ENTREVISTA // ANDREAS SPECK, ACTIVISTA ANTIMILITARISTA ALEMÁN
“Con Obama, la OTAN será el instrumento preferido por EE UU”

Andreas Speck, histórico del movimiento antimilitarista alemán, es el coordinador de la Internacional de Resistentes a la Guerra para los programas de apoyo a la objeción de conciencia en países como Colombia, Israel o Grecia. También forma parte de la plataforma internacional que está organizando las acciones de desobediencia civil que tendrán lugar durante la próxima cumbre del 60º aniversario de la Alianza Atlántica, entre el 1 y el 4 de abril en Estrasburgo.

Texto de Carlos Barranco (Valencia AA-MOC)

19/02/09 · 0:00
Edición impresa
JPG - 16.1 KB
 
SEVILLA, FEBRERO 2007. Más información en www.wri-irg.org, www.antimilitaristas.org, www.aturemlaguerra.org, www.gipfelsoli.org/Multilanguage

DIAGONAL: ¿Para qué sirve hoy
en día la OTAN?
_ANDREAS SPECK: Actualmente
es la organización encargada de defender
los intereses de los países occidentales
en todo el mundo. La
OTAN está actuando en tres frentes:
la guerra de Afganistán, la misión
de entrenamiento de la policía
iraquí en Iraq y el control de Kosovo.
Todas estas operaciones se
desarrollan en el marco de la ‘guerra
contra el terror’ de EE UU.

D.: ¿Qué queda entonces de aquella
OTAN de la Guerra Fría?

A.S.: Hasta 1990 la OTAN tenía como
objetivo declarado la “defensa
de Europa” mientras que a la vez
había actuado decididamente para
‘cercar’ a la URSS y, a través de estructuras
secretas como la red Gladio,
había intervenido contra el ascenso
de poderes de izquierda en
varios países europeos, llegando a
impulsar incluso golpes militares
como el de Turquía y Grecia. En los
últimos 20 años ha estado evolucionado
hacia una alianza militar ya
abiertamente intervencionista, un
camino que empezó con las misiones
en los Balcanes. La primera
guerra de la OTAN fue contra
Yugoslavia en 1999, una guerra ilegal,
por otro lado.

D.: Entonces la supervivencia de la
OTAN es algo más que una simple
inercia de una poderosa maquinaria
militar y política...

A.S.: Sí, ciertamente es así. La
OTAN sobrevive porque se ha convertido
en un instrumento insustituible
de intervención. Y ahora con
el nuevo ascenso del discurso de la
multilateralidad de la mano de Obama,
la OTAN será el instrumento
preferido por EE UU para actuar
militarmente con los Estados europeos
y aumentar así la presencia militar
en los escenarios donde se libran
las guerras actuales.
Además, ahora hay mucha más
colaboración entre los Estados europeos
dentro de la OTAN que antes.
El ingreso de Francia en la estructura
militar de la Alianza es
prueba de que la colaboración europea
dentro de la OTAN ha ganado
importancia. Esto se puede ver en
las sesiones del Parlamento Europeo.
Otros ejemplos de la estrechez
de los lazos europeos con la OTAN
son la misión de la Alianza en la costa
de Somalia que desde diciembre
ya es una misión de la Unión Europea,
o la misión en Bosnia, que ha
cambiado también a estar bajo dirección
de la UE.

D.: Se bromea a menudo con que
“los EE UU son de Marte y Europa
es de Venus”. ¿Es realmente la UE
una instancia antagónica a la OTAN
en cuanto a sus fines?

A.S.: La OTAN y la UE difieren en
sus medios, pero no en sus objetivos.
EE UU y la OTAN dan protagonismo
a los medios ‘duros’, militares,
mientras que la UE usa la ayuda
humanitaria, el desarrollo, la sociedad
civil, etc. Pero sus objetivos
son idénticos: el control de los países
del Sur. En Afganistán, la OTAN
está usando también estos medios
‘blandos’ en combinación con la
fuerza militar. La necesidad de protección
militar que tienen las ONG
que operan allí hace que la OTAN
pueda muchas veces decidir el destino
de la ayuda humanitaria y favorecer
a regiones que no colaboren
con los talibanes. Esta falta de neutralidad
de la ayuda humanitaria
convierte a los trabajadores de todas
las ONG sin distinciones en objetivos
militares de los talibanes.

D.: ¿Cuál es el significado de la cumbre
de abril de Estrasburgo y Baden-
Baden para la OTAN?

A.S.: En la cumbre del 60º aniversario
de la OTAN va a comenzar el
proceso de elaboración del Nuevo
Concepto Estratégico que vendrá a
sustituir al que se aprobó en la
cumbre de Washington en 1999, el
que sancionó sobre el papel lo que
la OTAN llevó a cabo ya en la práctica
con el bombardeo de Serbia,
Montenegro y Kosovo. Este debate
que conducirá al Nuevo Concepto
Estratégico está muy influido por
un documento de propuestas no
oficial que suscribió un grupo de
antiguos oficiales de la OTAN.
Entre sus propuestas se encuentra
la sustitución de sistema de toma
de decisiones actual, por consenso
entre los socios, por otro en el que
solamente participen en las decisiones
los integrantes de las operaciones
militares, lo que abriría la
puerta a un mayor número de intervenciones
lideradas por la
OTAN. Las diferencias entre los
miembros que hoy dificultan la estrategia
militar en Afganistán ya no
serían obstáculo para futuros ataques.
El Concepto Estratégico que
se empezará a debatir en Estrasburgo
tiene como ejes la profundización
en la estrategia de guerra de
‘primer golpe’, la garantía de acceso
a los recursos naturales, los nuevos
conflictos que surgirán a consecuencia
del calentamiento global,
y la continuación del proceso
de expansión de la Alianza.

D.: ¿Por qué hay que acudir a las
protestas en Estrasburgo y Baden-
Baden?

A.S.: La guerra de la OTAN y EE UU
en Afganistán es una misión central
para la Alianza y, sin embargo, está
siendo muy cuestionada por las opiniones
públicas europeas. La cumbre
es una oportunidad de visibilizar
el rechazo y ahondar en él. La
infraestructura y organizaciones de
guerra con base en Europa son multinacionales,
así que la protesta y la
acción debe ser en coherencia también
internacional. En este sentido
espero que Estrasburgo sea el despegue
definitivo de un movimiento
antimilitarista a escala europea que
lleva ya algunos años dando sus primeros
pasos y ha tenido ya algún
momento de visibilidad como en
marzo de 2008 en Bruselas con la
acción ‘OTAN Game Over’ en el
cuartel general de la Alianza.


JPG - 1.1 KB
 
ANDREAS SPECK.

Coreografía de la cumbre y de la resistencia

C.B.

El 3 de abril, los jefes de
estado llegarán a la cumbre
posiblemente a través
del aeropuerto de Lahr
(Alemania) y se celebrarán
comidas de trabajo en
Baden-Baden. La cumbre
propiamente dicha empezará
el 4 de abril a las
10.00 h, en el Palacio de
Congresos de Estrasburgo.

Antes, los jefes de Estado
se reunirán para el apretón
de manos simbólico en la
Passarelle, un puente de
peatones sobre el Rhin,
entre Estrasburgo y Kehl.
Una plataforma internacional
que engloba a grupos y
organizaciones pacifistas,
antimilitaristas, anarquistas
y de izquierda radical lleva
varios meses de reuniones
para acordar y preparar las
acciones de protesta. Entre
ellas están dos campamentos
que estarán abiertos
entre el 1 y el 5 abril, en
Estrasburgo (el principal,
con capacidad para 5000
personas) y Kehl, un festival
de bienvenida el 1 de
abril, días de acción directa
noviolenta descentralizada
en diferentes ejes temáticos
(seguridad internaexterna,
antimilitarismo,
inmigración, etc.), una contraconferencia
entre el 2 y
5 de abril, una manifestación
internacional el sábado
4 de abril, y una acción
de desobediencia civil
masiva de bloqueo, que
mediante sentadas intentará
cerrar todos los accesos
a la sede de la cumbre.
Grupos pacifistas y antimilitaristas
españoles como
Alternativa Antimilitarista-
MOC y la plataforma Aturem
la Guerra, de Barcelona,
participan en la
organización y acudirán a
las protestas. Desde Barcelona
están organizándose
dos autobuses para
esos días.

Tags relacionados: antimilitarismo Manifestaciones
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador