ECONOMÍA SOLIDARIA
Comercio justo y necesario

El cambio de paradigma económico
se debe a una serie
de factores que han posibilitado
el crecimiento del
comercio. La apertura de los mercados
bajo la economía del libre comercio,
la expansión de las empresas e
instituciones transnacionales, el desarrollo
de las comunicaciones y de nuevas
tecnologías han posibilitado la
imposición de un modelo excluyente
social y medioambientalmente.
Los países del Norte, moviéndose en
los esquemas de la etapa colonial,
explotan los recursos naturales y

08/06/10 · 15:25
Edición impresa

El cambio de paradigma económico
se debe a una serie
de factores que han posibilitado
el crecimiento del
comercio. La apertura de los mercados
bajo la economía del libre comercio,
la expansión de las empresas e
instituciones transnacionales, el desarrollo
de las comunicaciones y de nuevas
tecnologías han posibilitado la
imposición de un modelo excluyente
social y medioambientalmente.
Los países del Norte, moviéndose en
los esquemas de la etapa colonial,
explotan los recursos naturales y
humanos de los países del Sur, aplicando
las leyes del libre mercado
para eliminar las fronteras comerciales
pero al mismo tiempo tomando
medidas restrictivas (aranceles, cuotas
a la importación, etc. ) y cerrando
sus mercados.

Otro de los pilares de nuestra sociedad
actual es el modelo de consumo
que hemos adoptado. Basado en la
norma de “usar y tirar”, la ciudadanía
queda relegada al mero papel de consumidores,
participando de los engranajes
económicos en función de su
capacidad y actitud para consumir,
generando cada vez más situaciones
gravísimas de exclusión social.
Para hacer frente a esta serie de
problemas ecológicos y sociales es
necesario plantearse nuevos paradigmas
de funcionamiento basados
en una serie de pautas éticas. El
Comercio Justo nace entonces como
una reacción al modelo actual del
comercio internacional.

Es una apuesta por la redistribución
más equitativa de los recursos y la
renta, y busca que los beneficios queden
mayoritariamente en manos de
los productores, produciendo de ese
modo una transformación social dentro
de las economías locales como
contraposición a la expansión de los
mercados a nivel mundial y sus nefastas
consecuencias.

“El Comercio Justo es una asociación
de comercio, basada en el diálogo, la
transparencia y el respeto, que busca
una mayor equidad en el comercio
internacional. Contribuye a un desarrollo
sostenible ofreciendo mejores condiciones
comerciales y asegurando los
derechos de productores y trabajadores
marginados, especialmente en el
Sur. Las organizaciones de Comercio
Justo, respaldadas por los consumidores,
están implicadas activamente en
apoyar a los productores, sensibilizar y
desarrollar campañas para conseguir
cambios en las reglas y prácticas del
comercio internacional convencional”.

Esta clara y sintética definición del
Comercio Justo, elaborada por las
principales organizaciones internacionales
que trabajan el tema, nos coloca
ante una práctica que, desde los
años ‘60, viene desarrollándose a
nivel global y que cada vez cuenta con
más capacidad de impacto a través,
no sólo de la venta de productos, sino
de la implementación de campañas
de difusión y concienciación dirigidas
a toda la población.

Más información:

- [REAS->www.economiasolidaria.org]

Tags relacionados: Número 127
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto