evitar violaciones en
las leyes de competencia. Finalmente,
no prosperó ninguna de las
dos ofertas y Acciona, junto con la
eléctrica italiana Enel, llegó a un
acuerdo para la compra de Endesa,
quedando su capital mayoritariamente
repartido entre las dos.


ESTALLA LA BURBUJA

Crash de la bolsa - El ladrillo toca techo
A finales del verano de 2007 los
mercados financieros eran sacudidos
por el terremoto subprime: las
entidades crediticias en EE UU habían
concedido créditos hipotecarios
a clientes con poca solvencia.
La titularidad sobre esos créditos se
repartió en paquetes formados por
diversos productos financieros, lo
que hacía imposible averiguar qué
entidades de crédito podían incurrir
en pérdidas, ante casos de impago.
El resultado, en un mercado que se
basa en la confianza, es que los bancos
dejaron de prestarse dinero entre
sí, y a los consumidores, provocando
una crisis de liquidez: teniendo
suficientes activos, podría darse
el caso de que al intentar retirar una
suma importante, el banco no dispusiese
de efectivo. Para evitarlo,
los bancos centrales inyectaron
cientos de miles de millones de euros
al sistema bancario, provocando
con ello un alza en los precios,
por la sobre-oferta de dinero.


LEY DE DEPENDENCIA
¿Medida social o negocio con los cuidados?
El 30 de noviembre de 2006, el Parlamento
aprobaba con una amplia
mayoría la medida estrella de Zapatero
para dar apoyo a las situaciones
de dependencia. El proyecto, de gran
envergadura presupuestaria, lleva
aparejada, además, la creación de
un importante número de puestos
de trabajo. Llega en un contexto de
luchas laborales en el sector social
que, por fin, ha conseguido aprobar
un convenio colectivo estatal que raramente
se aplica. Mientras, para los
puestos de trabajo menos cualificados
ya está previsto que los dos sindicatos
que han negociado la Ley
con el Gobierno impartan lucrativos
cursos de formación. Más se frotan
las manos las grandes empresas de
servicios que ven como se abren ante
sus ojos grandes posibilidades de
obtener suculentos contratos con las
administraciones públicas que no estén
preparadas para ofrecer los servicios
que la Ley de Dependencia reconoce
como derechos irrenunciables.
Y quienes no puedan afrontar
su parte del pago de las prestaciones
encontrarán la nueva posibilidad de
suscribir una hipoteca inversa con la
banca, que no se queda sin su parte
del pastel.


AVERÍAS A UN PASO DE LAS URNAS
Malos datos en la recta final del PSOE
“El mejor año económico de la democracia”.
Éste fue el balance que
hizo de 2006 el presidente Zapatero
ante los principales accionistas
en la Bolsa de Madrid. En ese
momento las empresas sumaban
12 trimestres seguidos de ganancias.
En términos brutos, la economía
creció, pero el maná macroeconómico
no se notó a pie de calle.
En la recta final de la legislatura,
el parón en la actividad inmobiliaria
y el ascenso de precios frustró
la intención del PSOE de presumir
sobre la situación económica en su
campaña. Entrados en 2008, el repunte
del paro y el aumento del
precio de los bienes de primera necesidad
llevaron a que, pese al crecimiento
del PIB, un 45% de la población
califique como mala o muy
mala la situación económica. Todo
esto fue aprovechado por el PP,
donde ahora es posible escuchar a
Pizarro (quien se llevó 13 millones
de euros al dejar Endesa) preocuparse
por los altos precios de la lista
de la compra.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto