movilizaciones: las protestas siguen aunque menos multitudinarias
Los brasileños de las favelas también existen

El pasado 24 de junio, miles de personas bajaron de las favelas a la ciudad en Río de Janeiro. Por primera vez, de forma masiva los más pobres toman las calles.

, Madrid
11/07/13 · 8:00
Edición impresa
Ocupación de la Asamblea legislativa de Belo Monte. / FOTO: Midia Ninja.

Las movilizaciones en Brasil han sorprendido al Gobierno de Dilma Rousseff y los movimientos sociales. El boom económico experimentado en el país latinoamericano no ha sido suficiente para evitar una la oleada de protestas durante el mes de junio ya calificadas como históricas.

La subida del precio del transporte y el impacto de los grandes eventos deportivos han sido el detonante no sólo para la clase media brasileña, también en las llamadas “villas miseria”, entre las personas que viven en las favelas y que representan el 6% de la población del país que, según el censo realizado por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística en el 2010, está habitado por 193 millones de personas. Las favelas, representan la vida más pobre económica y socialmente que encierra Brasil.

Eventos como el del próximo Mundial de Fútbol de 2014 harán que miles de los habitantes de estas zonas pobres sean desalojados de lo que les sirve de viviendas. Pero el hecho destacado ha sido la posibilidad que han tenido las personas de las favelas de movilizarse aprovechando la ocasión que las grandes manifestaciones les han brindado: es la primera vez en la historia que han podido descender del morro (cerro, en portugués) en donde se localizan estas construcciones sin sufrir la represión de las fuerzas de seguridad brasileñas. Las movilizaciones más representativas de gentes de las favelas en Brasil se llevaron a cabo en Sao Paulo y en Rio de Janeiro. El 24 de junio, el balance de las movilizaciones en la segunda ciudad, en concreto la que se celebró en la Favela Maré, se saldó con diez personas muertas por parte por los disparos de la policía, varios colegios cerrados por los tiroteos y el corte de luz producido por la intervención de la policía en uno de los suministradores de energía eléctrica de esta barriada pobre.

A pesar de lo sucedido, en Rocinha –situada al sur y junto a la conocida Cidade de Deus, una de las favelas más grandes de Río de Janeiro– continuó con la marcha reivindicativa hasta la casa del gobernador del Estado, situada en el barrio rico de Leblon, en donde llegaron a acampar.

El Brasil menor

Según el profesor brasileño de Teoría Política en la Universidad Federal de Río de Janeiro, y miembro de la Red Universidad Nómada, Giuseppe Cocco: “Estas movilizaciones visibilizan que hay un Brasil ‘menor’, en donde se incluyen las favelas, contra el proyecto del Brasil ‘mayor’, el de las grandes industrias automovilísticas, las del agronegocio y el de los representantes políticos”.

Para Cocco, lejos de lo que se ha dicho, en las movilizaciones “la derecha no desempeña ningún papel y no ha sido ella la que ha mandado cargar. La derecha no desempeña ningún papel en estas movilizaciones aunque hay que resaltar que ella fue la que dio la orden de cargar contra los manifestantes en el Estado de Sao Paulo, que es donde gobiernan”, apunta Cocco.

Ocupaciones en las estaciones de peaje

R.C. (Sao Paulo)

Las protestas siguen, aunque son menos numerosas. En Belo Horizonte, después de días de ocupación de la Asamblea Legislativa del Estado, los manifestantes realizaron otras ocupaciones y se llevaron a cabo más de cien intervenciones artísticas en la ciudad durante todo el día. En Sao Paulo, la población se rebeló contra los más de 250 peajes del Estado, quemando puestos para que el pasaje a las autovías sea gratuito, al menos hasta que las concesionarias reformen los peajes. Por su parte, Dilma Rousseff anunció nuevas medidas sanitaria como la contratación de médicos extranjeros --de Cuba, México, Portugal o España– para compensar la falta de profesionales en las regiones más pobres.

Tags relacionados: Brasil Número 202
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Inicie sesión para comentar