El astillero fue cerrado en 2009 después de años de conflicto con los trabajadores
Un centenar de extrabajadores de astilleros en Gijón tienen la prejubilación retenida

Seis afectados se encadenan en el Ayuntamiento de Gijón para pedir que medie con el Gobierno autonómico en la liquidación de los pagos atrasados.

04/10/12 · 0:00
Cándido y Morala, dos históricos de las luchas sociales en Asturias, se encadenaron el miércoles en el Ayuntamiento de Gijón / ejandro Zapi

Tras años de conflicto por el mantenimiento de la carga de trabajo, el astillero de Naval Gijón cesó su actividad en 2009 con la prejubilación de la plantilla. Tres años después los trabajadores afectados han iniciado movilizaciones debido a los atrasos en el ingreso de las cantidades pactadas. 24 de ellos han dejado de percibir la mayor parte del ingreso, una situación que algunos arrastran desde hace 10 meses. Los otros 70 irán viéndose afectados según se acerquen a los 60 años.

Seis de los trabajadores afectados se encadenaron el miércoles a las escaleras de acceso al Ayuntamiento de Gijón para implicar en el trámite de los pagos atrasados al actual Gobierno municipal de Foro Asturias. Según informa Miguel Ángel Llana en la web Asturbulla, después de permanecer una hora encadenados el consistorio afirmó que mediará ante el Gobierno autonómico del PSOE, cuyo actual consejero de Economía y Empleo, Graciano Torre, es el representante autonómico en la sociedad propietaria de Naval Gijón, Pequeños Astilleros Sociedad de Reconversión (Pymar). Torre era consejero de industria del Gobierno de Asturias cuando se cerró el Astillero y se firmaron las prejubilaciones.

Entre los trabajadores encadenados se encontraban los carismáticos dirigentes sindicales Cándido González y Juan Manuel Martínez Morala, de la Corriente Sindical de Izquierdas. Ambos se convirtieron en un símbolo de las luchas sociales en la región durante la pasada década, en especial después de que en 2007 fueran condenados a tres años de carcel por cortar los cables de una cámara de seguridad, pena de la que serían indultados por el Gobierno central en 2010. Según han declarado estos sindicalistas a Asturbulla, los representantes de la empresa no han aceptado ni siquiera reunirse con los trabajadores afectados, motivo por el que continuarán las movilizaciones.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto