"REINO UNIDO// EL TESORERO DE LOS ""TORIES"" DIMITE TRAS CONOCERSE EL ESCÁNDALO DE LAS COMISIONES"
Cenas de negocios y financiación ilegal en la residencia de Cameron

Ha saltado a la prensa que el primer ministro David
Cameron acordó financiar a su partido y otros negocios
en cenas privadas en el 10 de Downing Street.

18/04/12 · 11:26
Edición impresa
JPG - 56.3 KB
CAMERON. Ha tenido que publicar el listado de empresarios con los que negoció en su casa. / Foto: The Prime Minister´s Office.

El pasado 25 de marzo el periódico
Sunday Times destapó uno de los
mayores escándalos relacionados
con la financiación de partidos políticos

de los últimos años en el Reino
Unido. Reporteros del dominical se
hicieron pasar por miembros de un
fondo de inversión y consiguieron
una reunión con Peter Cruddas, tesorero
del partido conservador del
primer ministro David Cameron, para
discutir posibles donaciones de su
compañía a la organización tory.

En el vídeo, filmado con cámara
oculta
, se observa a Cruddas recostado
sobre la silla aconsejando la cantidad
económica de la donación
necesaria para tener acceso a cenas
privadas con Cameron en el 10 de
Downing Street: “Cien de los grandes
[100.000 libras, unos 120.000 euros]
no está mal, no es premier league,
si acaso la parte baja de la tabla;
200, 250 de los grandes ya son premier
league”, para continuar sugiriendo
que, a través de las donaciones,
podrían recomendar cambios
en la política del Gobierno: “Si no estáis
contentos con algo, hacédnoslo
saber y se lo trasladaremos
al comité
de política del 10 de Downing
Street”, dijo el tesorero del Partido
Conservador.

“Acceso a los Cameron”

Cruddas aseguró también que el pago
les daría acceso directo a los
Cameron: “De hecho, algunos de
nuestros mayores donantes han
cenado con los Cameron en su apartamento
privado (…). Se abrirán
caminos para vosotros, será muy
favorable para vuestra empresa”.
Cruddas, que tan sólo llevaba en el
puesto tres semanas, tuvo que dimitir
nada más conocerse la noticia
. El
tesorero también recomendó a los
potenciales donantes económicos
que realizaran las transferencias a
través de empleados en el Reino
Unido, ya que los reporteros se declararon
de Liechtenstein, y la ley
electoral británica no permite donaciones
de empresas del extranjero.

El Gobierno ha sido duramente
criticado por la gestión de la crisis al
negarse primero a revelar los detalles
de las cenas en la residencia del
primer ministro aduciendo que correspondían
a la vida privada de los
Cameron, para después ceder a la
presión y publicar la lista de invitados
dos días después. Los asistentes
a las cenas con Cameron han donado
millones de libras al Partido
Conservador
en la última década.

Entre ellos se encontraba Ian Taylor,
dueño de la empresa de petróleo suiza
Vitol, que participó en la denominada
“célula del petróleo”, grupo
creado por el ministro de Cooperación
Internacional Alan Duncan
durante la guerra de Libia, el año pasado,
que aglutinó a miembros del
Gobierno y del servicio secreto británico,
MI6, con el objetivo de abastecer
de petróleo a los rebeldes y dificultar
la importación y exportación
de crudo por parte de Gadafi, según
publicó The Guardian
en septiembre.

Los negocios en Libia

Vitol, empresa en la que trabajó
Duncan –amigo personal de Taylor–,
recibió 300 millones de dólares en
instalaciones y fondos libios que habían
sido congelados por EE UU, según
la agencia Bloomberg.

Otro de los invitados fue Anthony
Bamford, presidente de la empresa
de equipamiento de construcción y
demolición JCB, que envió un informe
a Cameron en febrero recomendando
la bajada de los impuestos
personales y sobre corporaciones.

También participó Sir Paul Ruddock,
fundador del fondo de capital riesgo
Lansdowne Partners, muy crítico
con las regulaciones sobre el sistema
financiero y que ha venido solicitando
la bajada del 50% del IRPF sobre
las rentas altas. Las sospechas sobre
la influencia de las donaciones de las
grandes fortunas en la política del
Ejecutivo se han trasladado a la sociedad,
especialmente tras la aprobación
de los presupuestos generales
en marzo, en los que se rebajó un
50% y un 45% el IRPF sobre las rentas
altas y se disminuyeron las ventajas
fiscales a los pensionistas
, aunque
Osbourne, ministro de
Economía, trató de compensarlo estableciendo
un límite a las desgravaciones
fiscales a los más ricos.

Ningún partido se salva

Según una encuesta de YouGov, casi
el 70% de los británicos cree que los
donantes tienen una influencia significativa

sobre conservadores y laboristas.
Los resultados revelan también
un incremento de un 11%, hasta
un 60%, de la población que no confía
en la gestión económica del Ejecutivo
tras el debate presupuestario.

Los escándalos han salpicado a las
tres grandes formaciones en los últimos
años: los conservadores ahora;
los laboristas en 2006 al salir a la luz
que se otorgaban títulos honoríficos
tales como nominaciones a la
Cámara de los Lores (equivalente al
Senado) a cambio de donaciones; o
los liberales demócratas –ahora parte
del Gobierno de coalición– cuando
en 2008 se descubrió que el mayor
donante de su historia había defraudado
millones de libras a varias
fortunas haciéndose pasar por un
hombre de negocios para después
escapar y ser arrestado en enero en
la República Dominicana.

Parece ineludible que los representantes
políticos lleguen a un acuerdo sobre
la financiación de los partidos. El informe
Kelly, de 2010, ya recomendaba
que parte del dinero de los partidos provenga del
contribuyente (50
peniques anuales) y un límite máximo
a las donaciones de 10.000 libras
[12.000 euros] por año. Pero, tanto
laboristas como conservadores rechazaron
implementar las medidas
basándose en que en medio de la crisis
no podían pedir dinero a la hacienda
pública, aunque la realidad
es que esas propuestas habrían reducido
enormemente su capital.

El informe subraya la necesidad
de cambiar la percepción de que la
política depende de donaciones millonarias,
algo que corroboran las
encuestas: el 68% de los británicos
cree que la política es corrupta, y
más de la mitad considera que medidas
concretas se han intercambiado
por donaciones. El caso Cruddas
no hace sino resaltar la ironía de las
declaraciones hace dos años del
entonces candidato David Cameron,
cuyo partido cumple ahora su propia
profecía: “El próximo escándalo
será por los lobbies. Tenemos que
iluminar con la luz de la transparencia
el lobbying para limpiar la política

de aquellos que compran poder e
influencia”, dijo en febrero de 2010.

Tags relacionados: David Cameron
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

1

  • |
    anónima
    |
    19/04/2012 - 8:17am
    “Pecera” Un cortometraje dedicado a los trabajadores que se dedican a robar a otros trabajadores. *************************************************Sinopsis: Lola, la directora de una sucursal de trabajo temporal recibe una inesperada llamada a última hora de la noche. Es su “jefe de zona” y necesita urgentemente hablar con ella… Dirigido por Carlos Bouvier y protagonizado por Camila Bertone http://www.youtube.com/watch?v=V-LtlnBFRxA
  • CAMERON. Ha tenido que publicar el listado de empresarios con los que negoció en su casa. / Foto: The Prime Minister¬¥s Office.
    CAMERON. Ha tenido que publicar el listado de empresarios con los que negoció en su casa. / Foto: The Prime Minister¬¥s Office.
    separador

    Tienda El Salto