ANDALUCÍA // EL PARO DE LA PLANTILLA DURA YA MÁS DE 75 DÍAS
Continúa la huelga de ABB-Eulen en Córdoba

Desde el 28 de
noviembre, parte de la
plantilla de Eulen
mantiene una huelga
contra la subcontratación
por parte de ABB de
trabajadores de Eulen,
a la que acusan de cesión
ilegal de trabajadores.

24/02/12 · 8:00
Edición impresa
JPG - 58.4 KB
Trabajadores visibilizando el conflicto en Córdoba

Desde que se iniciaron los primeros
movimientos sindicales en
Eulen, donde la práctica de la cesión
ilegal de trabajadores es algo
habitual, varias han sido las sentencias
que han reconocido este tipo
de prácticas abusivas por parte
de la empresa. Ese fue el caso de
los trabajadores de mantenimiento
de la Universidad de Córdoba
afiliados a CNT. Después de ese
conflicto, tanto este sindicato como
CGT han realizado un trabajo
sindical que dio lugar a la creación
de las secciones sindicales de estos
sindicatos en ABB, empresa para
la que los trabajadores de Eulen
prestan servicio como subcontrata.

La plantilla exige la mejora de
las condiciones de seguridad, la
aplicación del convenio del sector
del metal y no del transporte, tal y
como se reconoció en una sentencia
judicial. Además, se denuncia
la cesión ilegal de trabajadores respecto
a ABB, lo que ha desembocado
en una huelga, seguida por
30 trabajadores, que dura ya más
de 75 días.

Durante estos meses, tanto
ABB, multinacional suiza implantada
desde hace más de 15 años
en Córdoba, como Eulen, empresa
que se ha especializado en la
subcontratación de servicios para
otras empresas, han intentado
boicotear y romper la huelga.
Los
primeros mediante el esquirolaje
a través de una nueva contrata:
Eurocen-Adecco, empresa también
suiza con la cual comparten
intereses accionariales, y Eulen
mediante el despido de los trabajadores
en huelga. Ante estos hechos,
además de las respectivas
demandas judiciales, tanto CNT
como CGT han respondido con
diferentes concentraciones a las
puertas de las empresas implicadas,
manifestaciones y piquetes
informativos. Igualmente, CNT
ha extendido el conflicto más allá
de lo local a través de decenas de
actos solidarios en diferentes partes
del país: Zaragoza, Barakaldo,
Jerez, Madrid, Barcelona, Jaén,
Logroño, etc. Además, la
Asociación Internacional de
Trabajadores (AIT) y otros sindicatos
alternativos de Reino
Unido, Polonia o Chile han mostrado
apoyo a la plantilla de ABB.

En declaraciones a DIAGONAL,
Paco Conde, delegado de la
Sección Sindical de la CNT en
ABB-Eulen, comenta que “los ánimos
siguen altos” y que después
del juicio por vulneración del derecho
de huelga celebrado el día 6
de febrero van a seguir planteando
nuevas movilizaciones. “En la
próxima asamblea que celebraremos
el día 10 de febrero consensuaremos
nuevas acciones a llevar
a cabo, como una nueva manifestación,
que sería la cuarta”,
afirma Conde.

Trabajo de subcontratas

El surgimiento de este conflicto no
supone motivo de sorpresa puesto
que la política laboral y de negocio
de Eulen está basada en una filosofía
de buscar negocio a través de la
subcontratación de servicios con la
consiguiente pérdida de derechos
laborales y retribuciones económicas
más bajas para los trabajadores,
como han denunciado en varias
ocasiones los sindicatos alternativos.

Esto se puede apreciar en
las declaraciones de su director general
corporativo, Juan Jordano
Pérez, al periódico El Siglo antes de
que comenzasen las movilizaciones
en ABB. En palabras a este medio,
Jordano dice, entre otras cosas,
que hay que eliminar los privilegios
sindicales y que hay que hacer una
gran reforma laboral para crear
empleo, ya que mantener 50 tipos
de contrato no es bueno.
En 2010, Eulen generó casi 30
millones de euros de beneficios con
más de 1.350 millones de euros de
ingresos. Esto, sin embargo, no se
ha traducido en un aumento de los
salarios de convenio.

Todos a la
calle (o no)

_ El 11 de enero Eulen despidió a
los 30 trabajadores en huelga
contra la política de subcontrataciones
llevada a cabo por ABB. El
grupo Eulen alega que las rescisiones
se deben a la pérdida de
la contrata, que ABB ha delegado
en Eurocen-Adecco. Sin embargo,
los trabajadores despedidos
reclamarán en juicio la nulidad
del despido por considerarla una
represalia contra la huelga. Hay
precedentes: en noviembre de
2010, el Tribunal Constitucional
dio la razón a los trabajadores
despedidos por la empresa Unigel,
una subcontrata de Samoa
Industrial con sede en Gijón. El
Constitucional declaró la «nulidad
radical» del despido y reconoció
la responsabilidad de la empresa
matriz sobre las subcontratas.

Tags relacionados: Córdoba Eulen Número 168
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Trabajadores visibilizando el conflicto en Córdoba
Trabajadores visibilizando el conflicto en Córdoba
separador

Tienda El Salto