Colonización o muerte en la R. D. del Congo


Los pasados 18 y 19 de diciembre
de 2005 pueden
ser fechas históricas para
la República Democrática
del Congo, pues por primera vez
los congoleños acudieron a las urnas
en una votación reconocida por
la propia sociedad civil congoleña
como transparente y que, con más

18/02/06 · 13:42


Los pasados 18 y 19 de diciembre
de 2005 pueden
ser fechas históricas para
la República Democrática
del Congo, pues por primera vez
los congoleños acudieron a las urnas
en una votación reconocida por
la propia sociedad civil congoleña
como transparente y que, con más
del 80% de los votos favorables,
aprobó una Constitución que dará
paso en unos meses a elecciones
presidenciales y locales.

Texto de los Comités de Solidaridad con África Negra (www.umoya.org)

¿Qué importancia tiene esto?Para responder a esta pregunta
conviene mirar la historia de los
últimos años.

La R. D. Congo fue invadida por
Ruanda, Uganda y Burundi en
agosto de 1998 con el apoyo militar
de EE UU y Gran Bretaña. Los soldados
invasores masacraron a la
población civil. Murieron, hasta la
fecha, unos cuatro millones de congoleños.
Se utilizó la violación a
mujeres como arma de guerra, se
construyeron cientos de fosas comunes
en donde a veces se enterraba
a personas vivas, han quedado
unos tres millones de niños huérfanos,
miles de niños han sido forzados
a convertirse en niños soldado.
Al mismo tiempo, los ejércitos atacantes
tomaban posesión de multitud
de minas, prioritariamente de
oro, diamantes y coltán con las que
financiaban su ocupación a la vez
que sus élites se enriquecían.

Para acabar con la sangría del
pueblo congoleño (en algunas etapas
morían 100.000 congoleños al
mes) desde la ONU se barajaban
dos opciones: presionar a los causantes
del genocidio y cercarles
económicamente o presionar al
Gobierno congoleño para que compartiera
el poder con los movimientos
rebeldes principales (los creados
por Uganda y Ruanda). Esta
asombrosa última opción fue la elegida
por la comunidad internacional,
firmándose en diciembre de
2002 en Pretoria unos acuerdos de
paz que dieron paso a un gobierno
de transición en el que se incluían a
Jean Pierre Bemba (líder del MLC
creado por Uganda) y a Azarías
Ruberwa (líder del RCD creado por
Ruanda), y cuya tarea principal era
preparar elecciones libres y transparentes
en un plazo de dos años
con prórroga de otro.

Al menos la guerra cesó, pero los
líderes rebeldes en el Gobierno, en
varias ocasiones han intentado el
golpe de Estado y han puesto sucesivas
trabas al proceso electoral. No
obstante saben que el pueblo congoleño
difícilmente les va a votar.
La presión internacional (especialmente
de la UE), el que Bush haya
orientado su presión militar hacia
Oriente Medio y la propia presión
del pueblo congoleño, han contenido
con alfileres la situación hasta
que estos pasados 18 y 19 de diciembre
se ha dado el primer paso,
aprobando la Constitución que dará
paso a las elecciones. Pero, ¿y si
el pueblo congoleño no vota a
Bemba o a Ruberwa, los líderes rebeldes?
¿Y si el elegido no es del
agrado de EE UU? ¿Empezará de
nuevo la guerra y volverán a morir
millones de congoleños en el silencio
o será un primer paso para su
independencia de las ambiciones
colonizadoras occidentales?

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto