Recortes en la Comunidad de Madrid
Cien empresas públicas menos en Madrid

Los consistorios no aclaran cómo afectará a las plantillas la supresión de empresas municipales en su búsqueda del equilibrio presupuestario.

16/07/13 · 8:15
Edición impresa

Este mes de junio, el Ayuntamiento de Madrid aprobaba el Plan de Reestructuración del Sector Público, que conllevará la fusión, disolución y desinversión de más de cien sociedades municipales en los próximos años. La decisión política ha sido tomada bajo la excusa de la reducción de costes y bajo el paradigma de “fijar la estabilidad presupuestaria y la eficiencia del uso de los recursos públicos”, pero el Consistorio no aclara cómo afectará dicho “reordenamiento” al empleo en las empresas afectadas. Para 2016 se pretende reducir su número un 40,9% más respecto a 2010, y un 23,5%, respecto a 2013.

Tal medida retrotrae inevitablemente al fantasma de la privatización. La estrategia de la alcaldesa madrileña, Ana Botella, supondrá la venta o arrendamiento de compañías públicas, así como la absorción de varias de ellas bajo un solo gestor, lo que abre la puerta a la entrada privada, cuya posibilidad ya ha sido reconocida por la propia regidora.

Los expertos consultados vaticinan que la medida ocasionará de manera drástica y brutal el desmantelamiento del aparato social, provocará más pérdidas de empleo y empeorará la calidad de un servicio público En algunos entes municipales se ha procedido a la destrucción de empleos privados y de interinaje, así como al traslado de profesionales a otros organismos diferentes. Ante ello, no son pocas las voces que han alertado de sus posibles efectos.
Los expertos consultados vaticinan que la medida ocasionará de manera drástica y brutal el desmantelamiento del aparato social, provocará más pérdidas de empleo y empeorará la calidad de un servicio público “que los ciudadanos han pagado con sus impuestos”, como asevera Nacho Murgui, presidente de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid.

Los efectos negativos se reflejan en numerosos ejemplos como el recorte de centros de salud o la retirada de subvenciones en las escuelas de música. Sí es verdad que los consistorios pueden mantener parte de estos servicios, pero asumiendo ellos mismos los gastos. Para Elena G.S., enfermera de uno de los siete Centros de Atención a las Drogodependencias de Madrid capital, este proyecto hará desaparecer aquellas empresas que no se sostengan financieramente por sí mismas, “sin importar los daños”.

El panorama se complica al obligar a cada una de las empresas municipales a concretar las medidas a adoptar en cumplimiento del plan, así como la gestión con los sindicatos. Hace unas semanas, el concejal de IU-Los Verdes Jorge G. Castaño preguntaba la incidencia que tendrá este Plan sobre las plantillas de las empresas municipales. Los ejemplos son variados. Uno de ellos ha sido la práctica desaparición de la sociedad Madrid Espacios y Congresos (Madridec), con su fusión en las también públicas Madrid Arte y Cultura (Macsa) y Madrid Visitors & Convention Bureau. El Gobierno regional alega la deuda de la empresa pública (estimada en unos 300 millones), pero la consecuencia es clara: más de 80 empleados a la calle y varios trasladados de puestos.

La Empresa Municipal de Vivienda (EMVS) está actualmente en liquidación por una deuda de 600 millones A Madridec pertenecen varios espacios públicos sin uso definido y con sinónimo de despilfarro como la Caja Mágica, Madrid Arena o el centro de convenciones de la Castellana. Otro ejemplo es la Empresa Mixta de Servicios Funerarios (gestora de 14 cementerios madrileños y con el 49% de su capital privado), que dejará de existir como ente municipal en 2016. Pero como elemento desequilibrante en el aspecto social, destaca el caso de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS), actualmente en liquidación por una deuda de 600 millones. La entidad se ha convertido en una inmobiliaria (planea vender 1.800 viviendas a un fondo privado) y su ERE reducirá el 90%, de la plantilla, de 342 a 38 empleados. El portavoz municipal socialista, Jaime Lissavetzky, criticó en prensa local que la deuda de la EMVS fuera una excusa para su desmantelamiento, al recalcar que su misión no era dar beneficios sino proporcionar viviendas baratas a ciudadanos con menos posibilidades.

Asimismo, el Plan podría afectar a otras sociedades como la Empresa Municipal de Transportes (EMT), con más de 200 millones de deudas e inmersa en la regularización del convenio y vendiendo unidades, al igual que sucede con Metro de Madrid. Tampoco se descarta la partición del Canal de Isabel II y de otros edificios municipales. Un alto porcentaje de las fuentes consultadas achacan los endeudamientos a la gestión de Alberto Ruiz-Gallardón.

Esta supresión del supuesto “lastre” municipal se traslada también a la Comunidad de Madrid. De toda su superficie construida (8.572.286 m²), más del 40% se destina al uso sanitario y un 30% al educativo; pero de la superficie alquilada (483.008 m²), casi el 80% se destina al uso administrativo y judicial, limitándose a Sanidad y Educación sólo el 7% y el 5% respectivamente. A fecha de enero de 2012, el ayuntamiento madrileño adeudaba más de mil millones en facturas, 80 de ellos a las propias empresas municipales. Sin embargo, el gasto social del Ayuntamiento ascendía sólo en 2013 a 450 millones de euros, mientras que sus deudas con entidades financieras y acreedores podrían superar los 8.000 millones de euros.

Estas medidas no son exclusivas de Madrid. Hace unas semanas, IU denunciaba el desmantelamiento de Limposam, encargada de la limpieza de colegios y edificios municipales de Málaga, que ha debido reducir a la mitad sus centros de trabajo por las privatizaciones iniciadas hace ocho años. Igualmente, la Justicia está investigando el plan de ajuste en los entes municipales cordobeses, que afecta, entre otras, al Instituto Municipal de Desarrollo Económico y Empleo o al de Deportes, donde se ha despedido a 25 trabajadores, así como la disolución de la empresa municipal de suelo Procórdoba. Los casos se suceden en todas las Autonomías.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto