AFRICA CENTRAL // INTERESES INTERNACIONALES MANTIENEN UN CONFLICTO QUE HA CAUSADO CASI CUATRO MILLONES DE MUER
El Congo, una guerra nunca acabada

La República Democrática del Congo (RDC), antiguo Zaire, se enfrenta el próximo 30 de junio a unas elecciones ‘democráticas’ que deben dar fin al actual Gobierno Provisional, tras largos años de guerra.

26/06/06 · 16:44
JPG - 20.6 KB
 
REFUGIADOS. Pese a las enormes riquezas del país, la población vive en la pobreza. // Juan Carlos Tomasi

Con 52 millones de habitantes y un
tamaño similar a Europa Occidental-
3,4 millones de km2 y 11.000 km. de
fronteras-, la RDC vive de forma
convulsa la proximidad de las elecciones
del 30 de junio.

El pasado 20 de mayo estallaron
disturbios en Mbuyi-Mayi, cabeza
de distrito de la provincia de Kasai
Oriental, al oeste de la RDC, que
han derivado en un número indeterminado
de muertos y heridos debido
a los disparos de la policía y el
ejército. Tensiones similares se han
dado en la capital, Kinshasa, y en la
segunda ciudad del país, Lubumbashi.
También se han producido
quemas de neumáticos en carreteras,
detenciones de estudiantes y diversos
actos de sabotaje en las sedes
de los dos partidos de gobierno:
el del presidente Joseph Kabila, el
Partido del Pueblo para la Reconstrucción
y la Democracia (PPDR); y
el del vicepresidente Jean-Pierre
Bemba, el Movimiento de Liberación
del Congo (MLC).

Paralelamente, la organización
Journaliste en danger denuncia que
los periodistas que informan sobre
los asuntos de corrupción en el
Congo son con frecuencia atacados
físicamente o encarcelados por cargos
de difamación: se han registrado
al menos 37 casos en los últimos
seis meses.

En lo que va de año, se han sucedido
dos intentos de golpe de Estado.
Dos años después de la firma del
‘acuerdo de paz final’, la violencia se
incrementa en la zona nordeste del
país, donde continúan los combates
entre siete milicias diferentes.

3,8 millones de muertos

Después de que Laurent Kabila derrocara
a Mobututu Sese Seko en
1997, Uganda y Ruanda organizaron
una rebelión militar liderada
por el Rassemblement Congolais
pour la Democratie que originó una
guerra que duró oficialmente hasta
el año 2003. Kabila se dirigió a
Zimbawe, Namibia y Angola en
busca de ayuda militar. El número
de muertos en la guerra, desde entonces,
se estima por diversas organizaciones
humanitarias en torno a
los 3,8 millones de muertos -más
que en ningún otro conflicto desde
la Segunda Guerra Mundial-.

En la antigua Zaire se encuentra
el mayor depósito de oro de África,
junto con diamantes, coltán, cobalto,
zinc, hierro, carbón y uranio. El
Congo ha sido fuente fundamental
de abastecimiento de uranio para
Occidente, desde el nacimiento de
la tecnología nuclear. No es casualidad
que en el nordeste, en la zona
donde se desarrollan los combates,
estén las mayores reservas naturales
de la RDC.

Cuando estalló la guerra civil de
1998-2003, Ruanda y Uganda enviaron
militares a la RDC en apoyo a las
milicias que pretendían derrocar a
Laurent Kabila. A su vez, Zimbawe,
Namibia y Angola también enviaron
militares en apoyo al gobierno.

En enero del 2001, Laurent Kabila
fue asesinado por uno de sus guardaespaldas-
con claras implicaciones
de la CIA- y reemplazado por su
hijo y actual presidente, Joseph
Kabila. Ahora, el nuevo jefe de Gobierno
encabeza el llamado ‘gobierno
del período de transición’, que debe
culminar ante las próximas elecciones
del 30 de junio.

Los 16.700 cascos azules de la
Misión de la ONU para el Congo
(MONUC) están hoy muy descalificados
por su pasividad e ineficacia,
inmersos en diversos escándalos de
abuso sexual. El periódico sudafricano
The Sunday Indepent publicó
que las Naciones Unidas están investigando
150 casos en los que hay
50 soldados o civiles, de la misión
de paz en la RDC, que son sospechosos
de haber abusado o explotado
sexualmente a mujeres y niñas
de hasta 12 años. Existen incluso
vídeos sobre torturas y violaciones
a menores.

En la actualidad se suceden choques
étnicos en diversos puntos del
país, como Bakavu y Kivu, al tiempo
que perdura la alarma sobre un posible
enfrentamiento entre tropas regulares
del Congo y Ruanda. Las milicias
que continúan su actividad son
numerosas. Por una parte, en la zona
este perviven dos grupos protagonistas
del genocidio de Ruanda en
1994: los ruandeses, antes conocidos
como FAR/Interahmwe, y el Frente
Democrático de Liberación de
Ruanda (FDLR). Por otra parte, destacan
las FAPC (Fuerzas Armadas
del Pueblo Congoleño), el FRPI
(Frente de Resistencia Patriótica de
Ituri), el FNI (Frente Nacional de
Integración), la UPC/L (Unión de
Patriotas Congoleños), el RDC-Goma
(aliados ruandeses), etc.

El saqueo de las riquezas del
Congo ha constituido la principal
fuente de financiación de los grupos
que intentan continuar la guerra. Sus
intereses están claramente asociados
a los de países vecinos -sobre todo
Ruanda y Uganda- y a corporaciones
internacionales, básicamente
norteamericanas.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto