El ERE definitivo de la entidad rescatada se presenta sólo tres días después de la convocatoria
Huelga conjunta en Bankia y las cajas rescatadas

Los sindicatos convocan huelga para el 6 de febrero en Bankia y el resto de cajas nacionalizadas que recibieron el primer tramo del rescate europeo.

, Madrid
21/01/13 · 13:10
Rajoy, Durao Barroso (Comisión Europea) y Van Rompuy (Consejo Europeo), en noviembre. / La Moncloa

El Gobierno de Rajoy va cumpliendo punto por punto el Memorandum de Entendimiento (MoU) que firmó con el Eurogrupo el 20 de julio de 2012 a cambio de 100.000 millones de euros de rescate a la banca española. Según dicho contrato, Bruselas exige 10.000 despidos solamente en las cuatro antiguas cajas nacionalizadas del llamado 'Grupo 1': BFA/Bankia, NCG Banco, Catalunya Banc (antes Catalunya Caixa) y Banco de Valencia. Estos despidos se vienen a sumar a la destrucción de 35.000 empleos en el sector en tres años y medio.

Quien se haya leído la jerga de la Comisión Europea (CE) acerca de lo que llama "planes de reestructuración de los bancos españoles", se dará cuenta de que el dinero público que recibirán las entidades a través del MEDE (Mecanismo Europeo de Estabilidad) será a través de mucha ingeniería financiera, banco malo del ladrillo incluido, y a cambio de estrictas condiciones.

Los estafados por preferentes tendrán que asumir pérdidas (burden sharing), no se garantiza nada a los clientes (desahuciados, hipotecados, pymes, ahorradores…) y habrá que despedir a miles de trabajadores. "Los planes prevén salvaguardias para limitar los falseamientos de la competencia derivados de la ayuda estatal", dice el diktat de la CE de Durao Barroso y Joaquín Almunia.

Los despidos en el primer grupo de entidades rescatadas se suman a los 35.000 que ha vivido el sector en los últimos tres años

Siguiendo el calendario marcado, el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de Bankia, que afectará a 6.000 de sus 20.126 trabajadores, se negociará hasta el 9 de febrero. Ante las imposiciones de la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri, los sindicatos ya han previsto movilizaciones desde el primer día de las negociaciones, según una circular firmada por Comfia-CC OO, UGT, ACCAM, SATE, CSICA y CGT.

En concreto, los sindicatos de Bankia, Banco de Valencia y NGC Banco han convocado una huelga en el sector para el día 6. No obstante, el secretario general de la federación de servicios financieros de CC OO, José María Martínez, declaró en el diario Deia: "Bruselas marca qué hay que hacer, pero que nos dejen negociar cómo hacerlo". Además, las movilizaciones pueden llegar demasiado tarde, teniendo en cuenta que el ERE de Bankia finaliza tres días después. Por su parte, CGT plantea una Jornada de Lucha contra la Banca para la segunda mitad de enero.

Las condiciones que por el momento han trascendido del ERE de Bankia son las siguientes: despido para 4.900 empleados, a los que ofrecería una indemnización de 22 días por año trabajado y con un tope máximo de 14 mensualidades. Además, se recortarán otros mil empleos de entidades vinculadas y cien trabajadores serán cedidos a IBM.

A medida que avanzan las negociaciones, la posición de Bankia se va endureciendo, especialmente para los trabajadores que se queden. La propuesta inicial de Bankia era de una reducción salarial de hasta el 50%. De momento, Bankia no abonará la retribución variable de 2012. Si no hay acuerdos, el banco nacionalizado impondrá sus propuestas de reestructuración de plantilla.

En Banco de Valencia se prevé una reducción de plantilla de un 50%. La Caixa de toda la vida (CaixaBanc ahora) se lo quedó por un euro para recibir los 4.500 millones de euros de ayuda pública. Y detrás del 'Grupo1' va el 'Grupo 2': Caja3, Banco Mare Nostrum, Banco Ceiss y Liberbank, también con exigencias de reducciones de plantillas por parte de la Comisión Europea.

Por su parte, el Santander absorberá a Banesto y Banif, lo que supondrá el cierre de 700 sucursales y un número aún desconocido de despidos que podría alcanzar los 4.000 entre trabajadores de Banesto y Santander. Esta entidad no niega su interés por el 'rescatado' Catalunya Banc, que recibirá 9.084 millones de euros públicos. Los sindicatos de Banesto firmaron la semana pasada el protocolo laboral de la fusión tras mantener tres reuniones con el banco. CC OO y UGT aseguraron que las medidas sobre el empleo no serían "traumáticas".

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

1

  • |
    parado
    |
    22/01/2013 - 2:21pm
    Ya se que es un discurso muy utilizado últimamente como es criticar a los sindicatos CCOO y UGT, pero decir que las medidas sobre el empleo en Banesto no iban a ser traumáticas, a mi entender quiere decir que no se despedirá como en otras cajas. Es decir, que un sindicato se conforme con que las medidas no serán traumáticas, quiere decir que va a negociar a la baja, va a ver con buenos ojos que habrá despidos pero menos. Vaya tela, estos sindicatos no son tales, pues un sindicato tiene que evitar los despidos y para eso tiene que negociar con fuerza, para que la parte fuerte de las relaciones laborales, que son los empresarios, teman por sus privilegios, igual que ellos nos atemorizan con los despidos y la pérdida de derechos laborales. Es alucinante, que los mismos cuadros sindicales que han sido los culpables por inacción o por complicidad en la burbuja financiera de las cajas sigan apostando por acatar las medidas impuestas por las cajas donde estén representados y por las medidas del gobierno y la UE. No se puede permitir que los trabajadores paguen el pato de su pésima gestión, no se tiene que producir ni un solo despido, salvo la de estos cuadros, muchos de los cuales son liberados que llevan años sin pisar el curro o son directivos o jefes dentro de los mismos.<br />En definitiva, el enemigo no solo está enfrente sino junto a nosotros, y mientras sigamos sin verlo, nos seguirán tomando el pelo, y lo se por experiencia.<br />&iexcl;salud y acierto!<br />