TENERIFE // SACYR SE LLEVA LA CONCESIÓN DEL SUMINISTRO POR 25 AÑOS
Una constructora se queda con el agua de Santa Cruz

Movimientos vecinales, sindicatos y grupos políticos denuncian la falta de transparencia e irregularidades en el proceso de privatización.

22/04/06 · 22:41
Edición impresa
JPG - 15 KB
 
MARBELLA EN CANARIAS. Imagen de una protesta reciente en Tenerife contra
uno de los proyectos impulsados por el Ayuntamiento, el puerto de La Granadilla. / Jose Mesa

El Gobierno municipal de Santa
Cruz de Tenerife, formado por
Coalición Canaria y el Partido
Popular, ha vendido por 60 millones
de euros (10.000 millones de
las antiguas pesetas) la empresa
pública EMMASA, que gestionaba
el agua de la ciudad hasta hace
apenas mes y medio, momento
en el que definitivamente quedó
privatizada.

La multinacional cementera y
constructora Sacyr Vallehermoso
se ha quedado con el 94% de
las acciones de la empresa. “Es la
primera vez que en España se hace
una concesión de este tipo, el
alto porcentaje de participación
significa que el Ayuntamiento no
tiene ningún poder para controlarla
y, por tanto, tampoco los
ciudadanos” declara Guillermo
Guigou, portavoz del grupo
municipal del Partido Nacionalista
Canario (PNC).

Un proceso relámpago

La compraventa llama la atención
por su rapidez. En junio de 2005,
el alcalde, Miguel Zerolo, anunció
que la empresa iba a ser privatizada.
Para el mes de julio la decisión
ya estaba tomada y el pliego de
condiciones que debía cumplir la
empresa contratista también había
sido elaborado. “Ni siquiera el
Consejo de Administración de
EMMASA tenía conocimiento de
lo que estaba pasando”, asegura
Guigou. El proceso se hizo “de
manera muy rápida, incluso pasaron
por alto requisitos legales imprescindibles
como es la elaboración
de una memoria justificativa
del porqué de la privatización”, informa
el concejal. “Todo se hizo a
las espaldas tanto de los grupos
políticos de la oposición como de
los ciudadanos en general”, añade.
Precisamente la falta de
transparencia, información y debate
es otra carencia más que se
observa en el proceso.

Asociaciones vecinales, sindicatos,
partidos de la oposición y
organizaciones ecologistas no
tardaron en movilizarse en contra
de la privatización del servicio
público del agua, y formaron
en septiembre una plataforma de
movilización ciudadana que recibe
el nombre de Mesa del Agua
de Santa Cruz de Tenerife y que
continúa en lucha. “EMMASA estaba
considerada por todos los tinerfeños
como una empresa modélica,
que daba un servicio de
calidad a un precio razonable, e
incluso tenía beneficios” asegura
Alejandro González, miembro de
la Mesa. “Las consecuencias de
la privatización las van a pagar
los ciudadanos a través del recibo
del agua y durante 25 años
que es el tiempo que dura la concesión”,
advierte Isidro Guimera
Gil, concejal del grupo nacionalista
canario.

Pelotazo urbanístico

El alcalde de la ciudad, Miguel
Zerolo, justificó la venta de EMMASA
diciendo que parte de la cantidad
obtenida se destinaría a un plan
de remodelación y embellecimiento
de 20 barrios de Santa Cruz. En concreto,
estaba previsto que 12 de los
25 millones de euros presupuestados
para el plan tenían que proceder
del contrato con Sacyr. Sin embargo,
recientemente se ha modificado
el presupuesto y van a ser 4,8
los millones que se van a invertir en
la remodelación. Los 7,2 millones
restantes se utilizarán en la segunda
fase del proyecto de urbanización
de la playa de Las Teresitas, una megaobra
que ha sido llevada a la
Fiscalía Anticorrupción por las irregularidades
cometidas en el proceso
de compraventa de los terrenos y
que urbaniza un espacio cuya integridad
había sido defendida por asociaciones
vecinales y ecologistas
(ver DIAGONAL 19). Según concluye
José Ventura, de la Coordinadora
de Pueblos y Barrios, “parte del
dinero de la venta de EMMARSA ha
servido para sufragar las deudas del
Ayuntamiento en la venta de Las
Teresitas y para financiar una operación
que va a beneficiar a las compañías
dueñas de los terrenos”.

Tags relacionados: Agua Sacyr Santa Cruz de Tenerife
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto