VALENCIA: LOS VECINOS DEL BARRIO DE PATRAIX LUCHAN POR EL CIERRE DE UNA SUBESTACIÓN ELÉCTRICA, QUE EXPLOTÓ EL
Crece la oposición a una planta de Iberdrola

Tras años de lucha contra
la subestación eléctrica
de Iberdrola en Patraix,
la explosión del 15 de
mayo no ha hecho otra
cosa que dar más fuerza
a las protestas vecinales.

05/07/07 · 0:00
Edición impresa



Hace más de dos años empezó a
forjarse un movimiento ciudadano
muy variado en el barrio valenciano
de Patraix, para conformar una
Plataforma por el traslado de la
Subestación Eléctrica (ST) de Iberdrola.

La manifestación del 1 de junio
de 2005 fue un momento crucial
a partir del cual el movimiento
cobró cada vez más fuerza. Cacerolazos,
intervenciones en los
plenos del Ayuntamiento, investigaciones
sobre los efectos de la radiación
electromagnética, acciones judiciales
y demandas, manifestaciones
y otros actos de diversa índole
han caracterizado la intensa lucha
del barrio. A pesar de todo ello, el
pasado diciembre el Ayuntamiento
de Valencia le concedió a la ST una
licencia como actividad inocua.

La explosión provocó la fuga de
hexafluoruro de azufre, un gas tóxico
que se evapora rápidamente creando
un alto riesgo de asfixia en el
aire saturado, además de ser un gas
de efecto invernadero que favorece
el cambio climático. El Ayuntamiento
clausuró inmediatamente la subestación
por riesgo catastrófico, que es
la base legal de la clausura. El 31 de
mayo se realizó, como consecuencia
de la explosión, un pleno extraordinario
en el Ayuntamiento con presencia
de representantes ciudadanos.
En éste se acordó la ratificación del
cierre de la ST, así como plantear la
disposición a negociar su traslado entre
las autoridades y las empresas.

Un cable de 220.000 voltios

El 19 de junio varios vecinos presenciaron
la entrada de maquinaria
(ocultada bajo una lona) al recinto
de la subestación por lo que se deduce
que continúan trabajando a pesar
de los acuerdos y de las declaraciones
contrarias de Red Eléctrica
Española. Además, a día de hoy las
autoridades siguen sin reunirse con
las empresas para negociar las condiciones
del traslado que es la preocupación
y la exigencia principal de
la ciudadanía. La ST de Patraix se
encuentra a 13 metros de las viviendas
del barrio y a cinco metros de
distancia de éstas se ubica el cable
de alta tensión de 220.000 voltios
que le lleva la electricidad.

Tags relacionados: Iberdrola cambio climático
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto